12 de agosto de 2015

El hombre que nos hablaba de basket


El 23 de agosto de 1984 fallecía en Nueva York Héctor Quiroga, el locutor deportivo de TVE, especialista en Balon-cesto, que sin duda marcó una época en aquellos años en los que transmitir un evento deportivo no era nada fácil. Quiroga puede decirse que murió con las botas puestas, pues acababa de comentar para toda España los encuentros de basket de la Olimpiada de Los Ángeles, cuando nuestra selección, al mando de Antonio Díaz Miguel y con jugadores inolvidables como Corbalán, Solozábal, Epi, Andres Jiménez, Fernando Martín, Fernando Romay, López Iturriaga, de la Cruz, ... , consiguió la medalla de plata y solamente fue superada por la imparable selección USA, en la que ya brillaban Michael Jordan, Pat Ewing y alguno más a las órdenes del inolvidable Bobby Knight. Héctor Quiroga era el indiscutible periodista del baloncesto de Televisión Española, donde trabajaba desde los años 70, con esas retransmisiones en las que nos hablaba de las hazañas del Real Madrid de Pedro Ferrandiz y Lolo Sainz, con jugadores míticos como Emiliano, Luyck, Brabender, los hermanos Ramos, Carmelo Cabrera, Rullán, ... cuando se peleaba cada año con los cocos del TSKA de Moscú, donde jugaba un tal Andreev que medía 2,15 y los dificilísimos italianos del Ignis -luego Mobil-Girgi- de Varesse, dirigidos por un sabio Aldo Ossola y con Dino Meneghin y el mejicano raga como estrellas. Quiroga era un hombre tranquilo, con más sabiduría deportiva que pasión, con una ciencia especial para transmitir un deporte tan activo como el balón-cesto sin dejar "in albis" al espectador ni agobiarlo con datos y verborrea, con ese equilibrio que solamente transmiten los mejores.

Eran tiempos de pluriempleo, y a Quiroga le tocó también intervenir en las rettransmisiones de muchos de los grandes combates de boxeo de aquellos años; así estuvo presente en los combates con los que José Legrá se proclamó campeón mundial de los pesos Pluma ante Howard Winstone y Clemente Sánchez, en los recordados enfrentamientos entre Pedro Carrasco y Mando Ramos y en los éxitos de púgiles como José Duran, Miguel Velázquez y Perico Fernández.

Héctor Quiroga murió joven, con 51 años, víctima de un cáncer contra el que lucho durante años; los telespectadores vimos como su aspecto iba perdiendo vida, como de la noche a la mañana su cara reflejaba las macas de la cruel enfermedad que supo llevar con fortaleza y ganas de vivir. Como queda dicho, estuvo al pie del cañón hasta el final y falleció tras disfrutar contándonos la mayor hazaña del baloncesto español hasta ese momento.

La facilidad de acceder a la información de internet me ha permitido descubrir facetas desconocidas de Héctor Quiroga; había nacido en La Coruña, pero su madre fue una conocida actriz argentina, Nélida Quiroga, una mujer con una personalidad llamativa que aparecía con muchísima frecuencia en los programas de teatro que por aquella época menudeaban en nuestra Televisión. Incluso el propio Héctor Quiroga hizo sus pinitos como actor, apareciendo en el reparto de la conocida serie "Diego de Acevedo", dirigida por Ricardo Blasco mediados los 60 y que encumbró al llorado Paco Valladares, incluso hay quien le vio en episodio de las "Historias para no dormir" de Chicho Ibáñez Serrador basado en el relato "El cuervo", de Edgar Allan Poe y en el reparto de su exitoso "¿Es usted el asesino?". También aparece el locutor en los repartos de alguna película, generalmente westerns de fabricación casera como "Joaquín Murrieta" (1965), dirigida por George Sherman y protagonizada por Jeffrey Hunter, Arthur Kennedy, Diana Lorys, Sara Lezana, Roberto Camardiel, Pedro Osinaga, ..., "Lucky, el intrépido" (1967), de Jesús Franco y "Comanche blanco" (1968), dirigido por José Briz Méndez y junto a Joseph Cotten, Perla Cristal, Rosssana Yani y Luis Prendes.