8 de enero de 2015

La Yihad en París


Los sucesos ocurridos ayer en la sede de la revista satírica francesa "Charlie Hebdo" son verdaderamente estremecedores; la sangre fría y la puntería y capacidad de organización demostrada por los terroristas pone los pelos de punta, más si cabe cuando uno ha visto el vídeo en el que se comprueba como uno de los atacantes remata alevosa y despiadadamente a un policía que se encuentra herido en el suelo. El peligro del fanatismo islamista se confirma como algo tan real como serio, y es lógico que los europeos estemos ahora no sólo en estado de shock, sino en situación de alarma plenamente justificada.

Parece que hay ahora quien se rasga las vestiduras, como si no hubieran habido ya otros sucesos que acreditaran que nos encontramos ante gentes dispuestas a todo y que no se paran cuando se trata de la vida de los demás. En los últimos tiempos, especialmente desde los ya lejanos atentados de las Torres Gemelas, ha desaparecido esa sensación de relativa seguridad que teníamos en Occidente, cuando vivíamos con esa sensación, por lo visto artificial y poco sólida, de tener todo bajo control y cualquier ataque de entidad casi se consideraba como simple acaso de película de aventuras. Cuando veamos en los reportajes de los telediarios escenas de destrucción, imágenes desoladas como las de Iraq o Siria, tal vez nos vendría bien plantearnos que esos mismos paisajes estremecedores los podríamos contemplar en nuestro propio entorno.

A los gobiernos corresponde trabajar para garantizar nuestra seguridad y solventar los problemas internacionales que dan lugar a todo ésto, y a los ciudadanos, rezar lo que sepamos.

11 comentarios:

quique dijo...

Lo cierto, Modestino, es que es difícil vivir sin miedo cuando unos fanáticos sin miedo a perder la vida y a quitarla surgen de cualquier punto en cualquier ciudad para actuar...cuando una simple opinión te puede poner sobre su punto de mira

Susana Moreno dijo...

Mientras haya gente que los defiende seguiremos indefensos. Un beso.

interbar dijo...

El problema es que no tiene solución, el mundo es un pañuelo y esto irá a más.

Modestino dijo...

Yo también tiendo a pensar que no hay solución ... ojalá me equivoque¡

Carmen J. dijo...

Y seguir de pie, y no agachar la cabeza, porque la razón y la civilización está de nuestro lado. Saldremos de esto, seguro.

Aprendiz dijo...

Que Europa acabará sometida al Islam yo lo veo una realidad bastante cercana. Los estamos dejando entrar en masa. Y por si fuera poco estamos metiendo la religión musulmana en los colegios. Pero no solo eso, es que nos angustiamos por lo de París y reclamamos la libertad de expresión; pero nos callamos la boca con lo que está pasando en Irak con la masacre a los cristianos, y nadie defiende la libertad de religión. Pero da igual, porque seguiremos con los brazos cruzados y dándoles alas.

Modestino dijo...

Efectivamente, lo de París no se puede limitar a un ataque a la libertad de expresión o un asesinato de periodistas, cosas que ya son graves, es algo que va más lejos.

quique dijo...

Yo también pienso que es algo que va más lejos, pero me preocupa que las medidas a tomar para blindar nuestra civilización sea a costa de sacrificar nuestra privacidad...nos quedaremos sin wasapp? En cualquier caso...si internet sirve a los terroristas, también debe de servir para localizarlos.

Modestino dijo...

Sin washapp hemos vivido años y años ...

quique dijo...

Igual que sin calefacción...

Modestino dijo...

Uff, en áfrica también escasea la calefacción ... y hasta son felices :):)