9 de septiembre de 2014

Asturianos


Ando de vacaciones, las pocas que me sobraron en julio, y no tengo ni ocasión ni mínima inspiración para hablar. Me ha pasado por la cabeza un refrán que escuché en una ocasión sobre los originarios de Asturias: "Asturiano, vano, vago y mal cristiano", y como mi experiencia es completamente distinta a lo que se afirma con este dicho, intentaré en dos líneas desagravias semejante afirmación.

He pasado en Asturias las vacaciones de verano en dos ocasiones -años 2003 y 2006-, amen de un par de viajes más por motivos profesionales, y lo que allí he vivido ha sido siempre estupendo, inolvidable.

Dicho queda, y a ver si entre todos vamos aparcando la maldita costumbre de etiquetar a las gentes de cada lugar, si aprendemos a sacar lo bueno de cada uno.

3 comentarios:

Susana Moreno dijo...

No conocía esa frase. Un beso.

Brunetti dijo...

Tampoco yo conocía ese dicho. Y me parece completamente incierto, además de injusto.

Seguro que se la inventó algún vecino (¿gallego, cántabro, leonés?). No sé por qué, los vecinos de todo pelaje y condición siempre están a la greña entre sí.

Salud!

P.D. Imagino que aprovecharás tus vacaciones para venir mañana jueves a la Diada, ¿no?.

Modestino dijo...

Sí, Brunetti, iré a la Diada a reivindicar la independencia de Almonacid de la Sierra, pueblo de mi abuelo.;););)