18 de febrero de 2014

Algo se mueve en Venezuela

 
En Venezuela llevan ya muchos años de dictadura, el sistema impuesto por el difunto Hugo Chavez no creo que pueda llamarse de otra manera y su modo de entrar a saco en el poder judicial, la propiedad privada, etc son una muestra del cariz totalitario de su mandato. Maduro ha seguido la línea de su antecesor, aunque en su caso la cosa se agrava por una evidente falta de carisma, unas formas abruptas y la agravación de la situación social: al parecer tras más de una década de chavismo el hambre y la miseria han ido a peor, por mucho que se haya vendido otra cosa.

Hace unos días tres personas murieron cuando los estudiantes de Caracas organizaron una protesta multitudinaria; el fallecimiento de estas personas parece ser que tuvo su causa en los disparos del ejército y la policía gubernativos; ya se sabe que sucesos de esta naturaleza incrementan la tensión y la incertidumbre. Para hoy, martes, uno de los más representativos líderes de la oposición, Leopoldo López, ha convocado una marcha dirigida al Ministerio de Justicia e Interior, sede donde por lo visto tiene su origen la represión habida; se espera una mayoritaria respuesta a esta convocatoria, al final de la cual López se dirigirá en solitario al edificio ministerial para entregar un documento reivindicativo.

Llama poderosamente la atención el poco eco que ha tenido la represión policial citada; así como en determinados medios aquí se monta la "parda" si algún miembro de los antidisturbios detiene a quien quema un contenedor o tira piedras, la muerte de tres personas no es al parecer acción reprochable si viene avalada por quien rige una dictadura de determinado signo.

7 comentarios:

susana dijo...

Desde luego, cuando se trata de comunismo todos callan como si fuera mejor que otras dictaduras. Es más, en algunos comentarios le llaman fascista. Qué absurdo.

Anónimo dijo...

Les deseo suerte; intentar comprender como es su dia a dia es dificil para nosotros.
Conozco la suficiente cantidad de personas que se han venido como para saber que alli las cosas no andan bien.
Si algun dia se puede me gustaria regresar. Los venezolanos son personas amables cultas y dulces en el trato y desde aquí sufren por lo que pasa allí.

Modestino dijo...

Sí, Susana, se ve que la gente olvidó a Stalin ... a no ser que aun tenga partidarios ...

Modestino dijo...

Los sudamericanos con los que uno se topa por aquí suelen ser gente encantadora.

tomae dijo...

Yo diría que algo se mueve (o no se mueve en EEUU) ese (*)"Laissez faire" que se intuye tanto en Venezuela, Bolivia, Nicaragua ..."Cubas aparte"

Dista mucho de la actitud que tenían los Norteamericanos en los años 80-90 ...

(*)Termino económico del Libre Merdado.

Un Saludo.

Modestino dijo...

Han cambiado tantas cosas y en tantos lugares ...

Alberto dijo...

Los gobiernos populistas que aparecieron a partir de 1999 en Latinoamérica han hecho mucho daño en general, y me refiero al de Chavez en Venezuela, Correa en Ecuador, Morales en Bolivia, Ortega en Nicaragua y los Kirchner en Argentina. Inicialmente cambiaron las cosas, quizás en positivo, pero inmediatamente empezaron con la retórica victimista e indigenista, que no ha servido para nada más que retroalimentarse en su populismo barato. Lo curioso es que no son dictaduras, necesitan legitimarse con elecciones periódicas y en alguna de ellas caerán, como ya tendría que haberle pasado a Maduro en Venezuela.