21 de junio de 2013

Una muerte muy sentida



El pasado martes, 19 de junio, murió inesperadamente en Roma James Gandolfini; la verdad es que el nombre no me decía mucho, entre otras razones porque llevo decenios muy al margen de las series televisivas, pero enseguida me di cuenta que se trataba de un actor muy popular y que en general la gente que conozco y que está al día de estas cosas sentía y mucho el repentino fallecimiento de este actor que había nacido hace más de 51 años en Westwood, Nueva Jersey. Sin ningún género de dudas, el 99% de la fama de Gandolfini se la debe a su papel protagonista en la serie televisiva "Los Soprano", un serial en el que el actor fallecido encarnaba al jefe de un clan mafioso de New Jersey que a la vez es padre de familia. La serie comenzó en 1999 y Gandolfini obtuvo por su trabajo en ella nada menos que tres premios "Emmy" al mejor actor de serie dramática (2000, 2001 y 2003) y un "Globo de Oro" en la misma categoría el año 2000. Si acudimos a los premios del "Sindicato de Actores", el palmarés es espectacular pues el actor se llevó cinco y obtuvo cinco nominaciones más. Acudiendo a los obituarios de los principales diarios españoles James Gandolfini es tratado como una auténtica estrella; su interpretación como Tony Soprano es considerada una de las más logradas de la historia de la televisión y se recogen afirmaciones de David Chase, el gran creador de la serie, asegurando que "Fue simplemente un genio"; "Cualquiera que le haya visto, aunque fuera en el más pequeño de sus papeles, lo sabe. Es uno de los mejores actores de todos los tiempos. Gran parte de ese genio residía en esos tristes ojos (...). No era fácil algunas veces, pero fue mi compañero, mi hermano de distintas formas que no puedo explicar ni jamás podré", concluyendo con una afirmación categórica: "Tenía un genio creativo comparable al de Mozart o al de otros personajes de la Historia que lograron ser pioneros. Cualquiera que le haya visto interpretar a Tony Soprano o algún otro papel, por pequeño que fuera, se habrá dado cuenta de que su calidad como actor no tiene parangón en este negocio, a pesar de que él se negaba a aceptarlo".

La wiki nos cuenta que "Los Soprano" abarcó un total de 6 temporadas y 86 episodios, siendo producida por HBO, Chase Films y Brad Grey Television. El rodaje de la serie se realizó entre los Silvercup Studios de Nueva York y diversos escenarios del estado de Nueva Jersey, mientars que los productores ejecutivos a lo largo de su emisión fueron Chase, Brad Grey, Robin Green, Mitchell Burgess, Ilene S. Landress, Terence Winter y Matthew Weiner. "Los Sopranop " constituyeron un auténtico boom comercial y un indiscutible éxito de crítica, siendo considerada una de las mejores series televisivas de todos los tiempos. Cabe destacar que no solamente había un guión magnífico y unas actuaciones excelentes por parte de los actores, sino que toda la producción estaba investida de una indudable calidad. Los actores que tuvieron mayor protagonismo junto a Gandolfini fueron Lorraine Bracco, Eddie Falco, Michael Imperioli, Vincent Pastore y Tony Sirico.

Pero James Gandolfini no era tampoco un cualquiera en el mundo del cine y analizando su filmografía compruebo que fue un excelente secundario en películas de cierto calado como "Una extraña entre nosotros" (1992), un curioso trabajo de Sidney Lumet que protagonizó Melannie Griffith que encarna a una joven inspectora de policía que tiene que investigar un crimen cometido en la comunidad judía de Nueva York, "Amor a quemarropa" (1993), un thriller con ciolencia y romanticismo de Tony Scott en el que coincide con un ramillete de duros contemporáneos. Christian Slatter, Cristopher Walken, Dennis Hooper, Gary Oldman, Brad Pitt y Val Kilmer, ... nada menos, además de Patricia Arquette y Samuel L. Jackson, "Angie" (1994) un drama romántico de Martha Coolidge que protagonizas Geena Davis, "Marea roja" (1995), una película de éxito comercial que dirigió Tony Scott y enfrentaba a los oscariizados Gene Hackman y Denzel Washington dentro de un submarino, "La noche cae sobre Manhattan" (1997), otra vez con Lumet y con Andy García como joven, idealista e ingenuo fiscal y Gandolfini como Joey Allegretto, un policía corrupto, "Atrapada entre dos hombres" (1997), de Nick Cassavettes con dos grandes como Sean Penn y John Travolta, "Perdita Durango" (1997) de Alex de la Iglesia, "acción civil" (1998), de Steven Zaillian, un buen thriller judicial con toques ecologistas que encabezaron John Travolta y Robert Duvall, "8mm" (1999), una película de suspense de Joel Schumacher que tuvo su publicidad y compartía cabeza de cartel con Nicholas Cage y Joaquin Phoenix, "La mexicana" (2001), una comedia romántica de Winston Baldry junto a Julie Roberts y Brad Pitt y en la que encarna a un "buscavidas" que usurpa el nombre de otro, "El hombre que nunca estuvo allí" (2001), donde trabajó con los hermanos Coen, "La última fortaleza" (2001), de Rod Lurie, donde comparte puesto estelar con Robert Redford y le corresponde el papel de un coronel que rige una prisión con puño de hierro y tremenda crueldad, "Romance & Cigarettes" (2005), una película de John Turturro en la que es protagonista absoluto, representando el drama del hombre medio cuya vida se tambalea al enamorarse de otra, un film donde también aparecen Susan Sarandon, Kate Winslet, Christopher Walken y el propio Turturro, el remake de "Pelham, 1-2-3" que en 2009 dirigió Tony Scott con Travolta y Denzel Washington encabezando el reparto, "In the loop" (2009), una película británica dirigida por Armando Ianucci y que fue candidata a múltiples premios, entre ellos al Oscar al mejor guión, "Welcome to the Rileys" (2010), otro film independiente como el anterior, esta vez de Jake Scott, "Mátalos suavemente" (2012), de Andrew Dominik y con Brad Pitt y un pequeño papel en la exitosa "La noche más oscura" (2012), de Kathryn Bigelow, nada menos que como director de la CIA.

Queda claro que James Gandolfini saltó a la fama con "Los Soprano", que tal popularidad era justificada y merecida, tanto por la calidad de la serie como por el trabajo del actor, pero también que tuvo papel importante en películas notables de los últimos30 años. Descanse en paz.

6 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Ahí va, Modestino, amigo mío, creí que estabas "descansando"!
Pero ¡cuanto me alegra encontrarte por aquí! además sin tu obituario, magnífico siempre, nadie tiene permiso para morirse.
Descanse en paz este gangster con pinta de ogro y corazón grande.
Un besazo
Asun

Modestino dijo...

Las vacaciones llegarán pronto pero no sin antes dejar constancia de mis lecturas de junio alguna de las cuales, te adelanto, te va a gustar.

Modestino dijo...

Ah, y los gánsters como Dios manda, sin ninguna duda, siempre tienen buen corazón. ;););)

Alberto dijo...

Para mi es como si hubiese fallecido alguien cercano a mí. El personaje de Tony Soprano es el mejor personaje que se ha creado para una serie de televisión y James Gandolfini lo convirtió en un ogro brutal, despiadado, y al mismo tiempo con un corazón muy grande y sobre todo con una mente tortuosa. Era un actor sobresaliente en todo, tanto en personajes principales como en los secundarios, a los que le daba una fuerza tremenda, como el matón de "Amor a quemarropa" o más recientemente, el jefe de la CIA de "La noche más oscura".

Un pedazo de actor. Jimmy, siempre me acordaré de tí.

Modestino dijo...

Es cierto que hay personas que terminamos sintiendo como cercanas aún no habiéndolas saludado nunca.

Anónimo dijo...

No me había enterado, parece que estos días estoy lejos de todo
Me pasa como a Alberto siento como si hubiera muerto alguien cercano
Como Los Soprano no hay otra