11 de junio de 2013

El "ataque" de la chica pastel


Caminaba el pasado viernes por Independencia -por mucho que algunos digan, siempre es un placer pasear por ahí- en dirección al Teatro Principal: éste ha ampliado sus prestaciones y ahora se ubica en su interior un restaurante excelente; allí había quedado a comer con un amigo. A la altura del Corte Inglés que domina la esquina del Paseo con la calle San Miguel fui abordado por una guapa joven, algo que nunca puede desagradar, por mucho que darse una vuelta por el centro neurálgico de Zaragoza suponga habitualmente tropezarse con un buen número de simpáticos y voluntariosos jóvenes que pretenden conseguir tu donativo fijo para la "Cruz Roja", "Intermón", "Médicos sin fronteras", "Aldeas infantiles" y otras entidades benéficas quienes, ademas de hacer una labor formidable, pueden terminar agobiandote. Pero en este caso el encuentro tuvo otro cariz, ya que quien reclamaba mi atención sólo quería ofrecerme algo bueno y en mi provecho; la chica iba vestida de pastel: se había encasquetado en torno al cuerpo una llamativa estructura a modo "carrocería" o similar que la convertía en una especie de mesa camilla andante. Pronto vi que se trataba de un traje de tarta o pastel y que la moza repartía una especie de tarjetas a modo de invitación. Desde luego lo más destacable de semejante aparición fue la tremenda simpatía y desparpajo de tan encantadora tarta, que no aparentaba tener vergüenza alguna de verse revestida de un disfraz realmente ostentoso y excesivo.

La "chica-pastel" me explicó que en la citada y cercana Calle San Miguel se inauguraba una pastelería bajo el atractivo nombre de "Dolce-vita" y me invitaba a que, previa presentación de la tarjeta que me entregaba, me dignara pasar en cualquier momento de ese día por el novel establecimiento para disfrutar de un "picoteo" gratuito. En ocasiones las prisas y lo reiterado de los "abordajes" pueden provocar cierta impaciencia y hasta rechazo, pero he de reconocer que la chica era tan simpática, tan resuelta y, ¿por qué no decirlo? tan guapa, que me paré gustoso a recoger la invitación en cuestión, a la vez que procuré exteriorizar mi afecto instantáneo y mi agradecimiento a su amabilidad con la mejor sonrisa que pude mostrar -aseguro aquí y ahora que fue muy sincera- y le dije con firmeza que "muchas gracias", a lo que ella me respondió en una clara incorrección gramatical con un resuelto "muchas de nadas", yerro que no me importó nada, pues me quedé reconfortado de que siga habiendo en este mundo complicado y crispado que nos toca vivir ahora personas dispuestas a hacerte feliz, a mostrarse humanas -por muy pastel que aparenten ser- y a sonreir de forma tan bonita. Aquí mi homenaje a quien supo realizar su trabajo con optimismo, eficacia y sin complejos, feliz, al menos en apariencia, de poder ofrecer algo bueno al personal. La buena cocina del "Principal" y la excesiva cola de la "Dolce-Vita" me dejaron sin hambre y sin tiempo e impidieron que utilizara la tarjeta recibida, pero los dueños de la nueva confitería pueden agradecer a su imagino que ocasional trabajadora el que desde ayer desee fervientemente el éxito de la empresa y que en mi corazón quede fijo un encuentro tan incidental como grato: ahora soy fan de la "Dolce Vita", ahora sólo queda disfrutar de sus productos.

.

11 comentarios:

veronicia dijo...

Habrá que visitar la pastelería que se anuncia como"vintage" aunque no tengo muy claro que significará...
Por cierto ya sólo por las fotos de los macarons dan ganas de comérselos y he visto en su web que hacen cupcakes y muffins, sea como sea los tengo que probar

Modestino dijo...

Imagino que lo de vintage viene por el cierto estilo antiguo y de calidad que se ha dado a la pasteleria-panaderia.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Qué post tan fresco y agradable de leer!
Si no me pillara mayorcita, en mis ratos libres no me importaría ser chica pastel...sobre todo si me topara con clientes tan amables como tú, que después me dedicaran un post!!! :-)))
Un besazo
Asun

Modestino dijo...

Lo harías muy bien Asun, sin duda¡¡¡¡. Me gustaría saber si a la chica pastel -pastel ambulante la llamaban en Facebook- le ha gustado el post ...

sunsi dijo...

Seguro que le habría gustado el post, Modestino. Y a mí hoy me hubiera venido muy bien encontrármela en Avda. Catalunya. La simpatía de la gente es el mejor antídoto para preocupaciones puntuales.

Un saludo, jurisconsulto.

La chica-pastel ;) dijo...

Gracias Modestino!!! Con tu post has ennoblecido mi trabajo y me ha sentado genial !!! …estos días no paramos con la promoción y estoy algo cansada, pero detalles como el tuyo hacen que tenga más ganas de sonreír…


Hoy me han dedicado esta canción …

Brunetti dijo...

No solo le habrá encantado tu post, Modestino, sino que se estará chupando los dedos, nunca mejor dicho.

¡Ay, cuánto laminero anda suelto por ahí!

Salud!

Brunetti dijo...

No solo le habrá encantado tu post, Modestino, sino que se estará chupando los dedos, nunca mejor dicho.

¡Ay, cuánto laminero anda suelto por ahí!

Salud!

Modestino dijo...

La Avenida Catalunya daria para un post, Sunsi ...

Modestino dijo...

Una buena pasteleria-panaderia da para mucho, Brunetti.

Modestino dijo...

Ah, y para la chica pastel: ¿escribes desde Lleida?