23 de mayo de 2013

Falleció Moustaki



Georges Moustaki falleció esta mañana en Niza a la edad de 79 años a consecuencia de la enfermedad pulmonar que hace cuatro le obligó a retirarse del mundo de la canción. Moustaki había nacido en Alejandría y su verdadero nombre era el de Giuseppe Mustacchi; el cantante asumió el nombre de Georges en honor de George Brassens, un hombre al que siempre consideró su maestro. Si tenemos en cuenta que Moustaki trabajó mucho tiempo con Edith Piaff podremos llegar a la conclusión de que el cantante fallecido se inspiró en lo mejor de la música francesa de la segunda mitad del siglo pasado. Recuerdo que la primera vez que tuve conocimiento de este artista fue en una gala internacional retransmitida en directo por TVE allá por finales de los años 60; yo estaba acostumbrado a los programas nacionales en los que aparecían Raphael, Karina, Los Brincos, ... y quienes actuaban allí no me sonaban de nada; como grandes atracciones finales aparecieron un señor muy feo de pelo y barbas enormes y una cantante de color bastante gruesa y con una voz espectacular; no recuerdo quien era ésta, pero a partir de entonces el nombre de Georges Moustaki no se borró de mi mente y con los años se convirtió en una de las voces que más me han gustado, en un personaje cuyas canciones me pongo a escuchar cuando necesito relajarme. Dicen que el inglés es la lengua de la música moderna, algo que no dudo, pero tengo bien claro que el francés es la de las canciones románticas y hermosas, algo en lo que Moustaki era verdaderamente un primer espada.

Moustaki siempre hizo honor a su aspecto bohemio y libertario; en 1951, con 17 años, se instaló en París posiblemente la ciudad más adecuada para alguien como él al que le gustaba la vida ausente de reglas y protocolos y que tenía verdadera devoción por la canción francesa. Al principio Moustaki fue más compositor que intérprete; tras beber de la fuente inagotable de Brassens, tuvo un idilio con Edith Piaff, para quien compuso bastantes temas, entre los que destaca su éxito "Milord", sin olvidar "Eden blues", "Les orgues de barbarie" o "Le gitan et la fille". La relación con la Piaff no fue exclusivamente musical, sino que ambos fueron amantes, con toda la complejidad que supone si pensamos en la especial personalidad de la cantante. Posteriormente compuso para Yves Montand, Barbara, y, especialmente, para Serge Reggiani; de esta época son algunos de sus grandes éxitos: "Sarah", "Ma Solitude", "Il est trop tard", "Ma Liberté" y "La Dame brune" que interpretó a dúo con Barbara. Hasta 1968 Moustaki vivió fundamentalmente de los derechos de autor.

En 1969 comienza una nueva época en la vida profesional de Georges Moustaki, pues fue el año en el que se lanzó definitivamente a la interpretación con una canción que es todo un himno: "Le meteque", un tema precioso, una canción inmortal que nadie puede cansarse de escuchar; se rata de un tema que nace impulsado por la filosofía surgida del mayo francés. Se trata de una canción de amor y tiene algo de autorretrato “sentimental”. recojo una explicación extraída de otro blog -"Corazón de canción"-: "La música está inspirada en los ritmos tradicionales griegos, empezando con un buzuki al que se le unen guitarras y un aro pandereta como percusión, manteniendo todos un tono sosegado que permite que la voz del cantante se despliegue con su fraseado claro. La letra es una historia en dos partes, la primera nos describe lo que ha sido su pasado, del que ni reniega ni tampoco alardea, con sus buenos momentos de placer y los malos de sufrimiento, y que demuestra que conoce lo que es la vida. Y en la segunda se lanza a declararle su amor a la que está escuchando, a la que le promete una pasión sin final en la que el interpretará el papel que ella desee.". Moustaki tiene otras composiciones preciosas: "Il y avait un jardín", "Méditerranéen", "Joseph", "Marche De Sacco Et Vanzetti", "Grand-père", "Natalia", "L'Homme Au Coeur Blesse", ... odo un elenco para disfrutar durante mucho rato.

Moustaki llegó a componer 19 álbumes. Siempre mantuvo un ideario de izquierdas y en las últimas elecciones presidenciales francesas, no dudó en apoyar la candidatura de Philippe Poutou, el líder del partido de extrema izquierda "Nuevo Partido Anticapitalista", aunque más que ideología, Moustaki afirmaba que lo que tenía eran "pulsiones y utopías", y -era un hombre inteligente- un bagaje cosmopolita que le hacía sentir alergia por cualquier forma de nacionalismo. Su patria en casi los últimos cuarenta años abarcaba unos contornos menudos, los de la Isla de Saint Louis, enclavada en mitad del Sena a su paso por París. Ahora Georges Moustaki ha pasado a la historia. descanse en paz.






7 comentarios:

Driver dijo...

Recuerdo que el profesor de francés de 2º de BUP trajo un día un tocadiscos y nos puso "Le Meteque".
Era el año 1.977, hacía muy poco del fallecimiento del general Franco y el Atlético de Madrid jugaba la Copa Intercontinental, allá los mares.

El profesor nos puso de tarea traducir la letra de la canción.

Y sin querer (aunque pienso que fue queriendo), nos hizo mover el cerebro, ejercitarlo con bellas palabras poéticas, dejar las frases abiertas para que las finalizara el lector/oyente y luego, para rematarnos del todo, nos propuso un debate sobre el contenido de la canción.

Aquel profesor lo hizo bien, me manejo en francés decentemente, y me siguen gustando las canciones poéticas.
Es más, no reniego de las ideologías de izquierda, pues aprendí en aquella época que también existe una izquierda con sentido común.

Gracias a aquel aprendizaje ahora puedo distinguir las ideologías de izquierdas que no lo tienen (el sentido común).

Pero sobre todo recuerdo el nombre del profe.

Felipe. Monsiueur Philippe.

Un francés en la Murcia de 1.977, al que nunca he olvidado.

Tintin dijo...

Felicidades retrasadas Modestino !

Soy un inconstante seguidor que ha aprendido muchas cosas sensatas a travès de tus reflexiones

Muchas gracias

Modestino dijo...

Los buenos profesores siempre dejan en el recuerdo grandes momentos.

Modestino dijo...

Gracias a ti amigo Tintín.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Buena noches Modestino! Te estoy muy agradecida porque para mí este post es muy especial y lo has escrito e ilustrado maravillosamente.
Tuve la suerte, a finales de los 70, no recuerdo el año exacto, de ver actuar a Moustaki en el histórico Teatro Olympia de Paris.
Yo, entonces, era una adolescente rebelde, que me escapé, para verle, de un Chateau al que mis padres me habían enviado para hacer un Curso de Francés.
Total, que recuerdo con emoción, además de Le meteque, haberle oído cantar Ma liberté, Ma solitude y Le facteur, esta última, la mejor para mi gusto.
La verdad es que estoy muy triste porque se me está muriendo mucha gente a quién admiré.
Nunca olvidaré, al terminar el recital, los gritos de ENCORE, ENCORE!!! que dábamos los asistentes que no queríamos marcharnos.
¡Ay!, gracias de corazón amigo mío.
¿Ves la falta que nos haces en la blogosfera!
¡Eres único!
Un beso y ¡feliz fin de semana!
Asun
PD. Mañana le dedico un post a Sunsi para animarla, si puedes dejarle un Comentario de ánimo, seguro que se alegra, como tú veas...

Modestino dijo...

Anoto el encargo Asun, un abrazo.

Anónimo dijo...

Nous voulions changer le course de l'histoire... Et tout suite - lo descubrí tarde pero fue a tiempo