18 de febrero de 2013

¿Llega la catarata?


Conocí en Tarragona a una persona bastante aficionada a los temas escatológicos; había leído mucho sobre apariciones, visiones y profecías de todo tipo y, aunque era bastante discreto y hasta tendía a hacerse el interesante limitándose a incoar sobrentendidos y sembrar alguna duda, más de una vez le escuché anunciar que nos acercábamos a "la catarata". Han pasado entre 25 y 30 años de estas advertencias, lo que me hace poner en cuarentena cualquier previsión a este respecto, además de que me parece que siempre han existido "expertos" apocalípticos que juegan con datos excesivamente generales, como los que en la década de los 80 anunciaban el inminente estallido de una guerra nuclear cuyo primer signo vendría determinado por una pretendida invasión de Yugoslavia por el ejército de la Unión Soviética ... al poco tiempo el citado país se hizo pedazos´, el Muro de Berlín se fue a pique y la Unión Soviética, con todo el telón de acero con ella, se disolvió cual azucarillo. No obstante, el Apocalipsis es un libro del Nuevo Testamento, el mensaje de Fátima merece muchísimo respeto y los actuales signos de los tiempos cabe calificarlos, cuando menos, de inquietantes.

La reciente renuncia de Benedicto XVI ha vuelto a traer a la palestra las míticas profecías de San Malaquías, un santo fraile irlandés que elaboró unas teorías que tienen a unos cuantos en jaque; según las predicciones -o cuando menos lo que de ellas se interpreta- del tal Malaquías el actual Papa es el penúltimo de la historia, por lo que, de ser ciertas, andamos a las puertas del último Santo Padre ... y por mucho que uno sea providencialista y cuente con la infinita misericordia divina, el tema no le parece baladí y la cosa no deja de producir una buena dosis de estremecimiento. A mí nunca me ha gustado hacer demasiadas elucubraciones de este tipo, tal vez porque tiendo a ser más bien "cobardón", además de que ya queda dicho que hasta ahora no he visto demasiado acierto en aquéllos a quienes en su día escuché teorizar pronósticos. Eso sí, tengo bien claro que el sistema sobre el que nos venimos sosteniendo a lo largo de la últimas generaciones se tambalea tanto que comienzo a dudar que la cosa tenga arreglo; y no cabe hablar exclusivamente, desde mi punto de vista, de una crisis de tal sistema, sino de una decadencia total de los valores, pues no hay más que ver tanto las continuos escándalos políticos y económicos que van estallando, como algunas de las reacciones a los mismos, protagonizadas por el insulto y la violencia ... Afortunadamente, al salir a la calle sigues encontrando personas de bien que consiguen que recuperes la fe en la humanidad.

En el ambiente se respira pesimismo, desánimo y tensión; no son momentos en los que resulte reconfortante realizar ningún tipo de planteamiento con respecto al futuro, por eso he hecho el propósito de no pensar más en la catarata. Si las cosas van mal, toca arrimar el hombro, quejarse lo justo, poner buena cara y tratar de hacer bien lo que te toca; y si el Papa dice que no se ve con fuerzas de asumir lo que viene -debe de ser gordo, pues- rezaremos por él, por el que ahora venga y por el resto de la gente ... que mal no nos vendrá.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, da que pensar que si en muchos siglos ningun Papa renuncio ,lo haga el actual ahora.Conviene no elucubrar mas de lo necesario ,ya que al respecto esta internet lleno.Esperemos un futuro mejor,para todos.

sunsi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
susana dijo...

Precisamente coincide con lo que dicen de que Obama sería el anticristo... Mejor no pensarlo mucho. Un beso.

Anónimo dijo...

No creo en profecías sobre el fin del mundo pero si creo hay personas que disfrutan asustando a los demás.
También creo en que todos tenemos mas o menos miedo a la muerte; como para mi la muerte es la paz eterna me preocupo por vivir.
Los que disfrutan asustando y generando miedo no me caen bien me parecen personas retorcidas y crueles.






Modestino dijo...

Internet está cargado de anuncios, profecías y toda clase de avisos de catástrofes, pero me parece que unas cuantas son mero afán de protagonismo.

Modestino dijo...

Susana, eso de identificar Obama con el anticristo es cuando menos osado, ¿no crees?. Ufff, vete a saber donde para.

Modestino dijo...

No creo que todo el que se aficiona a estas cosas lo haga por asustar al resto. Hay gente con ganas de llamar la atención, hay simples agoreros y también hay sabios que conocen bien las escrituras, la revelación, etc ... Y me pregunto yo en qué consiste la paz eterna ...

sunsi dijo...

Lo mejor... vivir al día y con lo puesto. Estas cosas a mí también me producen desasosiego.
Un saludo, Modestino.

Anónimo dijo...

La paz eterna es una petición en una oración cristiana que se llama el eterno reposo.
Dale Señor el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Descanse en paz. Amén

Con mi anterior comentario no quería ser desconsiderado y si he molestado a alguien pido disculpas.

tomae dijo...

Tengo pendiente la renovación de la póliza de un seguro de vida ...creo que paso y me voy de juerga, estoy haciendo algunas llamadas por si alguien se apunta.

Modestino dijo...

Anónimo, creo que no has sido desconsiderado en absoluto, simplemente tenía curiosidad por eso de la paz eterna, que por cierto resulta que es una oración bien bonita que conocía ... Esperemos alcanzarla todos.

Modestino dijo...

Aunque el proximo sea el último Papa, puede vivir muchos años todavía ...

Modestino dijo...

Sunsi, ante el desasosiego hay que pensar en la misericordia divina ... Dios nos ha creado imperfectos y no nos va a exigir más de lo que podemos.

Driver dijo...

Al oir la catarata
y sentir su gran bramido,
pensé que Dios Nuestro Señor,
de paseo se había ido.

Pues fue tal el miedo que sentí,
tan solo y desprotegido,
que no oré sino grité,
acobardado y confundido.

Pero escuchando con atención,
detrás de aquella tormenta,
descubrí una canción,
que hablaba de la vida eterna.

Y entonces al vencer el miedo,
al escuchar el mensaje divino,
comprendí que la catarata,
no era un castigo,
sino la gloria de mi destino.

Modestino dijo...

Una visión confiada, Driver ... como debe ser.
Nos vemos el sábado, no?

interbar dijo...

Lo que parece que se acerca es un remedo de la Revolución Gloriosa y la Primera República.

Modestino dijo...

Pues que Dios nos coja confesados.

23 F avisa ... dijo...

...He oído decir, que la estructura molecular del caracol es la más propicia para todo tipo de tempestades, hecatombes y encuentros varios.

PD.¡y no es por la cáscara!

Seguiremos informando.