4 de febrero de 2013

El reloj averiado


Encontré la frase de modo casual hace un par de días en internet y me llamó poderosamente la atención: "Incluso un reloj estropeado no lo hace todo mal: da la buena hora dos veces al día". La afirmación es, sin duda alguna, bien positiva, un ocurrente comentario que de inmediato nos mueve a pensar que nunca hemos de negarle a nadie la posibilidad de que algo de lo que lleva a cabo lo haga bien, es decir y dicho de otra manera, incluso el más villano o el más inútil de los seres humanos es capaz de ofrecer algo bueno de su interior. Y la idea llega en momento oportuno, pues ando en tiempos de esos en los que cuesta confiar en la bondad y, sobre todo, en la buena intención de mucha gente. Curiosamente, no puedo omitir la fuente, la "frasecita" la descubrí en la página de Facebook de un movimiento anarquista, un tipo de rincones que no suelo, precisamente, frecuentar.

Tal vez caemos con frecuencia en el error de etiquetar al personal, o, lo que viene a ser lo mismo, no somos capaces de evitar que a la hora de juzgar a la gente lo hagamos con ideas preconcebidas; y así a algunos les pueden predisponer contra alguien unas rastas, un pendiente, una vestimenta étnica, sus militancias o una forma concreta de expresarse, de la misma manera que "a sensu contrario" se puede mirar con encono al "pijo" de turno por un jersey color pastel, unos zapatos de marca o unos vaqueros modelo "snob americano". No es raro que se trate de rechazos frontales, de esos que tienden a radicalizarse, a convertirse en una especie de enmienda a la totalidad; y así unos y otros, recíprocamente, consideran al otro inarreglable e irredimible. Y es que puede que andemos en tierra de excesivos prejuicios, de valoraciones "a priori", de incapacidad para juzgar con sentido positivo. Así, cuando vemos un reloj averiado ya pensamos en tirarlo, nos parece un aparato inútil, un objeto que sobra ... y nos falta imaginación para darnos cuenta de que puede ser decorativo, tener valor histórico, recordarnos a una persona querida, un suceso agradable o una época añorada, ... y mil cosas más, y posiblemente, mucho más que imaginación nos falta capacidad de cariño y visión positiva de la vida.

La frase en cuestión nos puede llevar a mayores profundidades, y es que un reloj roto, de cualquier manera, es eso: un reloj que no sirve a su fin, y valorar que hasta un reloj estropeado es útil para dar bien la hora en dos ocasiones al día exige un esfuerzo: de comprensión, de renuncia a opiniones preconcebidas, de rendir la opinión ... Y eso es lo que son unas cuantas de las personas que nos encontramos por la vida: relojes rotos, porque se han dado a la droga o a la bebida, porque existen fundadas razones para incluirlos en la nómina de los sinvergüenzas, o tantas otras circunstancias: no han trabajado en exceso, el matrimonio no les ha ido bien, han terminado en la cárcel, no conocemos que se hayan portado bien con nadie, son unos psicópatas, ... Lo cierto es que a pesar de todo, hemos de saber descubrir lo bueno que queda en tanto reloj roto.


11 comentarios:

susana dijo...

A mí me gusta la frase: siempre hay un roto para un descosido. Un beso.

Modestino dijo...

Yo creo que esa frase se emplea más para definir a quién vale para varias cosas.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Modestino, tu entrada de hoy es como un bálsamo entre todo lo que está pasando! ¡No sabes cuanto te agradezco esa serenidad que transmites, esa profundidad al alcance de todos si ponemos buena voluntad! ¡Maravilloso amigo!
Un besazo
Asun

Modestino dijo...

Gracias Asun, no se sí lo que me ocurre es que en la blogosfera transmito una serenidad que no tengo en la vida real. Abrazo!

Driver dijo...

Si toda la potencia que desarrollamos en cuestiones estériles, como las relacionadas con los prejuicios, la empleáramos en analizar y sintetizar cuestiones prácticas, ¿hasta dónde llegaríamos?
...
¿Si el reloj atrasa o adelanta, cuántas veces al día da la hora exacta?
¿De qué factores depende?
¿Cuántas veces al día y a qué hora exacta están alineadas las tres agujas de la hora, los minutos y los segundos?
...
Y mucho más importante; ¿qué método analítico simplifica el cálculo de forma sencilla?
...
Y ya para nota; ¿qué consecuencias podemos sacar de los desfases temporales de un reloj, aplicados y extrapolables a otras materias no matemáticas?
...
Potencia.
Si ahay algo para lo que hemos venido a este mundo es para aprovechar la potencia que nos ha sido regalada.
Para buscar preguntas, resolver cuestiones y extrapolar conclusiones.
...
Y mientras tanto, perdemos el valioso y escaso tiempo con prejuicios.
Estériles y cobardes.

Modestino dijo...

"La potencia que nos ha sido regalada", ... me temo que a veces la malgastamos o la infrautilizamos.

Driver dijo...

Cierto.
No hay mayor ofensa al Creador que desperdiciar sus dones.
El cerebro..., deberíamos reflexionar sobre el uso que le damos a la más compleja de las herramientas que nos han regalado.
Si un simple escarabajo es capaz a base de lógica, de levantar cien veces su peso, ¿qué seríamos capaces de hacer si usáramos tan sólo una centésima parte de nuestro cerebro?
Conozco albañiles capaces de responder a las cuestiones de los relojes, sin levantar la vista de su tajo; agricultores expertos en relacionar conceptos tales como la felicidad, la fe y la eternidad; pescadores que te pueden explicar el influjo de la Luna en las mareas, sin dejar de coser sus redes.
Inteligencia en estado puro.
La prueba simple y fehaciente de la existencia de una capacidad superior, creadora y motriz.
Sin intermediarios, sin interferencias.
Directamente desde el Creador a la idea.
Simplemente espectacular y humano.

tomae dijo...

¡cojoño Driver!...acabas de cumplir tus 52 y ..¡cómo te ha crecido el cerebro! ... :)))

Perdona Modestino, cosas de hermanos ...

Driver dijo...

Tomae, ¿sabes el motivo por el cual en los Códigos Penales el asesinato de un miembro de tu familia, se considera un agravente?
Pues porque de no serlo, se produciría con más frecuencia, chico pequeño.

Perdona Modestino, cuestiones fraternales;)

Modestino dijo...

¿Incluída la suegra?

Driver dijo...

Mi experiencia jurídica es escasa.
Pero me atrevería a apuntar que en el caso de "la suegra", los Códigos Penales establecen el grado de "atenuante".
Deberíamos consultar la jurisprudencia del caso, antes de emitir un juicio apresurado; creo que se denomina como el "factor matasuegras" en círculos especializados.