19 de febrero de 2013

El oro que reluce por ahí

 
La noche del domingo tuvo lugar la gala de los premios "Goya"; tengo que comenzar admitiendo que no la vi y mi información acerca del evento viene de lo que he leído en la prensa digital y lo visto en algún que otro de esos vídeos que corren por internet. No obstante, creo poseer los datos suficientes para tener una opinión formada sobre lo que allí ocurrió, y en concreto sobre esas formas peculiares de entender la protesta que tienen determinados personajes de la farándula que permanecen tan callados cuando quienes gobiernan son unos y se apuntan al populismo y a la protesta trasnochada cuando quienes lo hacen son los otros, porque digo yo que lo de Afganistán también es una guerra, de la misma manera que no nos libramos de recortes cuando gobernaba el "equipo" anterior. La presentación corrió a cargo de Eva Hache, circunstancia definitiva para que pasara olímpicamente de tragarme la ceremonia; no dudo que sea una mujer lista, rápida y ágil, pero su estilo me parece tan basto y desagradable que prefiero optar por la lectura, que además llevo últimamente entre manos unos cuantos libros bien majos.

No voy a lanzar diatribas contra el cine español, en primer lugar porque he de admitir no haber visto ninguna de las películas que aspiraban a los diferentes premios, a la vez que estoy seguro de que en el elenco de películas, directores, actores, etc de nuestro cine hay personas muy válidas que son capaces de ofrecer productos fílmicos de calidad. Pero algunos de estos representantes del cine español parecen revestidos de una vanidad y un engreimiento tal que dan la impresión de creerse por encima del bien y del mal, de ser los adalides de la verdad, pues hablan como si la poseyeran en exclusiva. Además, no puedo dejar de observar un toque de oportunismo, como el de Candela Peña, capaz de manipular la triste muerte de su padre afirmando que murió en un Hospital sin agua ni mantas, dato por lo visto desmentido horas después por el director del centro hospitalario, además de que ahora se comenta que el óbito del progenitor de la Peña ocurrió a finales de 2011 ... o el de Maribel Verdú, quien ataviada con traje de Christian Dior recurrió al populismo para lanzar su apoyo a quienes son víctimas de los deshaucios, cuando hace menos de 3 años sacó sus buenos duros haciendo publicidad sobre pisos e hipotecas ... calificó al sistema de quebrado, injusto y obsoleto, pero bien que le vino hace un tiempo para incrementar sus ingresos ... vamos que no le va en exceso el papel de Robin Hood que aparentaba pretender. Me hace mucha gracia tanta pegatina y tanta preocupación por los desheredados de la fortuna entre trajes de modistos de primera fila, champagne francés, glamour comprado a precio de oro y aromas de perfumes de etiquetas cargadas.

Mucho más ecuánime y en su sitio estuvo el prediente de la Academia, Enrique González Macho, que no ahorró críticas, pero haciéndolas con un sentido institucional, y teniendo la valentía de afirmar que el cine no es exclusivo de "cejas", "bigotes" ni "barbas", así como considero lógico que sacara el problema de la piratería en internet. De la misma manera que también volvió a estar perfecto José Sacristán, un hombre de convencimientos bien arraigados en la izquierda, y que siempre muestra un saber estar y una elegancia de la que deberían aprender otros y otras más jóvenes. Además Sacristán tuvo la honestidad y la valentía de realizar su personal homenaje de reconocimiento a Pedro Marsó, el fallecido director que en los 70 dio la alternativa a Sacristán en películas que ahora bastantes tildarían de machistas y demás tópicos.

A los políticos de los partidos mayoritarios se les lleva tiempo echando en cara, me temo que con bastantes razones para ello, eso de que "no nos representan"; a mí desde luego, toda esta caterva de personajes sofisticados, ególatras, demagogos y oportunistas tampoco me representan, y para luchar de verdad contra esos dramas tan tristes y preocupantes que se suceden día sí, día también en nuestra sociedad prefiero buscar otras vías que las de la interpretación: que actúen mejor cuando hacen cine y dejen de hacerlo fuera de lugar y a destiempo.

10 comentarios:

sunsi dijo...

Un post tajante y oportuno ante el oportunismo de la celebración de los Goya. Yo sí la vi, aunque no toda porque al final me dormí. Los Bardem, como guardianes de la pseudocultura , eran enfocados tras la mayoría de las críticas, muy pensadas y carentes de frescura. No sé si para saber si asentían o torcían la nariz... Las alusiones al catalán... La zafiedad de Corbacho... Lo demás ya lo has mencionado tú. Esa aureola de semidioses que pretenden hacernos comulgar con ruedas de molino, como si los que no somos artistas fuéramos tontos, oscureció la finalidad del acto. Me quedo con los Goya menos lucidos y las intervenciones de los galardonados.

Un saludo, Modestino.

Modestino dijo...

Está muy bien definido lo de los Bardem como guardianes de la ortodoxia "propia"; yo veo hipocresía ... A lo mejor no soy objetivo, lo admito.

Driver dijo...

El poco contacto que he tenido con el mundo de la farándula, ha sido nefasto.
Invitado a la presentación de un libro, fuimos después a una cervecería a departir y atajar la sed que el gaznate reclamaba.
Entre los invitados estaba un editor, el cual aprovechó la ocasión para improvisar una "reunión paralela para elegidos".
Osea, que reventó el ratito de las cervezas, y el grupo de elegidos se fue a otro local tras el generoso y oneroso editor, en busca de la "caridad cultural" que un simple grupo de conocidos no podíamos ofrecer.

Me quedé solo, sin poder comentar el libro, sin poder hablar con la escritora, sin más compañía que la de mi cerveza.

Vino el camarero y trajo la cuenta.
Nadie la había pagado.
Yo le aboné mi consumición.
Y escuché al camarero que mientras me daba mis vueltas mascullada:

"Menudos golfos estos falsos artistas".

Y con la copla del camarero me quedé.
...
Te llamo esta tarde, Modestino.

susana dijo...

Sólo puedo darte un aplauso. Un beso.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Pero Modestino, eres un as del periodismo! En serio, te ahorraste el tostón "del Galón" pero lo has contado como si hubieras estado sentado en primera fila! ¿qué cosas pasan, eh? Una crítica elegante aunque acerada la tuya y merecidísima, desde luego...
Gracias y un beso afectuoso
Asun

Modestino dijo...

Je, Driver, buena explicación ... Muchos intereses creados y muy poco de L a solidaridad de la que presumen.

Modestino dijo...

Susana y Asun, gracias por leer el post con buenos ojos.

Anónimo dijo...

No voy a criticar la gala ya dijo la presentadora que con el twtter no les hacía falta ver las críticas al día siguiente las podían leer al momento.
Si los actores quieren hablar de politica que hablen total no creo que los políticos se quejen de competencia desleal, ellos se pegan la vida interpretando.

Modestino dijo...

Esta bien eso de la competencia desleal. Pero algunos actores siguieron interpretando al recoger sus premios.

Anónimo dijo...

Estan convencidos que representan la intelectualidad.Que piensan por nosotros.Y que el oficio de interpretar les otorga una especie de patina de honradez sobrevenida