27 de febrero de 2013

A vuela pluma sobre los Oscar


Teniendo en cuenta que no presencié en directo la gala de los Oscar y aún no he visto ninguna de las películas nominadas -vencedoras incluidas- resulta más bien complicado entrar en valoraciones sobre la ceremonia de este año, una noche que la mayoría calificó de más bien sosa, que tuvo la sorpresa de la presencia de Michelle Obama entregando -vía conexión desde la Casablanca- una de las estatuillas y en la que los premios parece que estuvieron más repartidos que nunca. De cualquier manera, fue una ocasión más en la que tanto los cinéfilos como los amantes de los espectáculos glamourosos pudieron disfrutar de lo lindo, sin ahorrarse, por supuesto, auténticos "despellejes" y críticas ácidas, que no deja de ser otra manera de disfrutar. La cuestión es que el pasado lunes más de uno llegó a trabajar con las sábanas pegadas a la mejilla y un sueño difícil de digerir.

La película que se ha llevado el gato al agua ha sido "Argo"; a priori parecía, y hablo de una impresión absolutamente personal, que "Lincoln", la versión de Steven Spielberg sobre el mítico presidente de los Estados Unidos durante cuyo mandato se abolió la esclavitud, tenía muchos boletos en la rifa: a mí me recordaba aquel lejano "Gandhi" de Sir Richard Attenborough que se llevó ocho estatuillas en 1982, pero queda claro que esta vez no ha tenido tanto éxito el reclamo de un personaje histórico legendario. Eso sí, como era de esperar Daniel Day Lewis no tuvo rival y se llevó en la maleta su tercer Oscar como mejor actor principal; ya dediqué un post exclusivo a este actor del que aseguran que se pasa meses encerrado para preparar cada uno de los papeles que le encomiendan. "Argo" es una película que, junto a las bondades propias que le han hecho merecedora del premio más importante, tiene según cuentan la virtud de entretener, de llevar a la pantalla un suceso real y de ofrecer acción, que no todo van a ser tesis ni teorías históricas. Ben Affleck, director del film, ya había conseguido otro Oscar junto a Matt Damon por "El indomable Will Hunting" por el mejor guión original, lo que demuestra que el chico vale, aunque también el que actuar no es lo que se le da mejor, que ya dice mi amigo Tommy que el mozo es más bien soso. La mejor actriz según la Academia fue Jennifer Lawrence por su papel de viuda neurótica en "El lado bueno de las cosas"; he de admitir que no conocía a la actriz y que repasando su currículum no he visto nada que me sonara, aunque hace un par de años ya fue nominada por "Lazos de sangre"; eso sí, la mujer pasará a la historia por el "tozolón" que se pegó la pobre no se sabe si a causa de la emoción o por ese traje próximo al "miriñaque" que se puso.

Mucho más discreto fue el traje elegido por Anne Hathaway, la formidable Fantine de "Los miserables" que se hizo con el Oscar a la mejor actriz de reparto; Hathaway ya desempeñó un papel de relieve en otra adaptación de un clásico con "La leyenda de Nicholas Nickleby" (2002), adaptación musical de la novela de Charles Dickens, siendo la actriz protagonista de películas de cierto éxito como "Brokeback Mountain" (2005), "El diablo se viste de Prada" (2006) y "La joven Jane Austen" (2007) amen de la "Alicia en el país de las maravillas" (2010) de Tim Burton, "Siempre el mismo día" (2011) o "El caballero oscuro: la leyenda renace" (2012); en 2008 también fue candidata, esta vez como actriz principal, por "La boda de Rachel". La Hathaway tenía dos rivales "expertas", pues Sally Field ya andaba en posesión dos estatuillas y Helen Hunt de una. Me pareció emotiva la forma de agradecer el Oscar de Christopher Waltz, mejor actor secundario por su trabajo en "Django desencadenado"; Waltz es un veterano actor que ha trabajado bastante y al que han tardado en reconocer méritos. El pobre Tarantino parece proscrito por la Academia, habiendo sido candidato en dos ocasiones -"Pulp fiction" (1994) y "Malditos bastardos" (2009)- y al mejor director, habiéndose debido conformar con los premios al mejor guión original en la primera y ahora con la de este año. Parece que Tarantino sigue la estela de Martin Scorsese como actor al que los "cerebros" de los Oscar quieren hacer sudar la gota gorda, ... por no hablar del pobre Di Caprio, que este año no ha tenido ni el consuelo de la nominación. Waltz tenía rivales de mucho peso: Robert de Niro -7 nominaciones y 2 Oscar-, Tommy Lee Jones -4 nominaciones y 1 Oscar-, Philip Seymour Hoffman -4 nominaciones y 1 Oscar- y Alan Arkin -4 nominaciones y 1 Oscar-, vamos que casi ha sido como ganar la Champions League frente a Barça, Manchester, Inter y Bayern Múnich.

La estatuilla a la mejor película extranjera fue para "Amor", la película francesa de Michael Haneke, un drama duro y amargo que protagonizan Jean Louis Trintignan y Emmanuelle Riva; para muchos era la mejor película y apostaban porque fuera la ganadora principal, galardón para el que también estaba nominada. Si uno comprueba que la música que aparece en el film es de Beethoven, Bach y Scubert debe presumir que verlo ha de ser una gozada, aunque el tal Haneke, que es alemán, tiene fama de dirigir películas más bien desesperanzadoras: "El castillo" (1997), "Código desconocido" (2000), "La pianista" (2001), "El tiempo del lobo" (2003), "La cinta blanca" (2009), ... por lo que cuentan todo un reflejo del cine sombrío y turbador, aunque debe de ser bueno, pues ha ganado bastantes premios en Cannes. La presencia de dos auténticas leyendas galas como Trintignan y Riva aporta interés, sin duda, a la película, que no debe de ser, en cualquier caso, lo más aconsejable para recuperar el tono.

12 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola Modestino! aunque estoy liadísima porque mi madre se ha roto un brazo, ya sabes que no me pierdo ninguna entrada tuya de cine, he abierto el correo y al dar un vistazo ¡voilà!...excelente crónica.
Mira, opinión personal, he visto Lincoln ¡y me aburrió muchísimo!a ver, tú como jurista igual la valoras pero chico, no hacen más que hablar de enmienda para aquí, enmienda para allá y los que no conocemos su Constitución a dos velas, eso sí el prota Day Lewis, inmenso, mis hijos me recomiendan encarecidamente "Argo" dicen que es entretenidísima ¡no te la pierdas que son espectadores consumados y muy exigentes!
Bueno, me voy a escribir rápidamente la entrada de mañana y me vuelvo a mis obligaciones filiales...
Un besazo
Asun
PD. NO LE HE COMENTADO ¡A NADIE MÁS! QUE CONSTE....

Modestino dijo...

El post ha salido antes de tiempo y lo devuelvo a "borrador"; mañana nos vemos de nuevo, Asun.

susana dijo...

Sólo he visto la del lado bueno y me gustó mucho la actuación de la actriz. Un beso.

casilda madrigal dijo...

Para gustos los colores , ya sabes , pero creo que Argo merece la pena es muy entretenida y además aparecen imagenes reales del secuestro que ya teniamos olvidadas y que eran con las que solian abrir los telediarios de la época, Django muy buena , muy bruta puro ritmo y acción, Amor tristisima y sinceramente aburrida , dos actores inmensos pero creo que sobrevalorada y por último el lado bueno de las cosas , estuve por salirme del cine pero estan caro que aguante eso sí con ganas de pedir que me devolvieran el dinero.
Perdona si me he excedido en la crónica .
Un saludo

Modestino dijo...

Parece que es el papel de su vida, Susana.

Modestino dijo...

Casilda, no te has excedido, es más te agradezco la opinión y la extensión.

tomae dijo...

...yo voté por Argo en cuanto la vi, cuando la vi y cuando vi algún pronóstico por aquí, creo que Veronicia lo dijo.

Y tengo al Indomable (el Will Hauting) y a La Leyenda del indomable (con R.Reford) como mis películas favoritas.

Modestino dijo...

Caramba Tomae, que tu comentario había entrado como "spam", menos mal que he arreglado el desaguisado.

En cuanto a "La leyenda del indomable" ... Paul Newman, no? ;););) ... aún recuerdo la escena de los huevos duros que parece que se los está comiendo uno.

tomae dijo...

...es verdad! perdona el gazapo, estaría pensado en Brubaker.

PD. Si arreglas éste te invito a unos huevos fritos con panceta ...

Modestino dijo...

Éste ha entrado directamente ... de cualquier manera, pedazo de plato los huevos con panceta, longaniza o chorizo ...

veronicia dijo...

He visto las películas (casi todas) y me alegro de Argo; para mi la favorita a mejor pelicula. Lincon es un producto manufacturado para recoger "oscars". El oscar a mejor actor se lo hubiera dado sin duda a Denzel Wasington por su interpretación en "El vuelo(La recomiendo) eso me decía el corazón pero la cabeza me decía que se lo darian al Lincon...
La mejor actriz totalmente merecida, la pelicula relata una historia de experiencia personal extrapolable a muchas personas (no nos quedemos solo con lo del concurso de baile) más allá nos enseña como una crisis mental por circunstancias externas se vence/sobrelleva con apoyo familiar, medicación y disciplina (correr y bailar son las que usan los protagonistas... por eso me gustó la peli)
Me alegro del vestuario de Ana Karenina pensé que lo tendría muy duro contra Lincon...
Respecto a la gala en si una pena; hablan más de "modelitos" que de cine y los comentaristas del plus no se molestaron en ver las películas!!!

veronicia dijo...

Gracias Tomae!!! ;)))