24 de julio de 2012

Adios a tres pioneros de la tele (I)


En un mes se nos han ido definitivamente tres viejos conocidos de aquellos felices años de la televisión en blanco y negro, de los estudios del Paseo de la Habana primero y de Prado del Rey después. Fueron tres personajes muy diferentes, pero cada uno de ellos triunfó en lo suyo; para quienes disfrutamos aquellos tiempos televisivos su recuerdo permanece y forman parte de las personas que nos hicieron disfrutar, frecuentemente de manera sencilla y sin excesos.

Gustavo Pérez Puig falleció en Madrid el pasado 26 de junio a la edad de 81 años; era, junto a nombres como Juan Guerrero Zamora, Pedro Amalio López, Alberto González Vergel, Domingo Almendros y Gabriel Ibáñez, entre muchos otros, uno de aquellos directores y realizadores que aparecían al final de los titulares en espacios tan señalados como "Estudio-1", "Novela", "La pequeña comedia", etc. Pérez Puig aparecía un día sí y otro también en los letreros que anunciaban esos programas de teatro en los que con muy pocos medios se sabía explotar, en el mejor sentido de la palabra, la profesionalidad y el buen hacer de los mejores actores de la época: las hermanas Gutiérrez Caba, Carlos Lemos, Ismael Merlo, María José Goyanes, Manuel Galiana, Mary Carrillo, José Bodalo, Amparo Baró, José Orjas, Pablo Sanz, Fernando Delgado, Concha Cuetos, ...

Pérez Puig destacó de manera muy especial en ese formidable espacio de teatro que fue "Estudio-1"; al fallecer se ha destacado su capacidad para dirigir con maestría a autores tan distintos como Enrique Jardiel Poncela -"Eloisa está debajo de un almendro"-, Miguel Mihura -"Tres sombreros de copa"-, Alfonso Sastre -"Escuadra hacia la muerte" y Antonio Buero Vallejo -"Diálogo secreto" "Lázaro en el laberinto" o "Música cercana" (1989)-; pero no podemos olvidar dos obras magistrales cuyo éxito televisivo se debe en buena parte al director madrileño: la versión de "Don Juan tenorio" que, con Paco Rabal y Concha Velasco como protagonistas dirigió en 1966 o su inolvidable "Doce hombres sin piedad", de Reginald Rose que en 1973 reunió a lo más dorado de los actores españoles. Otros trabajos suyos en Televisión fueron "Buenas noches, señores" (1972), con Julia Gutiérrez Caba, "La Comedia" (1983), "Ninette y un señor de Murcia" (1984), con Alfredo Landa o más recientemente "¿Se puede?" (2004), con Lina Morgan. Pero también realizó concursos -"La unión hace la fuerza" (1964), "La palabra más larga" (1966), musicales -"Gran Parada" (1959-1965), "Sábado 65" (1965), o programas de variedades -"Hoy dirige" (1961), "Teledomingo" (1964), "Club mediodía" (1967-1972) o "300 millones" (1977-1981).

Entre 1990 y 2003 fue director del Teatro Español , donde dirigió entre otras obras "Las mocedades del Cid", de Guillén de Castro; "La venganza de Don Mendo", de Pedro Muñoz Seca; "Angelina o el honor de un brigadier", de Enrique Jardiel Poncela; "Misión al pueblo desierto", de Antonio Buero Vallejo y "Cyrano de Bergerac", de Edmond Rostand. En 2008 regresó a la dirección, con un nuevo montaje de Mihura: "La decente", interpretada por Victoria Vera y Manuel Galiana, mientras dos años más tarde, produce "Vamos a contar mentiras", de Alfonso Paso, dirigida por su esposa Mara Recatero.

Pero la capacidad de Pérez Puig iba mucho más allá del teatro y los programas televisivos, así Siendo director de dramáticos de TVE realizó los cinco primeros discursos navideños del Rey, quien en la primera ocasión que se dirigió a la nación, tras fallecer Franco, al ver que Pérez Puig le sugería una repetición, el monarca le espetó: “No se preocupe, hablo muchos idiomas y todos mal. Corríjame cuantas veces sea necesario”. No fue su único contacto profesional con dirigentes políticos, ya que también fue responsable de imagen de José María Aznar y de Adolfo Suárez, su compañero de mus y entonces de partido -al parecer fue fue el CDS de Rodríguez Sahagún quien le colocó en el Teatro Español- e incluso hay quien asegura que es el inventor de la mítica frase "Puedo prometer, y prometo...".

10 comentarios:

susana dijo...

Gracias por la información. Un beso.

Tommy dijo...

Pérez Puig hizo mucho por Jardiel Poncela, a quien llegó a conocer cuando era muy joven. GRacias a él y a Mara Recatero he podido disfrutar en teatro de "Un marido de ida y vuelta", "Cuatro corazones con freno y marcha atrás" (jamás he visto a nadie interpretar a Jardiel como lo hacía Saza en esta función) y "Carlo Monte en Montecarlo".

Lo de la dirección del Teatro Español es un tema que da por sí solito para un post. Por fortuna, los sucesivos directores, fueran más de derechas o más de izquierdas, han hecho buenas cosas. La última, "Follies", que parece que va a suponer la despedida de Mario Gas al frente del Español. Uno de los mejores musicales que he visto nunca.

Modestino dijo...

Me encantaría conseguir videos de viejos "Estudios-1" de Jardiel y Mihura.

Anónimo dijo...

A Jardiel a Mihura y a Buero Vallejo teatro sin teatro que leo pero no veo.

veronicia dijo...

En mi ignorancia hasta no hace mucho tiempo pensaba que los discursos que dan los políticos y el Rey se los escribían ellos mismos.
Me caí del guindo y ya no me cuesta entender porque necesitan que alguien escriba sus ideas, sería como si creeyeran tan poco en lo que tienen que decir que necesitan autores teatrales capaces de definir el personaje con sus diálogos sus interpretaciones...

Modestino dijo...

Bueno, ésto funciona así ... a veces si se los prepararanb ellos tal vez les saldrían más naturales y hasta más auténticos.

Tommy dijo...

Bueno, Vero, acuérdate de la peli de "El discurso del Rey"; el contenido es importante pero la forma en que se dice puede no serlo menos. En cualquier caso, muy buena la anécdota que cuenta Modestino y genial la réplica del monarca.

No sé cuánto más naturales serían los discursos si los hicieran los propios políticos. De todos modos, a saber quién inventó lo de "sin acritud" o "por consiguiente" de González, lo de "España va bien" de Aznar o lo de la "alianza de civilizaciones" de Zapatero.

Modestino dijo...

En discursos se va a peor ... ya ho hay castelarinos ...

dolega dijo...

Uno de los mejores directores de este pais tanto de teatro como de televisión. La pena es que como era de derechas pues no tuvo el reconocimiento que debía de haber tenido. Pero eso suele ocurrir.
Descanse en paz

Modestino dijo...

Es cierto que a veces parece que el arte y la cultura son exclusivos de la izquierda, y no es verdad en absoluto. Aunque creo que Gustavo Pérez Puig sí tuvo al menos cierto reconocimiento.