17 de marzo de 2012

Adios a un "sinvergüenza"

Hace un par de días hablaba de Julia Gutiérrez Caba, por eso uno ha de cambiar radicalmente de chip para hacerlo de Pepe Rubio, el actor español que falleció el pasado jueves en Madrid a la edad de 80 años; Pepe Rubio triunfó durante años protagonizando la comedia de Alfonso Paso titulada "Enseñar a un sinvergüenza", y es que posiblemente éste era, en su sentido menos peyorativo, el calificativo que mejor definía el estilo artístico del actor nacido en la localidad almeriense de Lubrín. Pepe Rubio solía representar los papeles de típico solterón mujeriego, simpático y juerguista. Yo le recuerdo del célebre programa de la sobremesa "La casa de los Martínez", en el que junto a Julita Martínez, Carlos Muñoz, Florinda Chico, Rafaela Aparicio y otros desempeñaba a la perfección el rol de tío soltero que siempre esta de cachondeo. El actor tenía aspecto de "guaperas" y unos aires de bon vivant que le venían como anillo al dedo para ganarse la vida en el mundo de la farándula. Pepe Rubio, a quien hace muchísimo tiempo que había perdido de vista, presentaba siempre un aspecto joven u jovial, tanto que uno no termina de sorprenderse cuando comprueba que ya era octogenario, pues en ocasiones se vive como si la gente que conoces a través de la pantalla -grande o pequeña- o el papel "couché" siempre hubiera de tener el mismo aspecto externo.

Sin ninguna duda "Enseñar a un sinvergüenza" fue su trabajo más significativo; la obra fue estrenada el 16 de noviembre de 1967 en el Teatro Victoria de Barcelona y aguantó en los carteles la friolera de 17 años, un récord que, como señalaba El País, nadie ha conseguido superar en nuestro país, como tampoco los 10 millones de espectadores que acudieron a ver la obra, ni las 12.000 veces que llegó a representarla; el argumento no sonaba precisamente a novedoso: el juerguista y caradura Lorenzo irrumpe en la vida de Rosana, una profesora tan bella como estricta y rigurosa, alguien que nunca se permite hacer algo fuera de lugar, el encuentro cambiará las formas y actitudes de Rosana, que termina perdidamente enamorada y se ve obligada a "civilizar" a Lorenzo, una especie de "Pigmalion" en versión masculina. El papel de Rosana lo representó Nuria Torray, una excelente actriz catalana fallecida hace ocho años, figurando también en el cartel Antonio Vico, Carmen Carbonell, Charo Soriano, con los años a la Torray la sustituirían Ana María Vidal, María Garralón, Anabel Montemayor y María Rey. En 1969 Agustín Navarro dirigió la versión cinematográfica, en la que la partenaire de Pepe Rubio fue Carmen Sevilla y con un elenco de actores notable: Manuel Aleixandre, José Luis Coll, Mari Carmen Prendes, Luis Sánchez Polack "Tip" y Tina Sainz, entre otros.

El actor fallecido tiene una larga trayectoria en el cine, casi siempre como actor de reparto y en películas comerciales; de mi más tierna infancia le recuerdo en "Los Guardiamarinas", película de la que ya se habló en esta misma sede con motivo del fallecimiento de Alberto de Mendoza y en uno de esas versiones baratas de el zorro titulada "El Zorro cabalga de nuevo", una coproducción hispano-italiana en cuyo cartel vemos la presencia de gente tan ilustre como Agustín González, Jesús Puente, María José Alfonso y Sancho Gracia. Su primer trabajo en el cine fue "La casa de Troya" (1959), a las órdenes de Rafael Gil, director con el que trabajaría en "Siega verde" (1961), un drama ambientado en el Pirineo catalán y "Tú y yo somos tres" (1962), una comedia junto a Analía Gadé, Alberto de Mendoza, Manolo Gómez Bur, Ismael Merlo, Pepe Isbert, Erasmo Pascual, Matilde Muñoz Sampedro, ... casi nada. Trabajo junto a Paco Martínez Soria en "¿Qué hacemos con los hijos?" (1967), de Pedro Lazaga y "Don erre que erre" (1970), de José Luis Sáenz de Heredia, así como con Mariano Ozores en "Si fulano fuera mengano" (1971), con otro cartel que reunía a mitos del género como José Luis López Vázquez, Antonio Ozores, Florinda Chico, Gracita Morales y José Sazatornil, sin olvidar la presencia del mismísimo Peret. Otras películas donde aparece son "El señor de La Salle" (1964), "Escala en Hi-Fi" (1963), "La casa de los Martínez" (1971), "Blanca por fuera, rosa por dentro" (1972) y "n un mundo nuevo" (1972), film de Fernando García de la Vega apara mayor lucimiento de Karina, quien nos había representado el año anterior en Eurovisión con un tema así titulado.

En TVE intervino en otra serie de éxito llamada "Música y estrellas", trabajando con Marujita Díaz, si bien las últimas décadas donde centró su actividad fue en el teatro, donde no solamente intervino en comedias como comedias como "¿Dónde están mis pantalones?", "Mayores con reparos" y "Pasarse de la raya", sino que demostró su capacidad para papeles dramáticos en obras de la enjundia de "Seis personajes en busca de un autor", "El diario de Ana Frank", "La Celestina", "Los intereses creados","Don Juan Temorio", "El alcalde de Zalamea", "Medea" o "La muerte de un viajante". En 2006 realizó su último trabajo recreando su personaje de Lorenzo en "¿Qué fue del sinvergüenza?", junto a actrices como Rosa Valenty y Conchita Goyanes.

Profundizando en la vida del actor fallecido se descubre que su infancia no fue fácil, que su padre era minero y a los doce años dejó de estudiar para trabajar en una fábrica de tejidos y en una de productos químicos, que su primera oportunidad la tuvo en el Centro Católico de L‘Hospitalet de Llobregat con un papel en "El divino impaciente" de José María Pemán, que también trabajó como botones en una productora, donde conoció a Paco Rabal, que le ayudó a conseguir trabajo en la compañía estable del Teatro Español y en la reconocida compañía Lope de Vega, de José Tamayo, iniciando su andadura profesional con ellos en 1952 con el "Edipo" de Sófocles. Tuvo fama de conquistador, aunque nunca perdió su soltería, aunque dicen que estuvo a punto de casarse con María Luisa Merlo y Carmen Flores. Parecía un tipo simpático, y debía de serlo: descanse en paz.


6 comentarios:

susana dijo...

Sí que parecía una buena persona. Descanse en paz. Un beso.

Modestino dijo...

Una persona sin aristas ...

sunsi dijo...

Con mucho retraso... Le va el adjetivo como anillo al dedo. Siempre fue su papel. Descanse en paz un "sinvergüenza" que hizo las delicias en una época del cine español. Y ha fallecido también Paco Valladares... No sé si es que antes prestaba poca atención a los obituarios o muere mucha gente últimamente. También descanse en paz.

Feliz domingo, Modestino

¿Es festivo el lunes también en Aragón?...

Modestino dijo...

No, aquí no es festivo San José. Paco Valladares tendrá su post: faltaría mas!

Tommy dijo...

Cuentan que Alfonso Paso, a cuya prolifica pluma se debe el "sinverguenza", llego a tener simultaneamente hasta ocho obras suyas en la cartelera madrileña. Recuerdo el chiste de Mingote en el que el caracteristico "señor bien" de toda la vida le dice a su esposa: Que quieres para este fin de semana, cine o Alfonso Paso? Las malisimas lenguas decian que sus mejores obras las habia encontrado en el cajon del escritorio de su suegro, don Enrique Jardiel Poncela, y es que en España no perdonamos el exito...

Modestino dijo...

Hay un libro de Vizcaíno Casas titulado "Personajes de entonces" en el qué pone a Paso el sambenito de ser uno de los hombres que más habían procreado de España.