23 de diciembre de 2011

Un "pueblecito" de Huesca



Como de todos es sabido, el Gordo de la Lotería de Navidad ha bendecido la provincia de Huesca; en la localidad de Grañén se vendió la totalidad de las series del número 58.268, una cifra que partir de ahora será casi un amuleto para un buen número de personas a las que la suerte ha beneficiado en medio de una temporada difícil y complicada. He sido testigo de como la noticia colocaba en una nube a unas cuantas personas, y bien que me alegra que a la gente de bien les visite la fortuna al menos una vez en la vida. Huesca y provincia se convirtieron en una fiesta y la brillantez de las mejores sonrisas protagonizaba los rostros incluso de quienes no habíamos comprado el número mágico. En mis manos había un décimo comprado en Grañén, pero el número difería completamente del afortunado, otro año será.

Y, como ocurre siempre, el acontecimiento del gran premio ha convertido en protagonista a un lugar que hasta ahora casi nadie conocía en España, Grañén, una localidad de algo más de 2000 habitantes ubicada cerca de la carretera que va de Huesca a Fraga. Eso sí, una vez más ha quedado demostrada la ignorancia de algunos medios, pues en la edición digital de un diario de ámbito nacional se decía ayer por la tarde que el gordo había caído en un "pueblecito de la provincia de Huesca", como si Grañén fuera un villorrio aislado, sin luz ni agua caliente y casi a punto de la desaparición como lugar habitado. Evidentemente no estamos ante una villa grandiosa de tamaño, pero que nadie olvide que el pueblo donde ha caído el gordo es ciudad puntera de la Comarca de Los Monegros, que abarca municipalmente a otras localidades como Curbe, Montesusin, Fraella y Callen, con una iglesia dedicada a Santiago Apóstol construida en el siglo XVI y de estilo gótico-renacentista, con una zona moderna, estación de ferrocarril y los restos de un castillo. Y por supuesto, con todos los servicios y comodidades que exigen los tiempos que corren.

El que la suerte haya caído esta vez en Grañén cabe también considerarlo como un homenaje del destino a la dureza de una tierra como los Monegros, surcada por el trabajo constante, duro y poco agradecido de hombres y mujeres que saben poco de descansos, vacaciones y holganzas, a ese paisaje árido y agreste, a esa auténtica representación del polvo, niebla, viento y sol que tan bien supo describir y entender Labordeta. Nunca he pisado Grañén, ha sido sitio de paso, aunque en mi corazón hay un rincón para el lugar de origen de alguien a quien siempre he admirado en silencio, una de esas personas cuya sonrisa te hace agradecer seguir vivo, con una mirada que te hace pensar que de ella te puedes fiar, porque sabes que esos ojos no te van a engañar. En cuanto escuché el nombre de Grañén como noticia del día su nombre me vino a la cabeza, y es que la suerte que cada 22 de diciembre proclaman los niños del Colegio de San Ildefonso aseguraría que ha llegado hasta la cabecera de Los Monegros, en buena parte, atraída por un carácter que conquista.




15 comentarios:

paterfamilias dijo...

Y yo que pensaba que te había tocado. Ayyyy, Los Monegros, ¡qué recuerdos!

Por cierto, estaba convencido que la capital de la comarce era Sariñena

Modestino dijo...

Me equivoqué y efectivamente la capital es Sariñena, rectificado queda.

Pilar Lachén dijo...

Por lo menos sirve para que se sepa que Huesca está en el mapa de España. (Casi no se nota que soy fata....)

Modestino dijo...

Yo creo que Huesca etá bien considerada, el Pirineo Aragonés no es moco de pavo: Ordesa, Sallent, Pantiocsa, Formigal, el Valle de Tena, Benasque, Cerler, Pineta, Ainsa, Alquezar, Roda de Isábena, ... tela¡¡¡¡

Tommy dijo...

¿Y que hay de Tardienta, también bendecida (indirectamente) por la fortuna en el sorteo de ayer? Muchísimos españoles sólo la conocerán porque es parada del AVE Madrid-Huesca; así lo anuncian, por ejemplo, en la megafonía de la estación de Puerta de Atocha. Seguro que los innumerables viajeros que pasan por allí y oyen los altavoces piensan que es una población tan importante como Guadalajara o Calatayud, en las que también para el AVE. En cualquier caso, enhorabuena a los premiados, incluyendo a una persona muy cercana, profesionalmente hablando, a nuestro gran Modestino.

Modestino dijo...

Tardienta es famosa ferroviariamente hablando desde mucho antes del AVE; por esos caprichos de la vida su estación fue siempre mucho más de paso que la de Huesca.
Y dicen que se come bien allí. Sin olvidar el dicho: "En Tardienta con un huevo almuerzan treinta".

Pilar Lachén dijo...

A eso me refería Modestino, a que Huesca es algo más que las pistas de esquí y el Pirineo

Modestino dijo...

Por supuesto, pero quienes va a las pistas frecuentemente pasan por Huesca: la Catedral, San Pedro el Viejo, ... aquí también hay cosas. Pero el Piri es el Piri.

susana dijo...

Gracias por la información sobre el pueblo. Siento que no te tocara nada. Un beso.

Anónimo dijo...

Yo me alegro que le haya caido a gente en paro ,y que no le sobra.
Me ha hecho gracia una afortunada que decia que se iba a ir a Bali,pero sola.

BANDO dijo...

Debido al repentino aumento del *RD per cápita en el municipio de Griñan (Hoscense)El Exmo. Ayto. Del Idem Avisa y Reclama que sería útil contratar los servicios de un Taxista adicional para los múltiples trayectos de cuantos hogareños y visitantes para estos estos días...

Sr. Modestino, si tiene información al respecto de un buen y pericioso conductor (Driver en inglés)

Se le gratificará...

*RD: Renta Disponible después de impuestos.

Elena Nito dijo...

Love this song, Modestino! Impactante también la versión de Meryl Streep cantándole a "James Bond" en la peli Mama Mía.

¿No iban a hacer un Casino en los Monegros? ¿O era un parque temático? ¡Hagan juego Señores!

Feliz Navidad Modestino y los mejores deseos para el 2012, extensivos a todos los lectores y habituales de tu Blog.

Un abrazo!

Modestino dijo...

Es una de mis canciones favoritas. Se iba a hacer un gran complejo llamado "Gran Scala", proyecto que parecía abandonado y vete a saber ahora.
Feliz Navidad!

Brunetti dijo...

Decir esto es una obviedad, pero ¡qué azarosa es la vida, amigo Modestino!

Esta mañana me ha llamado un buen cliente a quien ayudé hace unos años a divorciarse. Hallándonos en Navidad, pensé que tendría algún problema con su exesposa en relación al régimen de visitas de su niña, algo muy común cuando se acercan las vacaciones. Pero nada más lejos de la realidad.

Resulta que él trabaja de transportista con un camión y, hace unas semanas, camino del País Vasco, paró en Huesca a repostar y tomar un café. En concreto, en una gasolinera que he creído ubicar cerca del hotel "Montearagón", aunque no podría jurarlo.

Ese día compró allí un décimo y ayer por la tarde, al llegar a su casa, comprobó que era uno de los agraciados con el "Gordo". Mientras me lo contaba, el chaval estaba llorando.

Aunque podría parecer que decir esto es muy manido, puedo afirmar que es una excelente persona, de esas a las que te encanta encontrarte por ahí y saber que le van bien las cosas.

Tan buena gente es, que me ha prometido que a comienzos de año pasará por mi despacho para agasajarme con algún detalle.

Tenía que contarlo.

Huesca, por unas cosas o por otras, siempre en mi corazón.

Felices Pascuas a tod@s.

Modestino dijo...

Parte del gordo se repartió en una especie de restaurante llamado "Esperanza" ubicado junto al Hotel Mondragón; algunos sábados he almorzado allí, pero hace tiempo que no voy, maldita sea!.