6 de diciembre de 2011

Leña del árbol caído



José Luis Rodríguez Zapatero ya ha engrosado la historia de España y forma parte del pasado; el presente tiene otros protagonistas y el tiempo dirá si su acierto es mayor o menor que el del leonés. No es momento de llegar a conclusiones sobre su papel durante estos siete años y medio que ha dirigido los intereses españoles, y es que las valoraciones es mejor hacerlas fríamente y transcurrido un cierto tiempo, además de que los problemas presentes son lo suficientemente graves y urgentes como para entretenernos juzgando a la gente.

Pero no puedo evitar entrar en consideraciones acerca de la actitud maqntenida por el diario "El País" a partir del momento en que fueron conocidos los resultados de las últimas elecciones generales y quedó consumada la anunciada debacle socialista, la mayor en la reciente historia electoral del PSOE. En su editorial del martes siguiente a los comicios el diario de PRISA hizo el alegato más duro que se recuerda en relación al que aún es en funciones Presidente del Gobierno español; el líder de ventas de los periódicos españoles destrozó literalmente al todavía presidente, utilizando unos calificativos de una dureza tremenda.

Estamos evidentemente en un país libre y existe por supuesto la libertad de expresión, pero resulta sorprendente que ese ensañamiento venga de quienes durante años han estado alentando, defendiendo y justificando contra viento y marea al líder socialista, quienes ni han regateado elogios cuando los merecía y cuando no, ni han ahorrado descalificaciones sin límite a sus rivales políticos ni han dejado ni un sólo instante de jalear reformas, ocultar problemas y hacer encaje de bolillos para que todo cuadrara siempre en la misma dirección. En fin que tengo la impresión de que ni en su momento fueron imparciales ni ahora han actuado con coherencia y lealtad.




14 comentarios:

Pilar Lachén dijo...

Sinceramente Modestino no me sorprende. Me has recordado una canción que dice: "La gente tira a matar cuando volamos muy bajo"; así ocurre con todos en la sociedad que hemos creado.

Modestino dijo...

Si te fijas es la canción que he puesto en la parte baja del post: hemos tenido pensamientos paralelos, ;)
Fundamentalmente me llaman la atención los bandazos de la prensa, como te hunden con la misma intensidad y rapidez con que te han elevado a las alturas.

Maireen dijo...

No me refiero a la actitud de El País, pero no estoy de acuerdo con lo que dices de que no es el momento de juzgar ciertas trayectorias y ciertos comportamientos. No sólo es el momento, sino que lo es desde hace años, en el mismo instante en que se llevaban a cabo las maniobras por las que un payaso ignorante e inepto destrozaba un país. Hay cosas que desde antes de llevarse a cabo ya dejan claras cuáles van a ser sus efectos. Si no tuviéramos esa capacidad de adelantarnos a ciertos acontecimientos ya habríamos desaparecido hace miles de años.

Por otra parte, el supuesto árbol caído no se siente caído. Se siente un mártir. Pero un mártir muy soberbio. Sigue creyéndose un visionario injustamente tratado por una gente muy mala que no sabe apreciarlo en su justa medida.

Lo siento, pero no puedo sentir ninguna lástima por ese individuo, y sólo deseo que sea consciente del daño que ha hecho.

ana dijo...

No puedo hacer una crítica del trato que ha tenido Zapatero por parte del periódico El País, no soy asidua lectora de ningún periódico, leo a saltos y de todo un poco. Sin embargo a raíz de tu entrada, me vienen varias cuestiones a la cabeza:

¿Qué es actuar con lealtad, y con honestidad?

¿No juzgar a los del propio cuando con evidencia han sido unos irresponsables?

¿Callar sin más cuando los tuyos se están pasando 25 pueblos y mirar para otro lado?

¿No rconocer ante los demás los errores de los nuestros aunque dichos dislates los tengamos en las narices?

¿Es eso ser honesto?

¿Por qué habría un periódico de silenciar una mala gestión por mucho que su tendencia e ideales sean los mismos que los del irresponsable gobierno?

Si El País ha sido capaz de hacer una crítica de quien se supone tiene los mismos valores, no me queda más que reconocer su honestidad. Otra cosa es saber qué es lo que hay detrás de semejante crítica.

Respecto a Zapatero, no creo que se esté haciendo leña del árbol caído. Este señor ha tenido una responsabilidad enorme ante los hechos que nos acontecen, y desgraciadamente las consecuencias de su irresponsabilidad no las padece él, las estamos asumiendo los demás.

Me uno plenamente al comentario de Maireen. Especialmente sobre aquello de que el supuesto árbol caído no se siente caído. Se siente un mártir. Pero un mártir muy soberbio. Sigue creyéndose un visionario injustamente tratado por una gente muy mala que no sabe apreciarlo en su justa medida.

Y tampoco siento lástima.

Modestino dijo...

Estoy completamente de acuerdo con la valoración que hacéis de Rodríguez Zapatero, en mi opinión ha destrozado el país, mucho más allá de la cuestión económica.
Lo que he querido criticar de El País es que solamente ha comenzado esa crítica cuando la caída de Zp era ya evidente y se ha pasado casi dos legislaturas dorandole la píldora: primero le hace la rosca y luego le hace la cama.
Mi post no quiso ser una defensa de Zapatero sino una crítica al periódico en cuestión.

Modestino dijo...

Y en cuanto a si es o no el momento, tus razonamientos Maireen he de reconocer que son muy sólidos, pero a lo mejor es hora de trabajar más que de demoler a nadie.
Y quienes me conocen bien seguro que tienen muy claro cual es mi opinión de este señor y de su política.

veronicia dijo...

Para mi el grupo PRISA es fiel a su interés, ganar dinero; lo ha demostrado siempre y lo demuestra ahora.
¿Quien le da la pasta a ese grupo, el gobierno, los bancos... ? El mayor accionista de éste grupo es Liberty Acquisition Holding, y no son una ONG...

Modestino dijo...

Huy, Veronicia, de estas cosas ando pez: veo que estás enterada.
Imagino que también tendrá algo que ver la apuesta de Zp por el grupo de Roures -La Sexta, Público, ...-

Maireen dijo...

Comprendí tu intención desde el principio. Y a eso no tenía nada que decir. Estoy de acuerdo contigo.

Ana, la cuestión es que El País le ha dado la razón y ha mentido a sus lectores, como en el caso de la negociación y la tregua de ETA después del atentado de Barajas. Y ahora quieren limpiar su pasado de esta forma, y eso es cierto que no es honesto.

Driver dijo...

Cuando yo fallo en mi trabajo, sufro consecuencias de todo tipo: económicas, morales y anímicas.

Lo que ha hecho este Señor, las críticas que reciba o los halagos que recoja, me importan un pito.

Él ha jugado en una liga, donde si te entran con los tacos por delante, no pasa nada.

Nosotros, los ciudadanos de a pie, jugamos en una liga donde sufrimos las consecuencias de lo público, hasta decir basta.

La dignidad descansa en nuestra mirada ante las dificultades que nos acechan.

Si alguien pasa a la Historia, seremos nosotros, los mindunguis de siempre.

Apaleados, crispados, enojados, empobrecidos y desarmados.

Pero con la dignidad limpia.

ana dijo...

Maireen, efectivamente, el problema es saber qué intereses hay para empezar con la crítica a estas alturas.

Lo has dicho muy claro, Maireen.

Efectivamente, lo patético es callar cuando hay muchas cosas que decir, y decirlas a tiempo. En esas el periódico ha patinado, sus críticas llegan un poco tarde.

Maireen, te has explicado muy bien. Sería bueno saber qué es lo que hay detrás, no sé si sólo será simple vergüenza por parte del periódico, no es tan fácil lavar la imagen que se ha estado dando durante años...

Modestino, aclarada tu postura, sigo diciendo que este señor tiene mucha responsabilidad, que no se puede ir de rositas, y que eso no impedirá trabajar para salir de la que estamos. De hecho, muchos yaa hemos empezado a hacerlo, cosa que la clase política aún ni se ha planteado... con los suelditos tan bien blindados que tienen.

En fin...

Saludos!

Modestino dijo...

Es cierto que convendría que nuestros políticos tuvieran algún gesto en el sentido de ser los primeros que se aprietan el cinturón.
En cuanto a que Zapatero se vaya de rositas, de hecho por mucho disimulo que ejercite creo que su desprestigio en la sociedad española es bastante amplio, incluso entre los suyos.

Armando Sáinz dijo...

Es que no hay otra que apretar los dientes y puños y remar todos en una misma dirección. Lo demás es una "macropolítica basura".

Modestino dijo...

Sí, apretar los dientes ... yo llevo dos legislaturas apretándolos ... ;)