16 de diciembre de 2011

Ha muerto Alberto de Mendoza

El actor argentino Alberto de Mendoza falleció el pasado lunes en Madrid a la edad de 88 años; Mendoza llevaba tiempo hospitalizado como consecuencia de una insuficiencia renal y al final su cuerpo acabó diciendo "¡basta!". Alberto de Mendoza ha estado al pie del cañón hasta el final, pues este mismo año se había estrenado su última película, "La mala verdad", en la que interpretaba a un viejo abuelo machista y por la que había recibido un premio en el último Festival de Cine de Málaga. El actor, nacido en Argentina pero de origen español, no era demasiado conocido por el público español en general, pues sus actuaciones en Televisión Española fueron contadas, algo que contrasta con las más de 150 películas en las que intervino. Como señalan los teletipos que se hacen eco de su muerte, actuó junto a actores del fuste de Alberto Closas, Olga Zubarry, Delia Garcés, Ernesto Bianco, Jack Palance, Telly Savalas, Irene Papas y Peter Cushing, sin olvidar sus momentos estelares como galán en el cine español de los años 60 junto a Carmen Sevilla y Sara Montiel, dos de las estrellas más rutilantes de la pantalla nacional de aquella época.

Mis primeros recuerdos de Alberto de Mendoza se remontan a dos películas que vi a finales de los 60; la primera de ellas era "Los guardamarinas" (1967), un film de Pedro Lazaga al que se dio gran cobertura publicitaria en la televisión de entonces y en el que compartía cartel con "clásicos" del momento como Julia Gutiérrez Caba, José Luis López Vázquez, Pepe Rubio y Alfredo Landa; "Los guardiamarinas" constituía toda una exaltación de la marina española. La otra película que también vi por entonces, anterior en el tiempo a aquélla, fue "Secuestro en la ciudad" (1965), de Luis María Delgado, en la que Mendoza encarnaba al típico "perdedor" arruinado que decide secuestrar a la hija de un rico industrial, un film en blanco y negro en el que aparecían otros nombres ilustres: Agustín González, Erasmo Pascual, José Marco Davo y Julieta Serrano. Esta última película la vi en el Colegio de "La Enseñanza" de la calle Bilbao, y me queda el recuerdo de que la proyección se cortó en el momento del desenlace, no se si por fallo técnico o porque la buenas monjas pensaron que no era adecuado para menores.

Pero no parece que las películas citadas fueran las mejores de este actor tan fecundo; en concreto hay dos ya antiguos films argentinos por las que Mendoza fue galardonado con dos Cóndor de Plata al mejor actor: "El Jefe" (1958), de Fernando Ayala, que narra la historia de una banda de delincuentes juveniles de poca monta, que encuentran en su "jefe" a aquel capaz de resolver sus problemas y hacer realidad sus deseos, ... hasta que éste les traiciona y "El infierno tan temido" (1980), de Raúl de la Torre, un drama tremendo sobre la desesperación de un marido que recibe de su mujer fotos de ésta con otros hombres. También es interesante su papel en "Manos torpes" (1969), una película española dirigida por Rafael Moreno Marchent en la que borda el papel de un cazarecompensas lleno de ambición y codicia y trabaja junto al malogrado actor alemán Peter Lee Lawrence y Pilar Velázquez, una actriz bellísima que gozó de cierta fama en esa época y estuvo casada con el ya fallecido cantante catalán Miguel Gallardo; el film cabe enmarcarlo en el subgénero del "spaghetti western" y la banda sonora de la película es obra del compositor aragonés Antón García Abril, habiendo sido un éxito de taquilla en nuestro país al tiempo de su estreno, llegando a recaudar la cantidad de 128.679,32 €.

Otras películas de Alberto de Mendoza que cabe citar son "El retrato" (1947), de Carlos Schlieper, "Marihuana" (1950), de León Klimovsky, "la calle del pecado", de Ernesto Arancibia, "Chantaje a un torero" (1963), de Rafael Gil, "Volver a vivir" (1968), de Mario Camus, "Zorrita Martínez" (1975), de Vicente Escrivá, "El hombre que supo amar" (1978), de Miguel Picazo y "Manaos" (1980), de Alberto Vázquez Figueroa. Tampoco puedo dejar de mencionar una versión de Peter Collinson del clásico de Agatha Christie "Diez negritos", en el que compartía cartelera con Oliver Reed, Elke Sommer, Richard Attenborough, Herbert Lom, Charles Aznavour y Teresa Gimpera, entre otros. No obstante, el actor fallecido destacó también en la televisión argentina, especialmente con el serial "El Rafa", una telenovela con la que batió records de audiencia en su país en los años 80. En Argentina también hizo teatro, interviniendo en obras como "Panorama desde el puente", "Filomena Marturano", "Don Fausto", "Un tranvía llamado deseo", "Engañemos a mi mujer", que representó en Tucumán; "Violines y trompetas", "Tovarich" y "Las últimas lunas", entre otras.

El último gran trabajo del actor fue posiblemente "Tapas" (2005), una magnífica película de José Corbacho y Juan Cruz que entrelaza cinco historias ambientadas en un barrio de trabajadores de una gran ciudad y en la que Mendoza borda el papel de viejo propietario de un bar. A pesar de su edad, el actor tenía planes para seguir trabajando, preparando su trabajo en una versión de "Las brujas de Salem" que se iba a realizar en 13 capítulos. Un ejemplo de artista que murió con las botas puestas. Dejo una entrevista publicada hace unos años en el diario argentino "Clarín" toda llena de la verborrea propia del lugar.




9 comentarios:

juan andrés estrelles dijo...

Enhorabuena un gran post. He de reconocer que al empezar a leer no me sonaba de nada este actor. Pero con este detallado y sin duda merecido tributo que le rindes has conseguido despertar mi curiosidad. Sobre la intensa y fructífera trayectoria de quien por como lo describes. Era uno de esos actores de raza. Lo dicho un merecido reconocimiento.

Modestino dijo...

Posiblemente sea lo que mejor define a Alberto de MEndoza: un actor de raza, alguien incombustible, que siempre estuvo allí.

veronicia dijo...

Impresionante recordatorio.
Tampoco a mi me sonaba... hasta que mencionaste "Tapas" entonces lo recordé perfectamente aunque hace años que vi la película, la historia de de dos de los protagonistas Conchi y Mariano (Maria Galiana y Alberto de Mendoza) es impresionante y dura sin caer en la sensibleria...

Modestino dijo...

"Tapas" es una peli que habrá que plantearse ver ...

Lilandra dijo...

Si,esta bien la peli de Tapas.Pero quiza ,es de esas peliculas ,que hay que verlas cuando se estrenan.Por que el paso del tiempo no se que tal lo llevaran.

Maireen dijo...

A mí me parecía guapísimo, más o menos en la época de la primera foto del post.

Modestino dijo...

Alberto de Mendoza era un galán en toda la regla.
Es completamente cierto que hay películas que resisten el paso del tiempo mejor que otras.

David dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Modestino dijo...

Seguro que tendrás más de una anécdota interesante. Un saludo, David.