29 de agosto de 2011

Una fábula política





Acceso no autorizado
Belén Gopegui
Mondadori. Barcelona (2011)
316 páginas





Resumen: Acceso no autorizado arranca con dos historias en paralelo. Por un lado, un hacker es contratado por una empresa para que piratee el sistema informático de la compañía donde trabaja. Por el otro, una historia de insólita confianza entre una vicepresidenta y un pirata informático que se cuela en su ordenador y asegura querer ayudarla. A partir de aquí, Gopegui crea una ficción de lectura veloz, que reflexiona sobre las distintas formas de violencia que el poder desarrolla en la pirámide social.


Había hablado hablar muy bien de Belén Gopegui, según unas cuantas personas de las que saben de ésto una de las mejores autoras del panorama literario español actual. Aprovechando la salida de su última novela decidí comprobar directamente el fundamento de estos comentarios; lo que no sabía era de la radicalidad y las posturas ideológicas de la escritora, una mujer decantada claramente a la izquierda, algo que en absoluto es para mí impedimento para leer y valorar sus libros, aunque tal vez éste en concreto sea, evidentemente desde mi punto de vista, excesivamente militante desde una perspectiva ideológica.

"Acceso no autorizado" es un libro difícil de leer, o así me lo ha parecido a mí; es posible que buena parte de la culpa haya sido mía, pues lo he leído un poco a trompicones, intercalando su lectura con la de otros e interrumpiéndola en mis vacaciones; por otra parte tiene el inconveniente de tratar el tema de los hackers, algo que no domino en absoluto y al utilizarse demasiados términos informáticos la complicación se acentúa. No obstante, puedo confirmar que Belén Gopegui escribe muy bien, que la calidad que se le atribuye no es exagerada.

La autora acierta con un tema tremendamente actual, viene a ser como una anticipación del fenómeno de los indignados, y nos habla de decepción, de enfriamiento de viejos ideales, de necesidad de reaccionar ante el establishment económico, ... Y lo más llamativo del libro está en unos personajes que son de ficción pero a los que uno enseguida les pone nombre: una vicepresidente del Gobierno con personalidad, un ministro del interior que le hace la cama, un viejo político de izquierda socialista, un antiguo presidente del gobierno, ... hay que admitir que en este aspecto el poner cara y ojos a los protagonistas hace más sencillo seguir una trama nada fácil.

Eso sí, en la novela veo poca humanidad; los personajes son fríos: no se ve ni un ápice de ternura y sentimientos; los protagonistas son presentados con valores indudables, como la responsabilidad, el compromiso, el idealismo, la honestidad ... pero todo ello en un marco de frialdad y total ausencia de sensibilidades. No hay concesiones a la dulzura, el corazón, la afabilidad.

Me siento muy lejos de los postulados de Belén Gopegui, pero su forma de escribir, la consistencia de sus novelas pienso que la sitúa muy por encima de escritoras actuales de más fama, a las que, quien sabe si por sus planteamientos mucho más correctos políticamente, se las tiene en más consideración. Queda dicho que el libro no lo he leído con el ritmo y la atención exigibles, pero a la vista de las impresiones recibidas habrá que pensar en dar una nueva oportunidad a la escritora madrileña.




13 comentarios:

mujer prevenida vale por dos dijo...

Ésta no me cae bien... y no le voy a hacer negocio así escriba como los ángeles; si acaso me lo bajaria gratis... porque no se que hablará de piratas pero es buena amiga de la Sinde con la que he coescrito guiones y de Gerardo Herrero (otro más de la Ley Sinde) el que lleva a la pantalla sus pelis...

Otra alegría más que me dará la Sinde.

Belen Ruiz de Gopegui...

Tiene un blog... que se pase por Miami le van a dar palpelo por lo que dice de Cuba, que se vaya a Colombia a apoyar a las FARC que le van a dar pal pelo... y no he seguido leyendo que me he puesto mala

Modestino dijo...

Caramba mujer, calmate ... desde luego hace gracia que defiendan al régimen Cuba quienes presumen de demócratas, ya se sabe que para algunos solamente hay dictaduras de un color ... pero el libro tiene su aquél.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Haciendo alarde de "comunismo" matrimonial mi abuela; que le decia a mi abuelo lo mio mio y lo tuyo de los dos me lo bajo gratis.:)

ouıʇsǝpoW dijo...

Cararmba¡¡¡ Lo que faltaba¡¡¡
Un hacker se ha filtrado en mi blog¡¡¡

Encima, haciendo el pino¡¡¡

veronicia dijo...

Si tenemos un pirata... dos peticiones como a los reyes magos; te doy mi número cuenta para que me la rellenes mas que nada porque lo contrario es imposible... y lo mas complicado que consigue las flores de Plus...

uɐƃɹoɯ ɐʇɐɹıd lǝ dijo...

(-؛˙˙˙sopuopǝɹ soɹǝɯnu uǝ sǝɹǝınb oʇuɐnɔ ǝɯıp 'osǝɹƃuı lǝ oƃɐɥ ǝʇ ʎ ɐʇuǝnɔ ǝp oɹǝɯnu nʇ ǝɯɐıʌuǝ 'ɐıɔıuoɹǝʌ

Brunetti dijo...

A mí tampoco me cae ni medio bien esta Gopegui.

Vive obsesionada con Cuba y con el comunismo, y de ahí no sale.

Si tuviera el ingenio y/o las cualidades literarias de García-Márquez (por ejemplo), aún se le podría perdonar esa obstinación suya. Pero no es el caso, claro.

Salud!

Modestino dijo...

Vaya con el hacker, está juguetón. Sí Brunetti, aún le queda a Belén Gurpegui para llegar a García Marquez.

Brunetti dijo...

Creo que te ha traicionado el subconsciente futbolero, amigo Modestino (subconsciente que hoy lunes intuyo bastante deprimido): esta mujer no se apellida Gurpegui, sino Gopegui.

En fin, el asunto no da mucho más de sí.

Modestino dijo...

Ja, ja, ja ... es cierto, y la de veces que me traicionará. Menudo lunes, amigo ... vaya desgracias¡¡

Driver dijo...

¡Ejem, ejem!
Dado que soy declarado seguidor del Madrid, que es lunes y que ayer hubo sangre en Zaragoza, me gustaría aportar algo, más que nada para aprender a convivir.
...
Estuve en Cuba en el 99 y hablé mucho con los cubanos, unos sudamericanos bastante cultos y bastante aislados.
El pueblo es sorprendente en algunos aspectos culturales.
Su carencia del concepto de pecado choca cuando vienes de una cultura católica.
Su profundo sentido de la dignidad también choca cuando vienes de un pais occidental.
El sentido del ritmo y de la música te reconcilia con tu ADN más bailongo.
La riqueza de la tierra es sobrecogedora (nada más espectacular que coger un trozo de tierra cubana y olerla; huele a fertilidad).
En cuanto al uso del ron en un ambiente tropical, sólo diré una cosa: merece la pena beber allí, pues al sudar de forma constante, el buen alcohol pasa a ser una especie de jugo natural que bebes con sed, sin que te duela la cabeza.

Eso sí, la pobreza y el aislamiento de un pueblo culto estremece.

Recuerdo que no se creían que en España estaba abolida la pena de muerte.
Su aislamiento es estremecedor.

Allí aprendí unas cuantas lecciones sobre la naturaleza humana.
...

Modestino, para paliar un poco el resultado del Zaragoza, te diré que todavía no me he recuperado del partido contra el Barsa.

Alucino con Mesi.
¿Es de este mundo?

Modestino dijo...

Cristiano es cristiano y Messi es Dios.

Driver dijo...

No se si en el cielo habrá televisión, pero si la hay, ven a Messi.
...
Le ví en el Bernabeu, la última vez que nos ganó el Barsa.
En la tele impresiona.
Pero en directo tienes la seguridad de estar delante de un ser que se salta algunas elementales leyes de la física.

Me pasé toda la segunda parte viéndole moverse.

Y llegué a una conclusión:
no corre, compone.