14 de agosto de 2011

"La senda del tiempo", Celtas Cortos



Hasta hace unos años los Celtas eran para mí la tribu que junto a los íberos había colonizado España allá en los inicios patrios; era un dato que bastaba para mirar a esta gente con agrado y con la gratitud de quien mira a sus ancestros y piensa que les debe algo. Y al hablar de "Celtas" también venían a la cabeza los clásicos paquetes de cigarros sin boquilla -con el tiempo también los hubo con ella- que marcaron una época en la España más castiza y popular de los años 60 y 70: ¿quién no ha comprado, con mayor o menor sensación de clandestinidad, uno de esos paquetes escuchimizados, o hasta algún cigarro suelto?. Por supuesto, también me viene a la cabeza el Celta de Vigo, uno de los históricos de nuestra liga, ahora caído en una desgracia que deseo de corazón dure poco tiempo.

Pero desde el año 1991 podemos hablar también de los "Celtas Cortos", un grupo de música rock con influencias celtas que tiene sus orígenes en Valladolid y se ha convertido en uno de los punteros de la música moderna española de nuestro tiempo. A lo largo de estos años el grupo ha sufrido unos cuantos cambios, pero transcurridos veinte desde su aparición, siguen al pie del cañón, lo que no deja de ser tanto un mérito como una suerte.

Había escuchado muy poco de Celtas Cortos, pero el otro día pude oír, de modo accidental, la canción "La senda del tiempo" y la verdad es que me cogió del todo. Por eso pensé que una de mis primeras canciones tras el descanso del verano podía ser la de este grupo castellano con aires gallegos, máxime cuando tengo intención de seguir trayendo a grupos españoles por estos pagos de la blogosfera.




5 comentarios:

sunsi dijo...

Celtas cortos, como corto es el tiempo. Te echamos de menos.

Un saludo, jurisconsulto.

Modestino dijo...

Espero que haya repesca o segunda oportunidad; hoy -no va en broma- he soñado que me acercaba a última hora a tomarv el café ... hasta que me he despertado comprendiendo que desde Huesca no llegaba. Y uno no sueña sobre lo que le es indiferente.

Otra vez será.

mujer prevenida vale por dos dijo...

(...)Siento que algo echo en falta
(...)Me despierto por las noches
(...)Es tal la melancolía
(...)Siento que me vuelvo loco
(...)He hablado(...) de la desesperación
su respuesta era solo
el eco sordo de mi voz

Modestino dijo...

Sí señor, amiga, bonita letra.

susana dijo...

A mí también me encanta esa canción. Un beso.