16 de abril de 2011

¿Nos devuelven a las catacumbas?

Gregorio Peces Barba jugó en su día un papel importante durante esa época tan decisiva de la reciente historia de España como fue la transición; era, junto a Felipe González, Alfonso Guerra, los hermanos Solana, Txiqui Benegas y unos cuantos más, la punta de lanza de un PSOE que creció sin parar hasta alcanzar el poder con una rotundidad nunca vista, formó parte de la ponencia constitucional y alcanzó la condición de Presidente de las Cortes, además de ser un reconocido jurista. Con los años su papel público ha tenido -el tiempo no perdona a nadie- una relevancia menor, incluso debió asumir un papel tan poco lucido y tan frustrante como el de Alto Comisionado para el Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, cargo tan rimbombante de nombre como vació de realidad y que dio la impresión de no ser más que un montaje decorativo, casi de camuflaje. Pero el Sr. Peces Barba, que en su época de vida política activa ejercía, si no recuerdo mal, de socialista cristiano, se descolgó el otro día con un artículo en "El País" en el que lanzaba afirmaciones tan llamativas como que a los católicos “cuanto más se les consiente y se les soporta, peor responden” o que aquéllos “sólo entienden del palo…”.

No se hasta donde se le ha calentado la mente al político madrileño, pero lo que dice me suena a recurso autoritario, a sectarismo ideológico del más ruin y a discurso antidemocrático equiparable al que en su día utilizaban aquellos que tenían la sarten por el mango en los años en los que el propio Peces Barba defendía sus ideales en la clandestinidad para reprobar sus posturas y las de sus correligionarios. A lo mejor habría que esperar a que el hombre se explique, o tratar de releer su artículo para darle una interpretación menos indigesta a sus palabras, pero ni parece que haya matizado nada desde que se publicó ni soy capaz de hacer una lectura más benévola de unas frases que destilan, desde mi punto de vista, ligereza y sectarismo por los cuatro costados. Cuando uno habla sobre la marcha, contestando a preguntas u opinando a instancia de terceros siempre corre el peligro de que se le caliente la boca y a todos nos puede pasar que la improvisación, el acaloramiento del momento o la visceralidad nos lleve a realizar afirmaciones excesivas que luego uno puede corregir o matizar, pero un artículo en prensa ha de suponer una previa meditación medianamente seria, que se han medido las palabras. Por eso pienso que el Sr. Peces Barba queda desacreditado con el fondo y la forma, además de poner de manifiesto cierta cobardía, porque dudo que se atreva, por ejemplo, a mantener lo mismo respecto de lo seguidores de Mahoma; vamos, que al ex presidente de las Cortes se le ha visto el plumero.

Son tiempos en los que se ha recrudecido una agresividad hacia la Iglesia católica que no me puedo explicar; la penosa escena protagonizada por unos cuantos estudiantes en la capilla de la Universidad Complutense de Madrid, la llamada procesión atea organizada en paralelo a las de Jueves Santo en la capital de España, que por mucho que teoricen sus organizadores no es más que una auténtica provocación, el portal de una iglesia quemado en Barcelona, ... no hay razón alguna que pueda justificar hechos que rezuman violencia e intolerancia los veas por donde los veas. Uno se sorprende leyendo argumentos que se caen por su propio peso y que quienes los defienden no admitirían nunca si lo que se viera afectado fueran instituciones de otro tipo o se atacaran valores como la igualdad de la mujer o la no discriminación por la raza, por poner dos ejemplos a voleo. Me temo que se utiliza a nuestro país como banco de pruebas de experimentos que traspasan el laicismo para llegar a lo sencillamente "anti-católico"; parece que no se es capaz de distinguir lo que es un estado aconfesional de un estado laico y se busca arrinconar a quienes profesan una religión milenaria, que se encuentra en las raíces más profundas de los más sólidos valores de una Europa edificada sobre el pensamiento griego, el derecho romano y la religión católica.

A mí me repatean los confesionalismos, se me revuelven las tripas cuando veo que surgen grupos políticos que parecen pretender asumir en exclusiva la representación de los cristianos, recurriendo al calentamiento de las conciencias y reflotando magisterios caducados y costumbres afortunadamente aparcadas, pero es aún mucho más grave fomentar el odio a la religión y coartar la legítima acción de los cristianos, porque entre otras cosas están atentando contra su libertad. Yo al menos no pienso consentir que me encierren en un agujero.


12 comentarios:

tomae dijo...

Menudo tema Modestino, he leído el artículo de Peces (*) y observo como en la red ha sido motivo de comentarios en otros blogs.Después de leerlo he entendido mejor tu post de hoy que lo encuentro excelente. Comparto tu opinión, y soy de los que me gustaría revisar esa etiqueta a algún político "democristiano".

Tengo una pequeña pregunta,¿Tú crees que nos ampara la Constitución?

(*) ¿no crees que deberías enlazar el artículo?

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Además de muy bien escrito, en este post dices verdades como puños.
Espero que se difunda entre mucha gente, porque tu análisis sobre la situación de la Iglesia Católica en España es francamente ecuánime pero valiente y lúcido.
Enhorabuena y mil gracias.
¡Feliz finde!
Asun

sunsi dijo...

Tema "sangrante" que también Asun trató en su blog. Ambos posts son una simbiosis perfecta de los vientos que corren.
Comparto plenamente lo que has resaltado: estado aconfesional, estado laicista y estado laico. Se ha licuado e introducido en la misma cocktelera y "algunos" se encargan de agitar fuerte tres conceptos que no significan lo mismo. Creo que los "algunos" saben muy bien lo que hacen. Pero quien se lo bebe, fresquito que pasa mejor, se emborracha de libertad para según qué y según quiénes, asocia la fe católica con algunas prácticas del nacional-catolicismo... que conocen de oídas.

Me pregunto, Modestino, si hemos de dar la otra mejilla. Si hemos de obrar de tal forma que explícitamente y al pie de la letra "amemos a nuestros enemigos" sin hacer dejación del derecho a la libertad religiosa.Tomae hace alusión a la Constitución.

Tema...Vaya tema... Gracias por sacarlo.

Que sea un buen fin de semana.

Modestino dijo...

Tomae, claro que nos ampara la Constitución, lo que pasa es que aquí cada uno la interpreta como le conviene y el TC está politizado y queda anulada su eficacia, en mi opinión.

No pongo enlace al artículo de Peces Barba, entre otras razones porque aludía a él como introducción al tema, aunque el post lo hice deprisa y corriendo y tal vez tal intriducción ha acabado teniendo demasiado protagonismo.

Claro que hay que poner la otra mejilla y amar a nuestros enemigos -cosa nada fácil- pero eso no quiere decir ni que nos acoquinemos ni que dejemos que nos pisen y/o nos tomen el pelo.

Feliz fin de semana de Ramos a los tres.

Anónimo dijo...

Un artículo que dice muchas verdades. Sólo me ha chirriado un poco lo de "magisterio caduco" (¿se puede romper con un magisterio anterior?, ¿no será evolución sin ruptura?).
El problema de esos partidos a los que te refieres no es que se declaren confesionalmente católicos (hay miles de instituciones "confesionales") sino que crean que el cristiano que no les vota es un flojo, un mediocre y un traidor. Eso es no entender ni lo que es ser católico ni lo que es la confesionalidad. Pero eso ya es otro tema...

Modestino dijo...

No se sí la expresión magisterio caduco es la adecuada. Pero me refería a ciertas enciclicas cuya doctrina queda superada lo otras más recientes en relación a la confesionalidad del Estado.
No se por otra parte si el partido -o partidos- a los que te refieres son los mismos en los que pensaba yo al escribir el post.
Un saludo!

Driver dijo...

Una de las cosas que se aprenden viendo pintura es la capacidad de análisis y síntesis que ciertos genios patrios han desarrollado a lo largo de la historia.
D. Francisco de Goya fue uno de ellos.
Además de dominar la técnica de la pintura, D.Francisco nos dejó muchas imágenes para reflexionar sobre nosotros mismos.
Si Velazquez nos hizo ver la luz, Goya nos puso un espejo delante para observar nuestras almas.
...
Esta mañana he vuelto a ver en el Museo del Prado el cuadro de Goya, "Pelea a garrotazos".
Dos españolitos, con las piernas enterradas hasta las rodillas, frente a frente, se mataban a golpes de garrota.
La sangre les cae a borbotones por el cráneo.
Están inmovilizados, de tal suerte que morirá uno o los dos.
Y la mirada...
La mirada que se lanza uno al otro, es de una animalidad tremenda.
...
Luego te sientas en un banco del Paseo del Prado, te relejas después de haber admirado a los genios y te quedas pensando que somos "más de lo mismo".

Sacas el documento nacional de identidad, miras tu fecha de nacimiento, observas las fechas de nacimiento y fallecimiento de Goya, y...

Miras a tu alrededor, con cierto resquemor.

...
Dentro de unas semanas es la Comunión de mi hija pequeña.

Tal vez debería comprarme una garrota y guardarla en el maletero del coche.

Más que otra cosa por si vienen a por mi familia.

Para defender a mis hijas.
....

Antes que me llenen la cabeza de sangre.
En el más estricto cumplimiento de las advertencias manifestadas por genios y visionarios.

...

Modestino dijo...

Prometo pasarme por El Prado en el próximo viaje a MAdrid -además te debo uno- y sentarme a ver ese cuadro y algún otro para aprender como veo que lo haces tú.

No nos hemos dejado la garrota en el suelo desde Indibil y Mandonio.

Driver dijo...

Observar a los genios es muy gratificante.
He hecho la prueba varias veces; consiste en leer la prensa del día, localizar un tema candente y dejarlo reposar un par de horas.

Luego observo la imaginativa manera en la que los genios han dejado su huella en temas como la muerte, el poder, la resurrección, la venganza, el amor humano, el amor divino, el origen de la humanidad, el destino, el concepto de civilización, etc.

Luego me siento al fresco en un banco, y relaciono la lectura de la prensa con el posicionamiento de un pintor frente a un determinado tema.

Y siempre concluyo de la misma forma.

Estos creadores han fallecido, es un hecho.
Pero pareciera que antes han leído la prensa del día.

Trescientos años después de convertirse en polvo eterno.
...
Me sigue pareciendo increíble la actualidad de ciertos posicionamientos estéticos.

La capacidad expresiva de un obra de arte, trasciende la limitada extensión de nuestra vida.

Y aprendes, inmerso en un respetuoso e inquebranteble silencio.

...

No te extrañe que tenga que sentarme a continuación para tomar el fresco.

Es la única manera de aminorar la ardiente sensación que la verdad desnuda deja en el alma humana.

A veces es aconsejable visitar cervecerías próximas, para mojar el gaznate y disolver en rubias espumas las turbulencias vividas.

Modestino dijo...

Me ha encantado el contraste entre Goya y las cervezas rubias: sí señor, hay que estar a todas¡

mujer prevenida vale por dos dijo...

Peces; como dice Tomae, es el motivo por el cual no se puede confiar demasiado en los que hacen las leyes, son humanos ... yo pensaba que los padres de la Constitución se habían muerto y mira que sorpresa.

Con lo bonita que les quedo la Constitución. El articulo 16 tan primoroso... con su libertad religiosa y de culto. Pues yo pienso ejercer todas las libertades que tengo que para eso vivo en un país libre.
Por cierto, estén donde estén los que me las garantizan que vayan moviendo el culo, tanto si les gusta como si no; porque a mi tampoco me gustan algunas leyes de éste país y me las tango que aguantar.

tomae dijo...

...Con lo del amparo constitucional (y que tranquilo me quedo!) más que el 16, iba por lo de aconfesional de nuestro querido Estado, socia...porque así se constituyó ¿no?