17 de abril de 2011

"No puedo evitar pensar en tí", Duncan Dhu



Dentro del especial panorama musical de la España de los años 80 no cabe duda de que Duncan Dhu es uno de los grupos más llamativos; hay quien lo pone en la cúspide de la pirámide de la música pop española más reciente y parece que no le faltan argumentos. Sus componentes, Mikel Erentxun, Diego Vasallo y Juan Ramón Viles Mitxelena montaron el grupo en San Sebastián, y es que el país vasco es cuna de grandes intérpretes, el primero procedía del grupo "Aristógatos" mientras los otros formaban parte de "Los Dalton", todo un nombre significativo para lo que los que están en harina llaman una banda. Siempre me ha llamado la atención el nombre que decidieron poner al grupo, pero he de reconocer que hasta hoy no he descubierto que se debe al personaje de un libro de Robert Louis Stevenson, “Las Aventuras de David Balfour” (1886), al parecer Duncan Dhu era el jefe de un clan escocés.

Como me ha pasado habitualmente con las canciones famosas de estos años, muchos de los éxitos de Duncan Dhu -"Esos ojos negros", "Una calle de París", "Cien gaviotas", "En algún lugar", ...- las escuché un montón de veces antes de cobrar conocimiento de que las cantaba este grupo; yo oía nombres como El último de la Fila, Radio Futura, Gabinete Caligari o el mismo de Duncan Dhu y nunca se me ocurrió interesarme por lo que cantaban, lo que no quería decir que no conociese lo que interpretaban, incluso que hasta lo tarareara. Lo mismo me pasó con la canción que he incluido hoy, "No puedo evitar pensar en tí", un tema que lo escuché por vez primera al oír un disco de los que sacó "La década prodigiosa" que contenía temas que me gustaron y no recordaba haber oído nunca, como es el caso de éste.

No cabe duda que mi ignorancia de las realidades musicales españoles de esos años, debida en partes equiparables a la despreocupación, la dedicación al estudio y mi propia "idiosincrasia" me impidió gozar en su momento de temas bien bonitos, lo que hace que ahora trate, en parte, de recuperar el tiempo perdido.




8 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Estimado Modestino:
A pesar de ser fan del grupo, deconocía el origen de su nombre ¡gracias por desvelarmelo!
Tú siempre ¡el "primero de la fila" en actualizaciones de blogs...¡yo hoy tengo vacaciones del mío!
¡feliz domingo con todo afecto1
Asun

Modestino dijo...

Yo para Pascua también me tomaré alguna vacación blogera. Disfruta del día de Ramos!!!

tomae dijo...

Ya esperaba yo que nos trajeras a los Duncan Dhu, Modestino (sin duda esos chicos del norte son tu estilo)

Yo no se si los "ajuntaria" con Radio Futura o Gabinete Caligare, éstos eran más "siniestros" y los Duncan eran más tipo Secretos u Hombres G. (al menos tenían una audiencia similar). Lo de los Dalton me ha recordado aquella famosa portada de un LP de Siniestro total (¿cuándo se come aquí?) que circuló por aquella época dando fama a esos cuatreros.

A Mikel le he oído decir, cuanto le ha costado "despegarse" de esas canciones que mencionas, sobre todo la de los Ojos Negros, y la Calle de París (inolvidables por cierto).
Hubo también una polémica si "plagiaba" o no alguna canción de Morrisey, líder de la que a mí me parece (a él también) de las mejores banda de pop después de Beatles: The Smiths. Yo diría que más que plagiarlos los homenajeaba, la original, por supuesto era más “oscura”. Te dejo este Video donde se oye a Mikel y se ven a The Smits.

Buen descanso, Modestino.

PD...Ah! La de las Gaviotas se la dedicamos a Driver, él ya sabe.

tomae dijo...

...y jajajaja, como no quería dejar de pensar en "ella" me "torturaba" escuchando esa canción. ¡que tiempos!

Modestino dijo...

He unido nombres un poco a voleo, ya he dicho que no domino ni el tema ni la época.

ana dijo...

Este grupo está en las reminiscencias de mi tiempo universitario. Me alegraba oír sus canciones, su sonido me devolvía a mi lugar, en ese primer año de distancia que tan difícil era a ratos.

Aún hoy cuando los oigo, sonrío, aunque ya no se encuentren entre mis preferidos. Y si mi hermana toca la guitarra, hoy seguimos cantando sus canciones.

Por cierto, un día ví a Mikel corriendo en Donostia, por la zona del Peine de los Vientos. Lo encontré ya algo mayor... jajajajaja, y pensé que mayores seríamos todos. Y fue muy amable saludando.

Un abrazo Modestino.

Modestino dijo...

Un abrazo, Ana. Bienvenida a ésta tu casa.

Los cantantes se hacen mayores al mismo ritmo que nosotros ...:)

sunsi dijo...

Llego un poco tarde, Modestino... Me encantaba Duncan Dhu. Y ahora Mikel en solitario.

Suscribo el remate de Tomae. "Las gaviotas", volando a casa de Driver... y que una se desvíe y llegue a la mía.

Gracias, jurisconsulto.