11 de abril de 2011

Muere otro viejo cineasta

Me he enterado esta mañana leyendo "El Mundo" y he agradecido que fuera domingo, pues estos post dan trabajo y dudo que pudiera ponerme a hacer uno entre semana; el director de cine Sidney Lumet fallecía ayer en Nueva York a la edad de 86 años, había nacido en Filadelfia y todos coinciden en asegurar que fue un director de primera fila, en concreto Miguel Angel Huerta en "El Mundo" asegura que destacaba por su pasión por el trabajo bien hecho, lo que es una auténtica alabanza. Lumet pertenecía a la llamada "Generación del Compromiso", aquella que hurgó en la herida de una sociedad abrasada por el racismo y la corrupción, la de directores como Robert Mulligan, Alan J. Pakula, Sydney Pollack o John Frankenheimer. Javier Ocaña en "El País" resalta que la gran temática de Lumet fue la corrupción, ya fuera en su vertiente judicial, política, empresarial, policial, religiosa o militar, lo que convierte su filmografía en un documento interesantísimo para entender una época y un país. Pero Lumet tenía la virtud de buscar, junto al mensaje y el contenido de sus films, el entretenimiento del espectador; el que sus películas tuvieran ese tono crítico e intelectual no impedía ofrecer unos resultados que además de hacer pensar divirtieran a la gente.

Me he puesto a repasar la lista de películas dirigidas por Sidney Lumet y me he dado cuenta que solamente he visto cinco, cuatro de las cuales tienen que ver con juicios y abogados, lo que no deja de ser curioso. "Doce hombres sin piedad" (1957) es su primera película y una de sus obras maestras. Intuyo que a muchos les habrá pasado como a mí y su primer contacto con la obra de Reginald Rose habrá sido la versión que en TVE hizo en su día Gustavo Pérez Puig con un reparto de lujo -José María Rodero, José Bódalo, Carlos Lemos, Ismael Merlo, Jesús Puente, ...- aunque el film de Lumet es de 15 años atrás. Henry Fonda, Lee J. Cobb, Martin Balsam y Jack Warden -3 Oscar y siete nominaciones entre los cuatro- son algunos de los protagonistas de esta gran película que nos cuenta la conocida historia del jurado nº 8 que se enfrenta al resto de los miembros para salvar la vida de quien considera inocente. Se trata, sin ninguna duda, de una película que no se puede dejar de ver.

"Veredicto final" (1982) es una de las películas que más me han gustado entre las que tratan el tema judicial; tal vez ayude a eso el que la vi una semana después de aprobar mis oposiciones, lo que suma sin ninguna duda cierta pasión. Creo que también contribuye a ello el formidable papel de Paul Newman como abogado alcohólico en decadencia que se enfrenta al caso de un error médico en un Hospital dirigido por el obispado teniendo que trabajar contra todo tipo de presiones y ofertas inmorales; James Mason y Charlotte Rampling completan la cabecera de cartel. "La noche cae sobre Manhattan" (1996)la ví tras ser recomendada en un curso profesional; me parece inferior a la anterior, pero cumple lo dicho sobre Lumet respecto al tema de la corrupción y a la capacidad de entretener. Andy García destaca en su papel de fiscal novato, acompañado de Richard Dreyfuss y Lena Olin en un film donde se pone sobre el tapete el problema de la corrupción policial.

También vi en su día "El abogado del diablo" (1993, un film donde aparecen dos actores tan "especiales" como Don Johnson y Rebecca de Mornay, de una calidad sensiblemente inferior a las anteriores y que se considera uno de los intentos fallidos del director desaparecido. Se trata de un thriller judicial con la Sra, de Mornay en plan dama misteriosa y Mr Johnson luciendo moreno de playa. No confundir ni con la excelente novela de Morris West ni con la película que años más tarde dirigiera Taylor Hackford y que unió en el mismo cartel a Al Pacino, Charlize Teron y Keanu Reeves, toda una mezcla. En esta película Lumet volvió a contar con Jack Warden, y dicho queda que es absolutamente prescindible.

"Asesinato en el Orient Express" (1974) es la quinta película que he visto de Lumet; entiendo que se trata de un film completamente distinto de los anteriores, pues aquí no cabe hablar de corrupción, sino que lo que hace el director es adaptar una de las más geniales novelas de Agatha Christie y coordinar un reparto de auténtico privilegio, pues pocas veces se habrá podido reunir en una misma película nombres como Ingrid bergman, Lauren Bacall, Albert Finney, Richard Widmark, Martin Balsam, Jacqueline Bisset, Jean Pierre Cassel, Michael York, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave y Sean Connery; me parece que debe de tener mérito salir con vida tras coordinar a tanta estrella. "Asesinato en el Orient Express" es una película donde uno se puede recrear con la ambientación, los personajes, el vestuario y, por supuesto, la intriga.

A partir de aquí mi conocimiento de la obra de Sidney Lumet no lo es en vivo y en directo; no cabe duda que hay películas míticas como "Network, un mundo implacable" (1976), que entre otras cosas le valió el Oscar a Peter Finch, Fane Dunaway y al guionista Paddy Chayefski y que habla sobre la capacidad manipuladora de la televisión; También destacan adaptaciones de autores como Joe Akins -"Sed de triunfo" (1958), otra vez con Henry Fonda-, Tennessee Williams -"Piel de serpiente" (1960), con tres lujazos: Marlon Brando, Joanne Woodward y Ana Magnani"-, Arthur Miller -"Panorama desde el puente" (1962), Eugene O'Neill -"Larga jornada hacia la noche" (1962), nada menos que con Katherine Hepburn- e incluso Anton Chejov -"La gaviota" (1968). De los años 60 se destaca también "El prestamista" (1964), donde aparece uno de los primeros desnudos frontales de mujer y "La colina" (1965), un film que algunos califican de asfixiante y que protagoniza Sean Cónnery. En la década de los 70 destacan dos películas policíacas desarrolladas en Nueva York: "Serpico" (1973), protagonizada por Al Pacino y que todos coinciden en señalar como una de sus obras maestras y "Tarde de perros" (1975), otro film policiaco, con el mismo actor a la cabeza del reparto. En 2007 dirigió su última película, "Antes que el diablo sepa que has muerto", el mejor broche imaginable para un director de un calibre superior.

Lumet, que fue no minado al Oscar por "Doce hombres sin piedad", "Tarde de perros, "Network, un mundo implacable", "Príncipe de la ciudad" y "veredicto Fibnal", tan sólo pudo alcanzar un Oscar honorífico en 204, sin duda completamente merecido. Añado el enlace de la noticia de "El País", pues lleva una lista de películas comentadas que me parece interesante.





10 comentarios:

Tommy dijo...

Vaya, toda la vida diciendo que a los Lumet-Frankenheimer-Pollack-etc. se les conocía como "la generación de la televisión" y ahora los aficionados nos enteramos, gracias a los de "El País", que esta generación era de "la del compromiso". Eso sí, no seré yo quien ose decir que en el caso de Lumet esto no sea verdad. Creo que estaba casado con una hija de la cantante negra Lena Horne (un auténtico icono para su raza) y él mismo albergó reuniones de aquellos grupos radicales conocidos como Panteras Negras en aquellos turbulentos tiempos del "black power", aunque francamente se podía haber ahorrado aquel remake de "El mago de Oz" con actores negros, Diana Ross y Michael Jackson incluidos. Y también es verdad es que durante medio siglo se dedicó a dar lija a no pocas -la verdad es que casi todas- instituciones de su país. Por cierto, Modestino, Lumet tiene una quinta peli de ambiente judicial: "Declaradme culpable" (2006) protagonizada por un sorprendente Vin Diesel (Lumet fue un notable director de actores, aunque fueran tan malos como el que acabo de citar) y que vendría a ser al acusado lo que "Doce hombres..." al jurado, "Veredicto..." al abogado y "La noche cae..." al fiscal. Y también era el responsable de la serie de TV "Los juzgados de Centre Street", que venía a ser el Hill Street del mundillo judicial.

Entre mis favoritas de Lumet (en esto, como en casi todo lo demás, mis preferencias no coinciden con las del prestigioso rotativo antes citado) distinguiré las de antes y las de después de "Príncipe de la ciudad", para mí su obra maestra absoluta. Entre las primeras, sin duda "Tarde de perros" (1975), en la que Lumet aparcaba gozosamente la solemnidad, la densidad y el amaneramiento que hasta entonces habían caracterizado su obra. Y entre las segundas, que le revelaron como el notable estilista que siempre había intentado ser, creo que la mejor es la que ha terminado siendo la última, "Antes que el diablo sepa que has muerto" (2007), una de las mejores pelis negro-criminales de los últimos años (las dos son de visión obligada, amigo Modestino, y prometo poner los medios). Entre las que no cita el crítico de "El País" merece mencionarse "Distrito 34: Corrupción total" (1990), que era otra de polis y fiscales con un Nick Nolte que se salía, y confieso mi -enorme- debilidad por "Un lugar en ninguna parte" (1988), sobre lo difícil que es pasar de la adolescencia a la llamada edad adulta cuando tus padres son los criminales más buscados por el FBI; Lumet la definía como una película familiar, lo mismo que "Negocios de familia" (1989), con Sean Connery (como improbable padre de Dustin Hoffman, amén de abuelo de Matthew Broderick) en la última de las cinco pelis en que fue dirigido por Lumet. Por cierto, en "Asesinato en el Orient Express" Connery hizo el papel inicialmente previsto para nuestro Fernando Rey, aunque hay que admitir que el escocés hacía mejor pareja con Vanessa Redgrave de la que hubiera hecho el gallego. Y luego están las malas, que Lumet tiene varias porque medio siglo de carrera da para mucho (una de las peores es "Gloria", el desgraciado remake del peliculón de John Cassavetes), pero merece ser recordado por las buenas, algunas de las cuales son realmente buenas.

Modestino dijo...

Ahora recuerdo que "Distrito-34: Corrupción total" la echaron varias veces en el bus que me llevaba de Tarraco a Barcelona allá por 1986-1987, aunque siempre fui incapaz de seguir una película en un bus; no obstante se veía a un paul Newman muy en su salsa.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Descanse en paz un cineasta versátil y de una enorme capacidad de adaptación. No se encasilló nunca, ese me parece su mayor mérito.
Un gustazo de post para recordar con minuciosidad típica del erudito jurisconsulto y gracias a Tommy por completar con su comentario.
¡Cuanto sabéis de cine, qué gozada!
Afectuosamente
Asun

Tommy dijo...

Es evidente que no sigues muy bien las pelis de los buses, Modestino, porque Paul Newman no salía en "Distrito 34". Imagino que has querido decir Nick Nolte, que sí que estaba en su salsa haciendo de poli superbestia y corrupto. Por cierto, un título español demoledor para un film que en origen se llama "Q & A" (preguntas y respuestas). Está basado en un libro de Edwin Torres, un juez estadounidense de origen latino que escribe en sus ratos libres (seguro que Brunetti y alguno más han leído algo de este hombre). Suyos son los dos libros, "Carlito's way" y "After hours", que dieron pie a la magistral "Atrapado por su pasado" de Brian De Palma.

Tommy dijo...

Acabo de caer. ¿No sería "Distrito Apache" la peli de Paul Newman que veías en el bus?

Modestino dijo...

Una vez más me pillas, Tommy ... era "Distrito Apache", claro que sí. Ya decía que no me sonaba Nick Nolte.

Rosaura dijo...

Esto es impresionante, Tommy ha demostrado que sabe, no más, sino mucho más que el crítico del País, ¡vaya nivel¡ porque el artículo que Modestino ha enlazado me había parecido completísimo.
En cuanto he leído el post, he dicho: va a entrar Tommy, pero su intervención ha superado mis mejores previsiones.
Solo puedo agradecerte, Modestino, este Post tan completo que permite aumentar nuestra cultura cinematográfica y elegir un montón de películas buenas para ver en casa y a Tommy esa cantidad inagotable de conocimientos que nos aporta sobre el cine que, aunque le conozco hace tantos años, aún me sigue dejando boquiabierta.
De verdad, impresionante el blog hoy.

Modestino dijo...

Caramba Rosaura, eres más eficaz que un antidepresivo. Pero quedé claro que una cosa es saber de cine como es el caso de Tommy y otra manejar bien la Wikipedia.

sunsi dijo...

Un aplauso por el tándem Modestino/Tommy.

Mi escasa cultura cineasta se queda en "Doce hombres sin piedad"

Graciassssssssssssssssss

veronicia dijo...

Un aplauso!
Me ha encantado la entrada y por supuesto los comentarios de Tommy... desconocía que era el director de tantas películas y eso que viendo la lista de filmaffinity resulta que he visto un montón...
La de Gloria me negaba a verla hasta que como a Modestino la pusieron en el programa del tren y es mas dificil escapar.
Mi favorita doce hombres sin piedad; la última antes de que el diablo sepa... es genial.
Tampoco tenia idea de que estaba comprometido con nada... salvo con el cine de intriga y acción (por eso he visto tantas)

El año que compitió "El mago" en los oscar competía con "El cazador" "Greasse" y "El expreso de media noche"