8 de abril de 2011

A modo de pavo real



Me parece que suena a fábula conocida, a metáfora fácil, pero no por ello deja de tener bastante de verídico entrar en comparaciones entre el pavo real y la forma de actuar de algunas personas, aunque casi me atrevería a asegurar que todos los hombres llevamos en nuestro interior algo de pavos reales, por mucho que a la hora de la verdad nos limitamos a ejercitar el "pavoneo" para terminar "haciendo el pavo". Y es que el pavo real es un bicho que llama a engaño, porque si uno lo ve en foto o de lejos puede quedar impresionado de sus plumas, colores y aspecto general, pero cuando lo ves de cerca compruebas que su apariencia no deja de ser ridícula, que suele dar la impresión de ser un bicho gordinflón, que su cola despampanante aparenta un mero "floripondio" y que a la larga no es más que una gallinácea que se pelea por el grano y vuela bajo.

Cuentan que el mejor negocio que puede hacerse en esta vida es comprar a un argentino por su valor real y venderlo por el valor que cree tener; me parece una frase más bien injusta con los argentinos, pero no porque no sea cierta, sino porque cabe extenderla mucho más allá de la Pampa. En restaurantes, vagones de tren, cabinas de avión, barras de bar, conversaciones de despacho y situaciones equiparables no es inhabitual escuchar a quien alardea de hazañas, cualidades o logros personales con una impudicia sólo comparable a la presumible inveracidad de su relato.

Tiendo a pensar que quienes destacan en ésto no deben de ser muy inteligentes, porque resulta tan ridícula la estampa del macho "pavoneante" que cualquiera medianamente listo se tendría que sentir mal viéndose en esta tesitura, pero no deja de ser cierto que la vanidad ciega y que, como ya dije, a poco que uno se descuida descubre actitudes similares cuando menos en su interior. El "pavoneo" tiene sus grados, y hay auténticos psicópatas a los que casi se les ha grabado la actitud en el gesto, y no se si en alguna parte más; existen pavos permanentes, pavos que evolucionan y personas habitualmente moderadas que sufren ataques más o menos violentos de "pavonería". Y también hay tipos, pues están los que tienen la solución para todo, o en cualquier caso ellos sí que saben como actuar, quienes exageran tanto que al final desfiguran una realidad que terminan creyéndose, el que necesita contar como se hizo a sí mismo y llegó tan alto, el que alardea de sus conquistas o el que simplemente se pasea por la oficina, la calle, la tienda o su propia casa sacando pecho y mirando al frente tan sólo porque es así.

Yo los he conocido muy pavos, aunque me parece que me falta psicología para llegar a conclusiones firmes; no obstante me parece que detrás de todo suele haber poco mundo, desconocimiento del género humano y, posiblemente, una doble y peligrosa tendencia: a estar encantado de haberse conocido y a desconocer los rasgos más esenciales del alma humana y, con ello, no sólo ahorra todo tipo de comprensión a los demás, sino que llega a despreciar todo lo que se sale de los propios criterios. Y lo peor del pavo real es que tengo la impresión de que se trata de un animal con bastante poco predicamento entre los de su clase, que el resto de aves lo miran como a un tipo tan fatuo como desgraciado, porque a su sofisticación une una notoria patosidad.


22 comentarios:

sunsi dijo...

Curioso si en lugar del masculino empleas el femenino, Modestino. "Está pava..." Tiene un significado distinto. Está en esa época de la adolescencia que hace o dice tonterías... La edad del pavo tiene su edad (valga la redundancia) y quizá el pavoneo tiene algo que ver con no haber crecido o no haber madurado. Esa necesidad de ser el centro a veces es inseguridad... Y eso lo cura el tiempo cuando te das cuenta de lo mucho que te queda por aprender o que tu criterio no lo has contrastado con el criterios de los demás... tal vez porque los demás no importan ...

Gracias por la reflexión, jurisconsulto

Mariapi dijo...

Lo de pavonearse, lo veo yo muy masculino, sin ánimo de generalizar ni ofender, por supuesto. Y a todas las edades, en cuanto hay público femenino...allá van...igualicos al de la foto...y lo veo en toda condición y plumaje...Gracias, Modestino.Me ha encantado.

Modestino dijo...

No había caído en el contraste pavo-pava, ni en la famosa "edad del pavo". Yo pienso que algunos no aprenden nunca, ... o no maduran nunca.
Es cierto que la presencia femenina suele excitar el pavoneo: cuántos ridículos se evitarían tan sólo con dos dedos de frente.

Anónimo dijo...

Generalmete suele ser cierto el refran de "Dime de que presumes y te dire de lo que careces" ,pues eso.

Driver dijo...

En la naturaleza el pavoneo tiene un sentido muy útil, llamar la atención del otro para conseguir un objetivo básicamente reproductivo, alimentario o defensivo.

En la naturaleza humana todos estos sentidos están encaminados a alimentar el ego, a inducir al engaño o, simplemente, a reafirmar una imagen basada en el color y la forma.

Los animales son prácticos.
Los humanos somos teatreros, cuatreros, o pavoneros, según el uso dado a la pluma.

Modestino dijo...

Lo que yo me pregunto es sí llega un momento en el que el sujeto activo del pavoneo deja de ser consciente de su teatro y se acaba creyendo su propia "pavez".

Éric Cantona dijo...

A mí me parece haber visto en algún diccionario, al lado de la definición de pavo real la foto de Cristiano

veronicia dijo...

Estoy de acuerdo con Mariapi y Sunsi es un comportamiento adolescente y más propio del género masculino...

Modestino dijo...

Es cierto que existe la edad del pavo, pero es una etapa de ls vida transitoria y hasta disculpable, pero qué me decís de esos cuarentones y hasta cincuentones qué conducen un BMW o una moto y lucen moreno, Rolex y gomina?, qué hay mucho "madurete" suelto.

tomae dijo...

Por cierto Modestino, ¿llegaste a probar los floripondios del bar/cafetería Leman?

Modestino dijo...

A ver a ver, que no me suenan ...

Driver dijo...

Modestino, el próximo domingo es el maratón.
¿Tienes preparadas las maletas?
...
Este año van a salir 15.000.
Todo un espectáculo.

Brunetti dijo...

Dudo que hayas probado los "Floripondios", Modestino, porque me consta que no frecuentabas la cafetería Leman: posiblemente, la más clásica de Tarragona. Y, según mi criterio, la que mejor servicio ofrece.

Yo sigo acudiendo por allí de vez en cuando, aunque reconozco que cada día está más caduca (algo así como "Benidorm 1974").

Los "Floripondios" son una especie de generosos sandwiches de tres pisos, hechos con pan de molde y rellenos de cualquier cosa. Dicen que el mejor es el de tomate natural en rodajas.

El "Leman" ya no está en condiciones de pavonearse de nada. En cambio, Cristiano puede hacer lo que le plazca: tienes 25 años, es multimillonario, corre que se las pela, es guapo y musculoso y parece que incluso limpio, juega divinamente y es un crack mundial de ese rollo llamado fútbol.

Cuando Modestino habla hoy de "pavoneos" me parece que no se refiere a tipos como el luso de Madeira, a quien le sobran razones para "pavonearse": basta con mirar mucho más cerca de nosotros para encontrar pavos.

¡Salud!

Modestino dijo...

22 años en Tarragona y sin enterarme de los floripondios del Leman, no era cliente habitual, no.
Y no pensaba en Cristiano ... tal vez en Laporta ...

opinadora dijo...

Uno de cinquenta años ,con gomina ,ese es un "hortera de bolera".
Algunos hombres lo que buscan es la eterna juventud,con esa actitud infantiloide.

tomae dijo...

...no recuerdo ni que sean de tres pisos, ni que se "rellenen de lo que sea". En Leman, (y en mi casa, hemos sido muy de Leman) Siempre han sido de 2 pisos, incluso de uno pues los sirven abiertos, con la rodaja de tomate siempre muy fina y creo que lo sirven de jamón (york y serrano) y creo que también de queso. Si Lo pides mixto te sirven mitad york mitad serrano (anque no sé si esta variedad se la sirven a cualquiera)

...Modestino, ¡me has fallado! ... Y si pruebas, no te olvides de la brocheta de cordero, (al curry) con arroz pilaf. ¡Por favor!

Sabía que Brunetti aparecería por aquí (Gracias amigo)

Cuando bajo a Tarragona, de vez en cuando me permito ese pequeño "lujo".

Modestino dijo...

La próxima vez que vaya a Tarraco no me privare de pasar por el Leman, que me has puesto los dientes largos Tomae.
Y la frase "hortera de bolera" me la apunto, que me parece genial.

Éric Cantona dijo...

Pues a mí me cuadra el perfil de Cristiano con el del pavo real, solo hay que ver su manera de comportarse para darse cuenta de su potencial de pavoneo, como cuando lo entrevistan hace un par de años para preguntarle sobre los tres mejores jugadores del mundo y su respuesta fue: "Soy el primero, el segundo y el tercer mejor jugador del mundo" pavoneándose de la temporada que había realizado, cegándose a sí mismo de que en ese mismo instante existía otro mucho mejor que él.

Tampoco podemos olvidar el momento en el que en medio de la tangana del clásico le dice a Pedro: " ¿y tú quién eres? " pavoneándose de su poder mediático y olvidando que estaba hablando con un campeón mundial, evento en el cual el luso tuvo una discretísima actuación pero de lo cual me imagino que no quiere acordarse.

Podría citar otros detalles que lo delatan, como el no celebrar un gol con sus compañeros por venir de un penalti que ha fallado él (solo quiere que llamen la atención sus logros/plumas), pero en resumen, de lejos quiere aparentar ser un gran futbolista pero de cerca realmente solo es un gran atleta con escaso poder de asociación y juego colectivo y un ego que impide que su equipo se gane la simpatía del aficionado imparcial.

tomae dijo...

...pues si vas y avisas, igual me cobro dos birras, te invito a un floripondio y a Brunetti le sacamos una brocheta de esas.

Modestino dijo...

Ah, Driver, no se si podré acudir a la maratón, antes del martes te digo algo.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Con tu permiso, voy a hacer un poco de psicología barata...
¿No será que algunos inseguros y de baja autoestima necesitan adornarse con plumas deslumbrantes para ocultar sus miedos?
Igual es una memez, pero he conocido a algún chulo que tras sus bravuconadas escondía un tipo patético.
Muy interesante post.
Muchísimas gracias
Afectuosamente
Asun

Brunetti dijo...

Gracias por la invitación, Tomae. La acepto encantado..... siempre que paguemos a escote (estamos en Cataluña, recuerda).

He probado esas brochetas y son espectaculares. Conociendo los gustos culinarios del gran Modestino, creo que lo más razonable será dejar que se las pida él, porque sé que se relamerá; tú, un "floripondio" (o dos), y yo me decantaré por el plato combinado de tortilla de patatas, jamón y pan con tomate. Acompañado todo ello, si te parece bien, por unas birras, porque en el Leman las tiran de maravilla.

Sólo nos falta elegir el día.