30 de abril de 2011

¿El jamón? ... serrano

Ya Mecano se quejaba en su día de que Nueva York era un lugar difícil para vivir, pues entre otras cosas los jamones eran de York; he escuchado en alguna ocasión comentar que los británicos desprecian el jamón español, pues consideran que no es sano recurrir al jamón serrano y se refugian en lo que los catalanes llaman "jamón dulce". La verdad es que me resisto a creer que esto sea cierto, pues a los ingleses se les podrá acusar de estirados, prepotentes y hasta peculiares, pero tengo clarísimo que de tontos no tienen un pelo; por esta razón tengo que dudar que puedan relegar al rincón de los bocados ignorados un buen plato de jamón de pata negra, pues estarían menospreciando uno de los manjares más deliciosos de los que se puede disfrutar.

La gastronomía se ha convertido casi en una ciencia; a todas horas uno lee o escucha a los grandes gurús del tema presumiendo de platos elaborados, de recetas supersofisticadas y de su capacidad para jugar con los sabores como si fueran cochecitos de niño, a la vez que elaboran mil teorías a cual más complicada sobre cómo combinar carnes, pescados, frutas y verduras. Pero a la hora de la verdad, pocas veces estaremos más seguros de acertar que cuando plantemos en la mesa un buen plato de jamón de calidad, bien servido y bien cortado.

Porque hay momentos en los que uno se cansa de milongas y se da cuenta que para quedar satisfecho lo más seguro es recurrir a los clásicos. Si me pidieran que diera un repaso a las veces en que más satisfecho me he quedado en los últimos tiempos después de comer de restaurante, seguro que entre lo primero que me vendría a la cabeza serían los excelentes platos de jamón con tomate fresco que tomé en una ocasión en el "Martín Viejo" de Huesca y, más recientemente, en el "Q-art" de la Calle Cesáreo Alierta de Zaragoza.

No están los tiempos para dispendios, y no se trata de animar a nadie a gastarse unos duros de más en un tipo de viandas con no son precisamente económicos, pero si uno está en condiciones de hacer un extra mi consejo siempre será ir sobre seguro, pues me parecen más prescindibles los "medallones de ternera adobada con salsa de Capri", "la lasagna de mejillones escoceses con salsa de Casis" o el "flan caramelizado de turrón con escabeche de guindas" que el jamón serrano de toda la vida. Y para colmo los médicos te aseguran que no es malo ni para el colesterol, ni para el azúcar ni para la gota ... vamos que es bueno, ¿alguien opina lo contrario?.





11 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Buenos días. No solo opino lo contrario sino que coincido plenamente.
Tanta "nouvelle cuisine", tanto Ferrán Adría...
Y el paladar lo que agradece es la sencillez exquisita de un manjar que es buenísimo de puro natural.
¿Platos raros y sofisticados?
¡Y UN JAMÓN!
Un abrazo y gracias Modestino.
Asun

Driver dijo...

A mí con el jamón serrano me pasa como con el Evangelio de San Juan.
...
Me quita el hambre.
Siento como una suerte de "resurrección" en vida.
Y lo más espectacular:...

¡Nunca de canso de su contenido, su forma, su textura y su colorido!
...
Soy consciente que las comparaciones son odiosas, que teológicamente acabo de decir una barbaridad y que no es lo mismo alimentar el cuerpo que el espítitu.

¡Pero es verdad, nunca me canso ni de lo uno, ni de lo otro!

Modestino dijo...

No te creas, Driver, qué el buen jamón también es capaz de ofrecer satisfacción espiritual, qué el buen paladar no deja de tener su toque divino.

ana dijo...

En mi familia, el regalo más apreciado y saboreado de todos es el del abuelo.

A los peques se les ponen los ojos con chiribitas, y a los que ya no lo somos, con un brillo especial... porque cuando nos reunimos todo, ya lo sabemos: el abuelo se presentará siempre con un estupendo jamón.



Si es que ya esas fotos, alimentan.

Serrano sábado, Modestino.
Besos.

Modestino dijo...

El jamón se convierte en pieza navideña imprescindible.
Feliz domingo a los tres.

veronicia dijo...

comer jamon calma los nervios 1-3 minuto 33 de la 2ª parte....uffff ;)

paterfamilias dijo...

Pata negra lo que ha hecho el Zaragoza hece un momento. ¡Enhorabuena!

sunsi dijo...

Modestinoooooooo. Que me acabo de enterar de que el Zaragoza ha ganado al Madrizzz. Qué alegría... Enhorabuena por la parte que te toca.

Y sí señor. El jamón ¡serrano!. Esto no creo que nadie lo ponga en duda. Cortado fino...se deshace en la boca. Y en cuanto pruebas uno de estos de no sé cuántas bellotas, ya estás listo. Paladar fino, jurisconsulto.

Ahora tocaría celebración con jamón, tomates de la "boutique" y un buen vino tinto. Feliz sábado, Modestino.

tomae dijo...

...he oído a Mou que alguien ha regalado un jamón de esos al arbitro ¿tú sabes algo?

Modestino dijo...

Ganar al Madrid, eso sí qué es jamón serrano. Muchas gracias a todos.

meloenvuelvepararegalo dijo...

A estas horas yo te pediría un tenedor para picar de ese plato tan apetecible!!!
Y como "regalo", of course! Por el "envoltorio" se delata, pero siempre es un acierto seguro! :)