24 de enero de 2011

En recuerdo de un cómico

Hace ya días, el pasado 10 de enero en concreto, que falleció en Madrid Juanito Navarro, y dada la costumbre es posible que no me haya portado lo suficientemente bien con él al no haberle dedicado aún un post de homenaje; como Tommy me recordó mi omisión ya no me quedan excusas para hablar de este madrileño típico que tenía cara de chiste y aspecto de bellísima persona. La carrera profesional de Juanito Navarro fue dilatadísima, aunque para quienes vivimos de recuerdos parciales, delimitados por la fecha de nacimiento y por haber bebido de fuentes incompletas nuestra visión de la misma queda condicionada: en concreto, las primeras nociones que conservo del actor van intimamente unidas a Lina Morgan, la popular actriz con la que Navarro actuaba en las revistas de Colsada; en concreto la imagen de esta pareja de cómicos tiene mucho que ver con sus actuaciones en el Teatro Argensola, ubicado en el Paseo Independencia, ya cerca de la Plaza España, durante las fiestas del Pilar. Un humor fácil, no demasiado fino, pero lleno de simpatía y con muy poca maldad; un humor que venía reforzado por tratarse de dos personajes con una soltura tremenda para tomarse a mofa lo que fuera, y es que en esto del humor la utilización de la propia cara y de los gestos se hace imprescindible para salir adelante con éxito. Y curiosamente, el otro recuerdo que me viene a la cabeza es el de Juanito Navarro como candidato a la presidencia del Real Madrid; si no recuerdo mal fue en 1995 cuando el actor saltó a la palestra para disputar a Ramón Mendoza y Florentino Pérez la presidencia del equipo del Bernabeu: hubiera sido, sin ninguna duda, un presidente peculiar, un directivo que llamaría la atención, aunque puestos a dar la nota es posible que de hecho la acabara dando más quien terminó saliendo elegido, el ínclito Ramón Mendoza.

Cuentan los entendidos que Juanito Navarro cursó estudios de Ingeniería Aeronaútica, que no es moco de pavo, aunque enseguida sintió el gusanillo de las candilejas. Fue un hombre dedicado en buena parte a la revista, donde compartía su calva notable y su cara de broma con esculturales vedettes, todo un contraste. Entre otras, intervino en una de las versiones de la zarzuela cómica "La blanca doble", de Jacinto Guerrero, a principios de los años cincuenta trabaja en la compañía de revistas del madrileño teatro La Latina, sala a la que siempre estaría muy ligado, con espectáculos como “El Trust Tris Tras” con Luis Cuenca, Antonio Garisa y Raquel Daina; en 1952 entra en la compañía de revistas del Maestro Cabrera, interpretando obras cómicas y musicales como “Pan, amor y… postre” (1956) con la vedette Carmen Jareño y “Lo tomas o… lo dejas” (1957) junto Amparo de Lerma. Su primer trabajo con Lina Morgan lo realiza en 1959 con la antología de los maestros Francisco Alonso y Jacinto Guerrero titulada “Un matraco en Nueva York”, desde luego un título "sugerente". No obstante sus mayores éxitos los tiene en la década de los 60, primero con Toni Leblanc y luego con Matías Colsada. Con Lina Morgan estrenan desde noviembre de 1965 nueve espectáculos escritos por Ernesto Arena, Giménez y los Maestros Domenico de Laurentis y Pepe Dolz: “Dos maridos para mí” (1965), “…y parecía tonta” (1966), “La rompeplatos” (1967), “La chica del barrio” (1968), “¡Qué vista tiene Calixta!” (1969), “La chica del surtidor” (1970) y la última hasta junio de 1972 “Nena, no mes des tormento”. Con Lina Morgan presentó "Noches del Sábado", que fue el antecedente de las "Galas del Sábado" de las que hablaba el otro día.

A partir de 1972 Juanito Navarro encuentra otras parejas artísticas: como Vicky Lussón, Rafaela Aparicio, Ingrid Garbo, Paloma Hurtado y Eugenia Roca, presentando obras como “Nena no me des tormento”, "Tú Novia es mi mujer”, “Llevamé a París” y “La chica del Barrio”. En 1978 forma su gran Compañía de Revistas en el Teatro Calderón de Madrid, con éxitos como “¡Una vez al año no hace daño!” con el cómico Simón Cabido. Desde este instante Cabido y Navarro se hacen populares gracias a las historias de Doña Cocleta y Don Ciruelo que marcaron una época en la historia del humor español gracias a sus actuaciones en el programa “300 Millones” y “625 líneas".

En el cine sus mayores éxitos son "Las Leandras" (1969), de Eugenio Martín, junto a Rocío Durcal, Isabel Garcés, Saza, Celia Gámez y Alfredo Landa, "El taxi de los conflictos" (1969), de Mariano Ozores y José Luis Saenz de Heredia, junto a Carmen Sevilla, Juan Diego y Juanjo Menéndez, "Todos al suelo" (1982), con Pajares, Esteso y Antonio Ozores, y "Esto es un atraco" (1987), ambas de Mariano Ozores. La lista, con títulos igual de "llamativos" -"Me has hecho perder el juicio" (1973), "Celos, amor y mercado común" (1973), "Cuando el cuerno suena" (1974), "Strip-tease a la inglesa" (1975), "Esclava te doy" (1975), "El hijo del cura" (1982), "Cristóbal Colón, de oficio descubridor" (1982), "Los caraduros" (1983), "La Lola nos lleva al huerto" (1983), "Juana la loca... de vez en cuando" (1983), "El currante" (1983), "Cuando Almanzor perdió el tambor" (1983), ...- sería interminable y si las películas no pasarán a la historia, los actores que las hicieron sí que forman parte de la "enciclopedia" del cine español.

Muchos también le recordamos de algún "Estudio-1" más bien gracioso, de series de televisión como "Este señor de negro", con guión de Mingote y protagonismo de José Luis López Vázquez o "Ninette y un señor de Murcia", basada en la obra de Miguel Mihura. Y por supuesto, de sus apariciones en "Un, dos, tres responda otra vez" junto a Antonio Ozores en la época de Mayra Gómez Kemp. Y, desde luego, Juanito Navarro al menos desde fuera, parecía buena gente.


18 comentarios:

pater familias dijo...

No sé si soy un poco cotilla, pero me he quedado con las ganas de saber algo de su vida personal.

Enhorabuena por la victoria del Zaragoza.

Modestino dijo...

Pues de su vida privada la verdad es que no se nada, señal de que muy destorotada no debía de ser.

Modestino dijo...

Ah, y gracias por la enohorabuena: queda un mundo y toca sufrir, pero al menos ya no andamos descolgados.

sunsi dijo...

Juanito Navarro... Esperaba este post. Siempre haciendo justicia a quien lo merece por su trabajo, Modestino. A mí también me parece que fue buena gente. Y nos hizo reír mucho.

¿Ganó el Zaragoza? ¡¡¡Enhorabuena!!!

Modestino dijo...

Seguro que hay quien también se lo merece y no sale, por ejemplo recientemente han fallecido Bobby Farell el cantante de Boney M, el ex futbolista de Barça y Mallorca Angel Pedraza y el actor británico Pete Postlethwaite, a quien pensaba que no conocía hasta que descubrí que era el padre de Danny Day Lewis en el film "En el nombre del padre", pero no he tenido tiempo, ocasión y excesivos datos para hablar de ellos.

Tommy dijo...

Ni siquiera tú puedes estar en todo, Modestino.

A Juanito Navarro, aparte de haberle visto en prácticamente todas las pelis de Mariano Ozores con Pajares y Esteso, en las que era tan secundario de lujo como el propio hermano del director, le vi en teatro en la revista "La chispa de la vida" (en la que María Isbert retomaba el personaje de "Doña Cocreta" que había popularizado Simón Cabido) y le recuerdo especialmente en un Estudio 1 haciendo del "Tío del gabán" en "Los ladrones somos gente honrada" de don Enrique Jardiel Poncela, porque a Jardiel hay que saberlo interpretar y él no lo hacía mal en su registro algo rústico.

Y como ya dije otras veces, es de justicia honrar, aunque sea póstumamente, a estos cómicos que sólo pretendían hacernos reir y que generalmente lo conseguían, máxime recordando aquellos nada maravillosos años 80 en los que Pilar Miró, Méndez-Leite y sus camaradas y correligionarios se esforzaron por defenestrar el cine español de "fast-food" (permitidme la metáfora) para que sólo se exhibieran filmes tediosos y tendenciosos sobre la guerra y la postguerra con los que lograron desertizar las salas en donde se exhibían.

Modestino, ayúdame. ¿Quiénes son los que aún quedan vivos de esta generación de cómicos? Pienso en Quique Camoiras y en Jesús Guzmán, pero ahora mismo no me sale nadie más.

Modestino dijo...

Por Dios, Tommy, sigue vivo el gran Tony Leblanc¡

veronicia dijo...

He encontrado este anuncio de Juanito Navarro anuncio escenario verde heineken
Me he reido tanto que me he atragantado!
Un saludo Modestino!

veronicia dijo...

Florinda Chico, Raul Sender... creo

Modestino dijo...

No se si cabría hablar del Alfredo Landa del "Landismo", de María isbert o de José Sazatornil.

Mariapi dijo...

No me gusta mucho este tipo de cine, la verdad, pero cuando veo lo que se rie mi madre, que está enfermica, con estas películas, me siento muy agradecida a actores como Juanito Navarro, de verdad. Y también gracias a ti, que los recuerdas y les haces justicia.

Tommy dijo...

Gracias, Veronicia y Modestino. Yo quería referirme a estos cómicos que, después años y años de trabajo, generalmente duro, en la revista y en la comedia despectivamente conocida como españolada, no han sido suficientemente reconocidos en vida, y creo que no es el caso de Leblanc y de Landa, afortunadamente para ellos, ni siquiera el de Saza (que hasta ganó un Goya por "Espérame en el cielo"). Luego me he acordado de Pedro Peña, otro "chico de revista" que alcanzó popularidad como el abuelo de "Médico de familia". Y a partir de aquí, podríamos empezar con los cómicos del Molino y del Paralelo en general, aunque también Luis Cuenca, el más famoso de todos ellos, tuvo su reconocimiento muy al final de su carrera.

Anónimo dijo...

Me gusta

Brunetti dijo...

Recuerdo a Juanito Navarro presentándose a las elecciones del otrora glorioso Real Madrid. Pobrecillo.

Al hombre le pudo su inmenso amor al club blanco, pero el resultado no pudo ser más patético. Algo así como si Mary Sampere se hubiese presentado a la presidencia del Barça. Pero en el club culé no pasan esas cosas tan peregrinas, mal que me pese reconocerlo.

En esta vida es bueno saber "en qué equipo puedes jugar" en cada momento; o, dicho de otro modo, hay que tener la intuición suficiente para quitarse de en medio cinco minutos antes de que te echen.

P.D. Ya sólo quedan 20 "puntitos" más para que el león rampante siga entre los grandes. Ufff!

meloenvuelvepararegalo dijo...

Yo empecé a conocerle con Doña Cocleta! Y me hacía muchísima gracia esa pareja y sus incursiones en el 1,2,3.
Pienso que hay que homenajear a nuestros actores, sean estos del género que sean, así que gracias por esa parte.

Modestino dijo...

Pues a mí me caía mejor Mary Santpere que Laporta ... Pronto hablaré, por cierto, de Madrid y Barça.

Éric Cantona dijo...

Esperamos con ansia tus comentarios acerca de los dos grandes Modestino...

Modestino dijo...

Atento al sábado Eric ...