30 de diciembre de 2010

Falleció una de las caras famosas de los telediarios

El lunes 27 de diciembre fallecía en Madrid a la edad de 63 años el periodista Luis Mariñas; Mariñas era gallego -había nacido en A Coruña- y pertenece a una familia de periodista, pues era hijo de Enrique Mariñas, uno de los mitos de la sección de deportes coruñesa de Radio Nacional, donde también trabajó su hermano Enrique que falleció en un trágico accidente de coche cuando era uno de los directores del mítico programa "Radiogaceta de los Deportes": todavía recuerdo como si fuera hoy la voz entrecortada de Santiago Peláez anunciando la inesperada noticia de su muerte. Luis Mariñas no siguió la senda del periodismo deportivo y enseguida destacó como director de los telediarios. Cuentan los teletipos que comenzó en TVE con personajes tan legendarios como Jesús Álvarez, Victoriano Fernández Asis -""Señor ministro, dicen, yo no lo creo ..."- y Miguel de la Quadra Salcedo.

Luis Mariñas forma parte de esa primera línea de jóvenes periodistas que dinamizaron los telediarios de la primera cadena: Lalo Azcona, Eduardo Sotillos, Luis de Benito, Pedro Piqueras, ... gente con una soltura especial, simpáticos, ágiles y que sabían ir más allá del mero academicismo que definía a los locutores de épocas anteriores. A Mariñas, que estuvo entre la primera y la segunda cadena durante la década de los 80 -con un paréntesis en que fue asesor del Ministro de la Presidencia Virgilio Zapatero- le tocó lidiar con noticias tan complicadas como una serie de graves atentados de ETA de la época, la preparación de las Olimpiadas de Barcelona-92, el caso "Filesa", la entrada en la OTAN o la visita a España de Ronald Reagan.

Con la llegada de las televisiones privadas a nuestro país, Luis Mariñas fichó por Telecinco, donde también se encargó de los informativos y se convirtió en dura competencia de los telediarios donde se había formado. En la tele de Berlusconi Luis Mariñas se convirtió en el primer periodista que presentó un informativo desde otro continente, pues el 12 de octubre de 1990 lo hizo para Telecinco desde la plaza de Times Square en Nueva York. En dicha cadena puso también en marcha otros programas como "La hora de la verdad", "Hora límite", y "Mesa de redacción". Posiblemente una de sus grandes actuaciones fue la presentación el 31 de octubre de 1993 del segundo gran debate entre Felipe González y Jose María Aznar, un enfrentamiento que contra todo pronóstico había ganado una semana antes el entonces aspirante a la presidencia en Antena-3, obligando a González a poner toda la carne en el asador para recuperar el terreno perdido en la réplica posterior en Telecinco.

El periodista fallecido se convirtió también en un experto de las noches electorales, tanto en la televisión pública como en la privada, su cara, su voz y su saber hacer protagonizaron unas cuantas veladas de elecciones, con situaciones tan variopintas e históricas como las últimas mayorías absolutas del PSOE felipista, la inesperada victoria de los socialistas en 1993, con las famosas "horquillas" de José Luís Corcuera y la primera victoria electoral del PP en 1996. También cabe destacar las entrevistas que realizó al mismísimo Saddam Hussein en Bagdad antes de la primera Guerra del Golfo y a Mijail Gorbachev tras la desintegración de la URSS.

También colaboró en periódicos como Diario 16, La Voz de Galicia, Diario Digital y Metro y fue tertuliano de "La linterna" de la Cope con Luis Herrero; dirigió el programa "Los desayunos de TVE" y presentó el programa sobre ciencia, tecnología y humanidades de Telemadrid, "Años Luz". Entre los premios que recibió a lo largo de su carrera profesional, destacan dos de la Agrupación de Telespectadoras y Radioyentes, la Antena de Oro, el Micrófono de Oro, el del Club Internacional de Prensa, el Galicia de Comunicación y el de la Asociación Nacional de Informadores Gráficos.




11 comentarios:

sunsi dijo...

Una trayectoria brillante la de este buen periodista. Gracias por recordarla, Modestino.

Descanse en paz.

pater familias dijo...

Cuando me enteré de la noticia me entristecí e intenté recordar el tiempo que hacía que no sabía nada de él. De golpe, me teletransporté a una época pasada.

Modestino dijo...

Una de las consecuencias naturales de ir cumpliendo años es que cada vez son más los que conoces en los "obituarios" de la prensa. Hace 30 años uno se enteraba de la muerte de Antonio Vico, Jorge Mistral, Gorostiza o Jorge Vigón y casi ni le sonaban, los que se mueren ahora los has conocido, y de jóvenes.

pater familias dijo...

Así es. También ocurre lo mismo cuando estás viendo un partido de fútbol con tus hijos y comentas que el entrenador de tal equipo era un buen jugador y llegó a ser internacional. Es entonces cuando te miran y te dicen con cara de sorpresa "¿Lo viste jugar?"

No escarmiento porque lo mismo me pasaba a mi con mi padre. Recuerdo cuando me decía que Luis Aragonés era ... y yo alucinaba pensando que ese tío alguna vez había jugado a fútbol.

Modestino dijo...

Ja, ja, ja.... se nota que somos de otra generación, amigo: yo ví jugar a Luis Aragonés, ... y a Amancio, Del Bosque, Villar, Cruyff, Valdano, ... y a los padres de Xavi Alonso, Pepe Reina, Sergi Busquets, ... hasta al de Manolo Sanchís, ex-capitán del Real Madrid y hoy retirado.

Y te aseguro que Luis -ese era su nombre de guerra- tenía una clase enorme y sacaba las faltas al borde del área de maravilla.

Tommy dijo...

Yo, que soy más o menos de tu generación, Modestino, sí que recuerdo a esos personajes legendarios que mencionas al principio de tu post, especialmente a Victoriano Fernández Asís, todo un personaje. Solía presumir de que, cuando había conseguido poner en aprietos al político entrevistado, le ofrecía un cigarrillo (eran los tiempos en que en la tele se podía fumar) y después el propio Victoriano lo encendía con un mechero para que la gente más perspicaz pudiera ver cómo la mano que sostenía el cigarrillo (que era la del político) temblaba y la que sujetaba el encendedor no. Y eso en tiempos de Franco. También recuerdo diciéndole en la cara a Andrés Aberasturi, de quien había sido profesor, que no comprendía cómo había conseguido ser presentador del Telediario pese a su deficiente dicción. Todo un personaje.

Modestino dijo...

Aquí dejo la foto del tal Fernández Asís: http://www.premiosondas.com/imgs/1964/foto2.jpg

Otro día habrá que hablar de Emilio Romero ... y de Alfredo Amestoy.

Suso dijo...

Mariñas dirigió también un programa de crónica negra que para mi fue revolucionario en su género, muy bien documentado y con colaboradores de primera.

No recuerdo el nombre del programa

tomae dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tomae dijo...

...Oí lo de Mariñas y pensé que lo recordarías Modestino, no solo son caras, sino voces que suenan a veracidad...

Hace poco veía en tele 5 la muerte de Bobby Farrell el cantante de Boney M (perdona si no viene al caso) aunque algunos de muchas generaciones los oíamos en los programas de fin de año y otros guateques...

Anónimo dijo...

Siempre quedaba la esperanza de volver a verle otra vez en la pantalla, no es justo que se haya ido tan pronto.

Ojalá que los futuros periodistas lo tengan de referente de como ser un buen profesional.