30 de noviembre de 2010

Murió el rey de la parodia

Ayer murió en Florida a la edad de 84 años el actor canadiense Leslie Nielsen; el actor falleció a causa de una neumonía que le tuvo entre la vida y la muerte las últimas dos semanas y nos cuentan que lo hizo serenamente y en compañía de toda su familia. Aunque Nielsen, un hombre caracterizado por su gran mata de pelo blanco, sus gestos llamativos y una peculiar forma de andar, se ha hecho un hueco en la fama cinematográfica gracias a sus papeles cómicos y, más en concreto, a su papel de teniente Frank Drebin en la saga "Agarralo como puedas", su carrera comenzó muchísimo antes de que aparecieran en cartel tales películas y sus primeros filmes no tenían nada de humorísticos, ni siquiera de comedia. Cuando algún famoso fallece uno se suele enterar de cosas curiosas de su vida, y en este caso he descubierto que al poco de nacer se fue con sus padres a vivir cerca del círculo polar ártico, donde Leslie enfermó de raquitismo, una enfermedad que le dejó las piernas arqueadas y una característica forma de caminar, así como que sus primeros años fueron difíciles, ya que su padre era en exceso estricto y violento, lo que excitó la imaginación del chaval, quien descubrió que si le hacía reír se ahorraba un bofetón, por lo que desde niño desarrolló un especial sentido del humor.


En concreto, mi primer recuerdo del actor se remonta a aquella primera entrega de "La aventura del Poseidón", un film dirigido por Ronald Neame con el que llenamos los cines durante los primeros meses de 1973 lo adolescentes de mi generación; con Gene Hackman, Shelley Winters, Ernest Borgnine, Stella Stevens y Red Buttons, como estrellas del amplio cartel, Leslie Nielsen desempeñaba un papel secundario al encarnar al Capitán Harrison, la máxima autoridad técnica del barco, un individuo que curiosamente aparece como un hombre serio y cuya aparición en escena no resulta excesivamente larga. Sobre este film, surgido en una época en la que se pusieron de moda las películas sobre grandes catástrofes -"El coloso en llamas", "Terremoto", ...-, hice en su día -13 de marzo de 2009- un amplio post y fue junto a "Oliver" y alguna reposición de "Quo Vadis", "Ben Hur" o "Los Diez mandamientos", la película que más expectación produjo en mi época infantil.

Su primera película se tituló "El rey vagabundo" (1956), una versión del viejo film protagonizado por Jeanette Mac Donald y Dennis King de la que no he encontrado más referencia, siendo su primer éxito importante un clásico de la ciencia ficción: "Planeta prohibido" (1956), de Fred M. Wilcox, comnpartiendo papel protagonista con Walter Pidegeon y Anne Francis; Nielsen interpreta al Comandante de una nave interplanetaria y la película tuvo un éxito notable. El éxito de este film le llevó al mundo de la televisión, donde protagonizó un buen número de dramas en los que, curiosamente, solía ser el malo de la película; en el mundo del cine su trabajo se limitó a cintas de mínimo interés -"Rapto" (1956), "Furia en el valle" (1958), "La fuerza de la nobleza" (1966), "Una tumba al amanecer" (1967), ...-, sirviendo su papel en el "Poseidón" para relanzar su carrera.

Tras tres entregas de drama y terror, "El día de los animales" (1977), "Ciudad en llamas (AKA Emergencia)" (1979) y "Noche de graduación" (1980), apareció la gran mina en la carrera de Leslie Nielsen, quien a partir de entonces dedicó sus mejores momentos profesionales a la parodia. "Aterriza como puedas" (1980), interpretando con un enorme éxito al inexpresivo Doctor Rumack, fue la punta de lanza de una serie de películas a las órdenes de David Zucker en las que el actor explotaba unas cualidades cómicas hasta entonces reservadas a los íntimos. Se trata de un humor basado en el absurdo, con carácter excesivo y que gusta a un determinado público. Tras la parodia de la famosa "Aeropuerto" vienen las tres entregas de "Agarralo como puedas" (1988, 1992 y 1994), donde lo que se satirizan son las películas de policías con un personaje tan chusco como el el incompetente teniente Frank Drebin. En estas películas, además de la presencia de famosos del cine y la tele como Peter Graves, Robert Stack y George Kennedy, llama la atención la presencia de otro tipo de famosos ajenos al mundo de la pantalla: Priscila Presley, O.J. Simpson, Kareem Abdul-Jabbar, ...

A partir de entonces el actor queda encasillado en las películas de humor, y van surgiendo films que ya no tienen el éxito de las primeras: "Loca" (1987), donde comparte reparto con Barbra Streissand, Karl Malden, Richard Dreyfuss y Eli Wallach, "Drácula, un muerto muy contento y feliz" (1995), a las órdenes de Mel Brooks, "Espía como puedas" (1996), "Mr. Magoo" (1998), representando a un célebre y despistado personaje de dibujos animados, o algunas de la serie "Scary Movie 3", donde volvió a trabajar con David Zicker, sin olvidar diversas reminiscencias de las primeras citadas -"Acampa como puedas" (1997), "2001: despega como puedas" (2000), ... y así hasta la eternidad. Hizo una incursión en el drama con "La voz del interior" (2007), de Steven Sawalich, tal vez para demostrar que seguía conservando su vena dramática. De cualquier manera, en la historia del cine el lugar reservado a Leslie Nielsen siempre será la platea donde suenan las carcajadas.



10 comentarios:

pater familias dijo...

De lo que se entera uno. Yo siempre había creído que "sólo" era un actor cómico y, siendo sincero, a mi nunca me hizo gracia

Tommy dijo...

Olvidas, querido Modestino (aunque con absoluta justicia), su breve participación en "Spanish movie", aunque el trailer de esta peli, en donde Nielsen compartía escena nada menos que con Chiquito de la Calzada, pasará a la historia del humor inclasificable. Buscadlo en YouTube. Yo creo que también fue haciendo del capitán del Poseidon la primera vez que le vi. Es curioso como un actor ya al final de una carrera plagada de melodramas, pelis de género y muchos telefilmes encuentra una segunda juventud haciendo el payaso. Y a mi gusto no lo hacía mal.

Por si mañana no le dedicas el post, un recuerdo al maestro Mario Monicelli, que acaba de fallecer en penosísimas circunstancias. La comedia italiana, y el cine italiano en general, pierden a uno de sus más grandes directores.

Modestino dijo...

A mí tampoco me hacía demasiada gracia; es un tipo de humor que no me va: me parece excesivo.

Pensé incluir "Spanish movie", pero lo de Chiquito de la Calzada ya era demasiado ...

A Monicelli no le conocía, esta tarde si tengo un rato investigaré y veré si estoy en condiciones de escribir algo.

annemarie dijo...

A mí tampoco me hacia demasiada gracia, pero es un estilo de humor aparentemente muy apreciado en EUA; sin embargo, ayer en las noticias colgaron una escena de una película suya y me he reído con gusto: una cosa con una pistola paralizante, muy criativo. :)) La aventura del Poseidon es la materia de mis peores pesadillas. :))

Gran canción, la de Supertramp!!

Modestino dijo...

"La aventura del Poseidón" es uno de los recuerdos vivos de mis 14 años; fuimos a verla media clase al desaparecido cine Rex de Zaragoza una luminosa tarde de un sábado de marzo de 1973 ... es más, recuerdo que era el día 17.

Mariapi dijo...

Sin ser uno de mis preferidos, me reí mucho con lo absurdo de Aeropuerto...siempre que cojo un avión la recuerdo. Gracias, Modestino.

veronicia dijo...

Es un humor simple y muy visual; cuantas veces han podido reponer la saga de "Agarrado como puedas" y "Espía como puedas" tan aptas para todos los públicos tal vez ahora no me hacen tanta gracia como antes pero reconozco que en su día me reí mucho.


Por cierto tan encasillado lo tengo en papeles humorísticos que ni siquiera le pongo cara en "Loca".
Un saludo Modestino:)))

(Me entero por Tommy de la muerte de Don Mario Monicelly que descanse en paz)

Tommy dijo...

Pues si no recuerdo mal, Veronicia, Nielsen era en "Loca" el tío a quien mataba Barbra Streisand. Ahí no hacía ninguna gracia.

Y hablando de Monicelli, nos hemos reído con las payasadas de "Agárralo como puedas" y tal, pero mucho más con "Rufufu", con "Habitación para cuatro", con "La armada Brancaleone", con "El marqués de Grillo", con "La gran guerra"... y muchos etcéteras.

Modestino dijo...

Interesante el concepto de humor muy visual.
A mí me pasa que escenas con las que me partí el bazo en si día al volver a verlas al cabo de los años no me hacen ni la mitad de gracia. Recuerdo cómo me reía con "Le llamaban Trinidad", estoy seguro que ahora me parecería floja.
Con las buenas comedias eso no pasa, caso de Capra, Wilder, ...

Modestino dijo...

De Monicelli no me veo capaz de hablar: me faltan datos, pero como Mastroianni y Gassman me parecen geniales, el director fallecido acabará saliendo más pronto que tarde.