26 de noviembre de 2010

Il bambino di oro

El otro día leí que ha sido el mejor jugador italiano de la historia, algo que no se si es verdad -para gustos los colores-, pero que de ser así tiene un enorme merito si tenemos en cuenta que se trata de un país cuya selección ha ganado tres veces el Mundial y que de esa "bota" han salido jugadores como Giuseppe Meazza, Franco Baresi, Paolo Rossi, Giancarlo Antognoni, Gaetano Scirea, Paolo Maldini, Roberto Baggio o Alessandro Del Piero. Sea o no el mejor, no cabe duda que Gianni Rivera ha sido uno de los centrocampistas más técnicos, elegantes y creativos del mundo, uno de esos jugadores que han recibido, sin ningún género de dudas, un toque de la divinidad, porque sino no se explica como han sido capaces de jugar con ese estilo y esa belleza a lo largo y ancho de un campo de fútbol. Rivera era un "10", como Pelé, Maradona o Zidane, un jugador que desde una posición privilegiada domina el campo, hace circular el balón, organiza a sus compañeros y es capaz de sacarse de la chistera las jugadas más inverosímiles.

Gianni Rivera fue el primer futbolista italiano en ganar el Balón de Oro al mejor jugador del año en Europa (1969) y ocupa el 20º lugar en el ranking del Mejor futbolista del siglo publicada por IFFHS en el 2004. Fue sesenta veces internacional con Italia, selección con la que disputó cuatro Mundiales -quedó segundo en el de México-70- y ganó una Eurocopa al vencer en la final a Yugoslavia en 1968. Con el Milán su palmarés es espectacular: conquistó 2 veces la UEFA Champions League (1963 y 1969), 2 veces la Recopa de Europa (1968 y 1973) y 1 Copa Intercontinental (1969). En Italia y con su equipo de siempre, el Milan, obtuvo tres veces el Scudetto y cuatro la Copa de Italia. Mi primer recuerdo del "Bambino d'oro" tiene que ver con la Final que el equipo rossonieri ganó al Ajax por 4-1 en el Estadio Santiago Bernabeu en 1969; en el equipo de Amsterdam jugaba un jovencísimo Johan Cruyff que ya era considerado una figura en ciernes, pero aún se trataba de un Ajax excesivamente joven y sucumbió ante un equipo transalpino en donde su ariete Pierino Pratti hizo un histórico hat-trick, brillaba el lateral zurdo aleman Karl-Heinz Schnellinger, los italianos Rosato y Sormani y, por encima de todos, Rivera que era quien claramente marcaba la diferencia.

El jugador nacido en la localidad de Alessandría destacaba también por no ser el típico futbolista humanamente poco cultivado, sino que era un hombre con estudios y notoria categoría humana, de hecho acabó siendo vicepresidente del club de sus amores e hizo sus pinitos en política, con presencia en el Congreso de los Diputados de Italia y llegando a ser Vicesecretario de Defensa con Romano Prodi. De hecho ya en el campo Rivera era un jugador elegante y limpio, nada que ver con personajes como Matterazzi, Gattusso y otros que han enriquecido la leyenda del calcio italiano como un fútbol donde imperan el catenaccio, la dureza, las argucias y los malos modos. Rivera fue uno de los más genuinos representantes del fair play, del saber estar en un terreno de juego; fue el capitán indiscutible tanto del Milan como de la squadra azzurra, donde coincidió con auténticos fenómenos como Dino Zoff, Sandro Mazola, Gigi Riva, Giacinto Fachetti o Roberto Bonisegna.



10 comentarios:

paterfamilias dijo...

Interesante entrada.

Yo que creía saber algo de fútbol, en mi vida había oído hablar de él.

Tendré que cultivarme como él. ;-)

Modestino dijo...

Es que debes de ser bastante joven, Rivera tuvo su esplendor entre finales de los 60 y principios de los 70 ... hoy lo pensaba, en serio, "Modestino, cuando sacas un post de fútbol tiendes a remontarte al paleolítico balompédico".

annemarie dijo...

Ves, Modestino? :)) Pura inspiración poetica: "paleolítico balompedico"! Eso tiene que salir del alma, o no sale del todo! :)) Un abrazzzo! :))

ana dijo...

Pues... yo opino lo único que puedo decir cuando se habla de fútbol: que me parece un tipo muy atractivo e interesante...
:)))))))))

Nos has dejado el perfil de una persona como para catalogarlo tal que "asín": interesante y atractivo. Porque guapo, ya se ve que lo es.

Prometo no volver a píar cuando hables de fútbol... No tengo ni idea.

Y hoy es viernes!!!!!!¨

:(
:/
:)))))))))))))))))))))))

Y como dice annemarie, me ha encantado esa expresión; paleolítico balompédico. Es muy poética. ;)

pater familias dijo...

Ahora me lo explico, aunque sólo un poco.

Yo nací a finales de los 60, pero aún así he oído hablar de Di Stefano, Zarra, Campanal, Kubala, Eusebio, Pelé, etc..

Modestino dijo...

Hombre¡, ponera Campanal a la altura de Di Estefano, Pelé, ... a parte de dar pistas parece muy audaz.
Hay jugadores menos conocidos de esa época que también son leyenda: Garrincha, Overath, Rivelino, Bobby Moore, Dennis Law, .

veronicia dijo...

Yo también voy a opinar...
Si el bambino di oro era un representante del fair play, y del saber estar en el terreno de juego,
¿qué debe estar pensando de lo que ha hecho Mourinho?


Y hasta aquí llegan todos mis conocimientos futbolísticos de ésta semana...
Un abrazo Modestino ;)

sunsi dijo...

Modestino. Observo que hay personal que se lanza sin saber nada de fútbol;-)))) Así que, yo opino lo mismo que Ana. Y de lo que cuenta veronicia también sé un poco. Prefiero a Guardiola que a Mou... con diferencia. Y conste que no soy del Barça.

Un saludo balompédico

Modestino dijo...

Yo intuyo que Mourinho es mejor tipo de lo que parece.
Guardiola es un señor ... aunque a veces puede dar la impresión de que alardea algo de ello.

pater familias dijo...

Vaaaaale, si quieres ponemos también a Lapetra y Marcelino ;-)