15 de junio de 2010

Vicente del Bosque



Mañana comienza España su intervención en el Mundial de Sudáfrica y pensaba sacar un post alusivo; como espero tener tiempo de alabar a los integrantes de "La Roja", se me ha ocurrido preparar la andadura de nuestra selección nacional con un pequeño homenaje a quien gobierna el rumbo de ésta, Vicente del Bosque. No es mala la trayectoria como entrenador del salmantino -consiguió títulos españoles y continentales con el Real Madrid y, aunque en Turquía no tuvo suerte cuando entrenó al Besiktas, con él la selección ha mantenido el nivel mostrado con "zapatones"-, pero yo prefiero destacar aquí otra cuestión: Del Bosque es un buen tipo y se nota; no hay más que oírle hablar para darse cuenta de que se trata de un individuo sin aristas, sencillo, bondadoso y carente de ese ego que, tantas veces sin justificación -si es que cabe justificar tenerlo- muestran tantos hombres del fútbol.

Tuve ocasión de conocer a Del Bosque en Huesca hace año y medio, cuando invitado por el Foro del heraldo llenó hasta la bandera el Palacio de Congresos; me lo presentaron y confirmé lo que he dicho, es un hombre afable, educado y, por encima de todo, muy normal, sin aureola de ningún tipo. Anteriormente le había visto acudir a saludar a varios jóvenes con síndrome de down -él tiene un hijo aquejado de esta enfermedad- y resultó edificante observar el cariño y la delicadeza con que les trataba; estaba bien claro que no actuaba de famoso responsabilizado, ni de personaje paternalista, sino de hombre que hace lo que siente y muestra una solidaridad y un afecto sincero, de verdad.

Mi primer recuerdo de Vicente del Bosque se remonta a mediados los años 60, cuando capitaneaba el equipo juvenil del Real Madrid; en la Final de la Copa del Generalísimo, TVE conectaba unos minutos antes y se solía ver los últimos momentos de la Final juvenil, que solía enfrentar al Barça y al Real Madrid, allí conocí de la existencia de jugadores que luego serían célebres en 1ª División, como Fermín, Barba, Planelles, García Castany, Romea o Alfonseda; yo he visto a un imberbe Vicente del Bosque pasear la Copa, sin poder sospechar que al cabo de 40 años se había puesto las botas de ganar todo tipo de títulos primero de corto y luego con traje y corbata.

Posteriormente Del Bosque triunfó en sucesivas cesiones al Córdoba (1971) y Castellón (1972) y pasó a formar parte de la primera plantilla del equipo merengue, donde se erigió en un volante con clase y excelente control; fue 19 veces internacional, un fijo para Ladislao Kubala, cumpliendo siempre, aunque a veces nos desesperara su lentitud y esa forma tan original de jugar, como sacando el culo hacia atrás. Como jugador consiguió 5 ligas y 4 Copas.

Tras retirarse pasó a ser un entrenador de la casa, uno de esos hombres de confianza, como lo había sido anteriormente Luis Molowny; los malos resultados del equipo le llevaron a coger las riendas del mismo, con un palmarés inigualable: dos Ligas, dos Ligas de Campeones, dos supercopas de España, una de Europa y una Intercontinental. Como el fútbol es así, a Del Bosque acabaron dándole la "boleta", pues no tenía el glamour de un Hiddink, un Capello o un Toshack. Pero ninguno de ellos ha sido capaz de emular a "Vicentón".

Mira que es feo Del Bosque, pero uno se olvida enseguida de su aspecto, porque ya se sabe que la belleza está en el interior, y de inteligencia y bondad el hombre tiene bastante, por eso se merece que la selección responda a las expectativas.


16 comentarios:

Suso dijo...

Gran tipo, sí señor. Transcribo una entrevista...



—Padre de tres hijos, el pequeño, Álvaro, 14 años, con síndrome de Down...

—Al principio fue muy duro, pero siempre lo hemos llevado con la mayor tranquilidad. Me decía por qué le va a tocar a otro y no a mí. Además en nuestra casa tiene la suerte de que no le falta nada, tenemos la
posibilidad de ayudarle en todo. Es una bendición para todos. Una situación así en casa, a diario, te hace relativizar las cosas. Te hace más sensible. Nos da tranquilidad. En el fondo es un privilegiado. Conozco y existen situación más crueles, gente más desfavorecida, que no tiene medios con casos parecidos o peores...

—Todos los días le lleva al colegio.

—Sí. Va a un colegio de integración.

—Me cuentan, que pone a sus compañeros de clase en fila y le hace firmar autógrafos...

—Sí, eso fue al principio, un par de días. Es que a veces a Álvaro le gusta presumir de padre. Es todo lo contrario que el mayor, Vicente, que es todo timidez y no quiere que aparezca por su colegio, siente pudor. Álvaro nos hace felices a todos con sus cosas. Un día se levanta y se peina a lo Figo, ahora está con que quiere ir a Cibeles, él escucha cosas y se queda con ellas...

Modestino dijo...

Y lo mejor es que este hombre cuenta estas cosas con toda naturalidad, se nota que habla lo que siente, que no es pose: sentido común y bonhomía por doquier.

Ahora no hay muchos downs ... a veces la situación me recuerda a las prácticas eugenésicas durante el III Reich.

Mariapi dijo...

Modestino, no me interesa mucho el futbol. Lo que sigo es porque les gusta a mis chicos...Pero una noche de insomnio escuché en la radio una entrevista a Del Bosque. Me impresionó, no habla como los otros entrenadores, aunque hable de futbol. Es un "señor". Bueno de verdad.

Y no lo veo tan feo...

Modestino dijo...

Efectivamente, es distinto y es un señor.

En cuanto a sie s feo o no, creo que respecto a los hombres las mujeres tendeis a tener un concepto distinto de lo que es ser feo ...;)

Suso dijo...

Modestino, por favor, no jueges con las palabras. Las mujeres tienen un concepto "distinto" de lo que es feo, pero si supieran cuán "distinto" es Del Bosque...

Modestino dijo...

Bueno ... lo que quise decir es que los tíos que suelen "estar buenos" para muchas mujeres no suelen ser "guapos" en el sentido habitual en que lo entendemos.

Lo que me gustaría saber es que quieren decir muchas mujeres cuando diden de un hombre que es "muy mono"... Aunque ya he desviado el tema del todo ;).

Suso dijo...

Lo has desciado no, le has dado un patadón y lo has enviado muy lejos.

Yo me refería aotro asunto, que tú que dominas el mundo del fúmbol, conocerás.

Se dice de Del Bosque que es un gran aficionado a la fotografía (^^...movimento de cejas ascendente y descendente por tres veces)

Brunetti dijo...

Hace unos años, el ínclito Joan Gaspart, entonces presidente del Barça, en el fragor de alguna de sus innumerables batallas dialécticas, llegó a calificar al bueno de Del Bosque de "anormal" o "subnormal" (no recuerdo con exactitud el calificativo, aunque el sentido era evidente).

Dicen los allegados que su esposa y madre del chaval Álvaro, al sentirse tan íntimamente ofendida, quiso querellarse contra Gaspart, pero finalmente Del Bosque la convenció de que era mejor ignorar al necio.

Dicho lo cual, y en mi opinión:

1º. Del Bosque está muy sobrevalorado (no ha ganado tantos títulos, que yo sepa) por "la prensa de Madrid";

2º. Es una persona noble y parece que honesta; y,

3º. Es tremendamente feo.

(Ya era feo cuando tenía 20 años y jugaba en el Córdoba: tengo unas fotos que lo demuestran).

¡Salud!

Suso dijo...

Brunetti te falta la foto de verdad.

veronicia dijo...

Como hoy llego la última me he podido reir con vuestros comentarios... pobre del Bosque seguro que nunca ha pensado que a su edad, casado, con hijos, y antes del primer partido de España nuestro tema de convesacion seria si esta bueno o no...
No os preocupeis, que como no me fijo en los partidos cuando termine el mundial hago un casting de los entrenadores mas guapos si es que hay alguno, que de momento no he visto ni uno...
Un abrazo

veronicia dijo...

Por cierto para mi lo que hizo el Madrid con del Bosque fue una bajeza, en ese momento yo era del Madrid y deje de serlo; quede dicho que para mi es un caballero.

Alberto dijo...

Del Bosque es un entrenador perfecto para las grandes plantillas: no es un entrenador-látigo, que les hace currar más de lo debido, ni es un entrenador-estrella, tipo Mourinho o Capello, que se quieren llevar toda la gloria y los honores. Por eso fue el único entrenador que sobrellevó al Real Madrid de los galácticos y que dirige fenomenalmente al fenomenal grupo de cracks que tenemos ahora en España.

En cambio no veo a Del Bosque llevando a un equipo de media tabla para abajo, que necesite mucho trabajo físico y táctico para salir adelante.

Como persona parece inmejorable, y cuando lo escuchas o lo lees en una entrevista, la sensatez es la nota predominante en sus palabras. Básicamente creo que es un muy buen hombre.

Modestino dijo...

Yo también pienso que Vicente del Bosque es el seleccionador ideal, pero que no es el mister más adecuado para un equipo distinto del Madrid de los galácticos; de hecho en el Besiktas fracasó.
Recuerdo que cuando se comenzó a rumorear el cese de Víctor Fernández se aseguró que iba a ser su sustituto, al final no fue así y no tengo claro que hubiera tenido más éxito que los que ocuparon entonces el banquillo blanquillo.

esposo veronicia dijo...

Bueno, aunque un poco tarde voy a escribir mi opinión sobre Don Vicente; ciertamente no me interesa sí es guapo, sí es buena persona, sí es un motivador, etc. Lo que realmente me importa es como coloca sus equipos en el campo y en este caso la selección; su referencia táctica la tengo clara: un 4-2-3-1 cuando defiende con Xabi Alonso y Busquets por delante de los 4 del fondo y los 3 jugones surtiendo a un único punta (Villa) y un 4-1-4-1 cuando ataca pasando alonso a acompañar a Xavi en el ataque.

Sin embargo, el debate sería para mi que le conviene más a la roja, sí jugar con 5 volantes o con 2 puntas (esta claro que en cuanto se recupere totalmente Torres tendrá esa opción). A mi personalmente me parece que contra equipos de primer nivel los 5 volantes se deben poner ya que no hay nada más perjudicial para un “grande” que no tener el balón y tener que perseguir sombras; eso debilita la moral totalmente.

De Vicente también me gusta que busca otras opciones cuando están espesos en ataque, como el formato de los 2 extremos que ha probado en los últimos amistosos con Navas y Pedro. En general Del Bosque me gusta como entrenador y no se le puede juzgar por su fracaso en Turquía ya que sólo estuvo un año en equipo culturalmente muy diferente y hay que recordar que en el fútbol se pierde más que se gana así que por ahora tiene superávit de resultados. En fin, que espero que sea recordado por ser el entrenador que conquistó para España su primer mundial aunque sin duda un gran porcentaje del logro sería de Luis Aragonés por la herencia dejada.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.