11 de mayo de 2010

Un recuerdo para Vicente Haro



Muy tarde me he enterado del fallecimiento de otro clásico del teatro televisivo de mi infancia, Vicente Haro, quien murió en Madrid el pasado 14 de abril a la edad de 80 años. Aquéllos que tengan menos de 40  le recordarán fundamentalmente de algunas series de televisión como "Al salir de clase", donde era uno de los fijos, o de sus apariciones esporádicas en series de gran audiencia como "Farmacia de Guardia", "El Comisario" u "Hospital Central", pero los de mi generación, y los de algunas más antiguas, nos acostumbramos a verle prácticamente todos los meses en los espacios "Novela" y "Estudio-1" de la época, espacios que les daban -con menos medios- infinitas vueltas a los de ahora, no porque "cualquier tiempo pasado fuera mejor", sino porque entonces había teatro de verdad en la tele y ahora no.

Vicente Haro era el típico actor secundario, de esos que nunca hacían ni de galán ni de villano, pero cuya cara era familiar y su trabajo, serio y bien hecho. Recuerdo entre otros -y otras- a Miguel Angel, Félix Fernández, Mari González, Gabi Alvarez, Valentín Tornos, Estanis González, Modesto Blanch, Lola Lemos, ... Su pelo rubio resultaba característico y su voz, recia y algo ronca, también. Solía interpretar a personajes simpáticos y sencillos y podríamos asegurar que entre los actores de reparto era de los más habituales en la pequeña pantalla; lo recuerdo de camarero, mayordomo, oficinista, vendedor ambulante, ...

En aquella época el actor mantenía una relación con Ana María Vidal, una actriz que en la tele solía interpretar papeles protagonistas -recuerdo en concreto su magnífica interpretación de la emperatriz "Eugenia de Montijo"-, aunque en la época se decía que estaba casado con ella, pues entonces solían taparse este tipo de relaciones de "vida de común acuerdo". Ahora, con motivo de su fallecimiento, me he enterado que es el padre del actor Quique Sanfrancisco, todo un carácter en la escena y en el cine, detalle que desconocía por completo, y es que uno nunca se acostará sin saber algo nuevo. Al parecer Sanfrancisco es fruto de la relación entre el actor fallecido y Enriqueta Cobo, otra actriz que murió hace años .... ya se ve que todo quedaba en la escena.

Haro tiene también su currículum cinematográfico, con presencia en películas de cierta fama como "Botón de ancla" (1961), "El anacoreta" (1976), "El tiempo de la felicidad" (1996) y "Pepe Guindo" (1999). En teatro interpretó a autores tan diversos como Jardiel Poncela ("Eloisa está debajo de un almendro"), Agatha Christie ("La ratonera" y "Testigo de cargo"), Arthur Miller ("Panorama desde el puente"), Guillén de Castro ("Las mocedades del Cid"), Zorrilla ("Don Juan Tenorio"), Miguel Mihura ("Tres sombreros de copa") y Antonio Gala ("Los verdes campos del edén"). Primero formó parte del elenco de actores que trabajaban en el teatro María Guerrero, para formar posteriormente su propia compañía junto a la citada Ana María Vidal y Javier Escrivá, un actor valenciano que murió hace años y que se hizo célebre en la vieja TVE con la serie "Visto para sentencia".

Vicente Haro era de la generación de actores tan importantes en la escena española como Fernando Guillén, Juanjo Menéndez, Jesús Puente, Agustín González, Fernando Delgado, José Luis Pellicena o Pablo Sanz. Descanse en paz.



4 comentarios:

Tommy dijo...

Yo también me enteré hace poco del parentesco entre Haro y San Francisco. Luego los miras y empiezas a sacar un cierto parecido, pero el mérito consistía en haber visto el parecido sin saber su relación paternofilial.

La verdad es que Haro era casi tan conocido como marido -o asimilado- de Ana María Vidal que por su propio trabajo. Yo les vi en teatro haciendo el "Sé infiel..." con el incombustible Osinaga. Aunque hubo una serie de TV que le dio mucha popularidad, que era "Colegio mayor", aunque no se veía en todas las Comunidades; en Aragón, por ejemplo, sólo se veía con parabólicas.

Gracias, Modestino, por rescatar a estos nobles secundarios, tan actores como los principales.

Modestino dijo...

Yo también he encontrado en Quique Sanfrancisco un aire de su padre, pero como bien dices el mérito está en encontrarselo antes de saber que lo es.

En cuanto a la relación entre Vicente Haro y Ana María Vidal, en algunas webs se dice que estuvieron casados, así que vete a saber si era antes cuando se disimulaba una relación de hecho o es ahora cuando se oculta haber pasado por el altar.

Modestino dijo...

Ah, y bienvenido de nuevo a ésta tu casa, Tommy ...

Tommy dijo...

Gracias, Modestino, aunque creo que nunca he llegado a marcharme del todo. De todos modos, los buenos secundarios y los buenos comentarios merecen una respuesta.