9 de mayo de 2010

Sarrios en el camino



Ayer estuve de excursión por el Valle de Tena; en concreto hice con unos amigos la ruta que va desde Sallent de Gállego a Panticosa, un camino más bien breve y nada complicado, es decir, algo poco atractivo para los forofos de la montaña, pero suficiente para quienes buscamos rutas más bien "pacíficas" y, sobre todo, un camino realmente precioso. Atravesando los senderos que rodean pueblos tan bellos como Lanuza, Escarrilla o Pueyo de Jaca, se llega a Panticosa, en una época en la que entre la crisis y esa indefinición intermedia que va de la temporada de esquí al buen tiempo, el pueblo aparece bastante vacío.

Ayer la caminata tuvo su momento especial, cuando poco después de pasar cerca del bonito pueblo de Lanuza, marcado por sus casas con los característicos tejados de pizarra, vimos unos sarrios asomados en un rincón que posteriormente cruzaron corriendo la senda. El sarrio, como se llama en Aragón al rebeco, es el mamífero más característico del Pirineo y su grácil y elegante figura es todo un símbolo con el que uno identifica la belleza de los paisajes de montaña del Alto Aragón, la libertad que marca vivir en plena naturaleza y el amor a lo propio, a la tierra de uno y a sus habitantes.

La estampa de los sarrios, adulto y cría, atravesando por el verde del campo es, ante todo, tonificante, refrescante, como un soplo de aire fresco en la jornada; quien los ve tiene la certeza de que Dios le ha concedido un momento especial, distinto, privilegiado. Ver un sarrio puede parecer una cosa sin más trascendencia, pero en una mañana grata, en medio de un paisaje bello y diferente, añade una nota de magia al momento.




18 comentarios:

Suso dijo...

¡Te entiendo tan bien!
Los paseos que hago los fines de semana cerca de casa por el monte, me sorprende siempre encontrarme conejos, perdices y,alguna vez (dos veces) zorros, acompañado del sonido de los trinos de pájaros y del viento, que hay que saber escucharlo.

El bosque de Panticosa camino de los Infiernos es de fantasía.

annemarie dijo...

Me gusta llevantarme cada día muy temprano (son restos de habitos africanos :)) para correr una hora antes de trabajar, y es mágico, como dices: todos los dias veo conejos, miles de gaviotas, nadie en la calle, :)) es un enorme privilegio, sí.

(El mestre Toquinho!)

Modestino dijo...

Hay quien a acudido desde pequeñio al encuentro de la naturaleza, yo he ido aprendiendo con el paso de los años.

Aunque sigo siendo un urbanita irredento.

Sunsi dijo...

Conozco la ruta, Modestino. Preciosa. Todos los veranos hacíamos una escapada al Valle de tena. Los muy urbanitas, éramos tan tontos que la hacíamos en coche, con parada obligada en Escarrilla donde tenemos familia. ¡Y Panticosa! Me alegro de que hayas disfrutado. Y envidio la sensibilidad de todo lo que te ha provocado la visión de ese sarrio.

Siempre he pensado que vivir en Huesca ofrece la posibilidad de realizar escapadas a una zona del Pirineo mucho más virgen que el catalán.

Un afectuoso saludo desde Tarraco.

Modestino dijo...

Huy, está bien eso de que el Aragonés es un Pirineo más virgen que el catalán ... son muy bonitos los dos, lo que pasa es que cada uno barre para casa.

Suso dijo...

Si los catalanes tuviesen el pirineo aragonés otro gallo cantaría, de eso estoy convencido.
Huesca tardó en saber lo que tiene, y aún le queda por aprender.El maño para la pela,en general,es muy burro (habla en "duros", y así mal se va)...peseta a peseta es fan montonets

Mariapi dijo...

Modestino, yo "excursioneo" por el valle vecino, el de Benasque. Ver de cerca sarrios...ha sido una salida perfecta. Mi padre nos hacía estar quietos quietos, era casi de madrugada, y observarlos cómo lamían buscando sal, no se me ha olvidado. Últimamente, en agosto, no se ven tantos.
Gracias por compartirlo, que descanses de la excursión.

Modestino dijo...

Es cierto lo que dices, Suso. Tal vez el principal problea de los aragoneses es que somos cainitas _"que me quede tuerto con tal de que el vecino se quede ciego"-; y que somos burros para las pelas, igualmente cierto.

de la excursión no hay que descansar en exceso, fue cortita Mariapi. de lo que he descansado es del Zaragoza, que ayer certificó su permanencia.

annemarie dijo...

No soy nada de grandes paseos por la naturaleza, y la corrida matinal no me agrada mucho: terapia, que dirías tu. :))

tomae dijo...

¡Para añadir cabras y territorios podríamos mencionar el Isard andorrano!

Tintin dijo...

La atribución regional de recursos y bellezas naturales tiene bastante de boinismo.Las cosas están para ser admiradas por todos, y en su caso, los que se encuentran más próximos, tienen más obligación en su cuidado.
Nunca me identifiqué con ese lenguaje de que tal o cual es nuestro.El Ebro es tan de Aragón como de La Rioja, etc,..

Modestino dijo...

Comparto el rechazo por determinados localismos, por la valoración de lo propio como forma de excluir o despreciar lo ajeno, de la atribución en exclusiva de lugares, costumbres, especies o accidentes geográficos ... pero hay formas de enorgullecerse de lo propio sin caer en eso: el sarrio es distintivo del Pirineo aragonés, entre otras razones porque solamente se le llama así en estas zonas.

Efectivamente, el Ebro es tan de Zaragoza como de Rioja, Cantabria, Tudela, Tortosa, ... como las setas no tienen porque identificar solamente a Cataluña ... o a las comarcas de Osona o el Ripollés ... ;)

veronicia dijo...

Tienes la suerte de poder disfrutar de la belleza de las pequeñas cosas...
Cuando regreso a casa de noche veo conejos de monte, cuando salgo por la mañana esparveles ...
El ser de campo me ha hecho sentirme siempre una desarraigada entre edificios pero la naturaleza es mi entorno.

Modestino dijo...

¿Y qué es un esparvel? ... se nota que soy más de piso que una baldosa, ¿eh?.

veronicia dijo...

Es como un halcón pero más pequeño... aqui les dicen esparvel, nunca les he oido llamar así en otro sitio... y los utilizan en cetrería.
(En la película "Los Santos Inocentes" la milana era un esparvel, si no me equivoco)

Bego dijo...

Modestino que alegria leer esta entrada!!
El año pasado pude ver un sarrio en Candanchu precioso!
Conozco muy bien el Valle de Tena, tenemos un apartamento en Escarrilla y en temporada de esqui vamos bastante.
Que chulo estan dejando Lanuza verdad?
Gracias por como lo has descrito y ...di que si que el sarrio es distintivo del Pirineo Aragones, ea!
Saludos
Begoña

Bego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rosaura dijo...

Me encanta la foto que has puesto, me das envidia, yo la única vez que he visto animales en libertad fue hace como dieciocho años en Cantavieja, provincia de Teruel, ibamos en coche y, de repente, cruzaron tres cabras, se quedaron mirando un momento y luego salieron corriendo, no se si eran cabras montesas, rebecos o sarrios como se dice en Aragón, pero desde luego eran diferentes a todo lo que había visto hasta ese momento, para mí fue una de cosas más bonitas que he visto, se notaba claramente que eran una especie protegida.
También vi una vez una ardilla en los alrededores del Monasterio de Valvanera en La Rioja, son cosas sencillas pero que te llenan mucho, a veces se puede pasar muy bien sin gastar ningún dinero.