11 de mayo de 2010

Bonita metáfora de Joan Barril



"La sonrisa es la hospitalidad del rostro"

(Joan Barril)


Joan Barril es un escritor y periodista catalán que ha trabajado en periódicos de la enjundia de "El País", "La Vanguardia" y "El Periódico de Cataluña"; la verdad es que no he leído nada de él, por mucho que no ha sido una sóla vez la que he oído hablar muy bien de él y de que en alguna ocasión alguien me haya comentado que me parecía a él, afirmación que no sabría decir si tiene fundamento, pero que podría haber provocado el morbo suficiente para saber que nos dice este hombre cuando escribe.

He leído hace poco un libro publicado por un abogado penalista de Girona, Carles Monguilod, un hombre al que me enfrenté profesionalmente en Huesca en una ocasión y que he de confesar me dio un elegantísimo y respetuosísimo "baño jurídico"; el libro consiste en una especie de memorias parciales -a los cincuenta años no se puede hablar de que una memorias puedan ser completas- de sus 25 años como abogado y se titula "veinticinc anys i un día". Su lectura es grata e interesante y en ella aparecía, por supuesto en catalán, la frase que hoy traigo a mi blog: "El somriure és l'hospitalitat del rostre".

No hace mucho que ya hablé de sonrisas, por lo que tengo claro el riesgo de repetirme, aunque si se trata de comentar cosas agradables, tampoco me importa demasiado ser reiterativo. Y es que uno agradece toparse con una cara sonriente, con alguien que, aunque sea por compromiso u obligación, muestra a quien tiene enfrente un gesto complaciente. La hospitalidad es una forma de convertir en reconfortante la convivencia con nuestros semejantes, en aportar humanidad y calor al trato con los demás; ser hospitalario es abrir la propia casa al amigo, al compañero de trabajo, al vecino, y al abrirla pretender que en ella se encuentre a gusto, que la pueda tomar como suya.

Por esta razón Joan Barril, al calificar la sonrisa como la hospitalidad del rostro, nos viene a decir que con aquella estamos abriendo nuestra persona al tipo con quien nos cruzamos, que al sonreir le estamos diciendo que lo nuestro es suyo, que es bienvenido, que nuestro corazón le pertenece, que ante su presencia surge en nosotros el deseo de su felicidad, que no está solo.


14 comentarios:

annemarie dijo...

Sí, hay gente que tiene como una luz propia, y hay sonrisas taaan especiales, que son lo que decías hace unos días, la belleza que viene de estar uno bien con el mundo y con la vida.

Modestino dijo...

Al sitio donde trabajo yo acaba de incorporarse una chica cuyo carácter más definitorio es su sonrisa: uno agradece llegar a trabajar y encontrarte con una sonrisa tan sincera y tan bonita.

Mariapi dijo...

Felicidades, Modestino. Hoy tu post es especialmente sugestivo...te pediré el "copyright" para versionar. Muchas gracias.

Modestino dijo...

Autorizada a versionar, faltaría más.

ana dijo...

Pues sí, uno agradece mucho la ausencia de rostros recios... sobretodo en algunos lugares.

Y también me he fijado en que las personas que suslen ser atractivas, lo son no sólo porque tengan un rostro estructurado... sino porque tienen siempre una estupenda sonrisa.

Creo que es lo mejor que nos podemos poner para estar guapos: una estupenda sonrisa.

Y sí... te das un aire a Joan Barril... pero en muuucho más joven, y muuucho más guapo ;))
(es la sonrisa)


Un fuerte abrazo.
(y no te pongas colorado... hombre... jajajajajaj)

Modestino dijo...

Bueno, Barril nació en 1952, así que tiene seis años más que yo.

Y me temo que ese parecido que algunos me atribuyen tiene algo que ver con la papada ;)...

Lo meritorio es sonreir cuando uno no tiene ganas, Ana ... en León fue muy fácil hacerlo ... por muchos motivos.

Bienvenida¡¡¡

ana dijo...

Modestino, a veces no sonreímos, es cierto... pero a mí hay cosas que me quitan la risa y no pienso sonreír. Y punto.

Otra cosa es el esfuerzo por sonreír a pesar de que nos sintamos un poco alicaídos: el mundo no tiene la culpa de nuestras desdichas y se merece siempre ser recibido con una sonrisa.

Y no... no es la papada... el parecido está más en la manera de mirar o de ladear el rostro... quizá... no lo sé. Te tendría que tener más visto para ser más concreta... jajajaja. pero os dais un aire... sí.

Modestino dijo...

No, no pongamos sonrisas hipócritas, pero tampoco hagamos pagar nuestras penas y duisgustos a quien no tiene la culpa ... me parece que éste era tu mensaje.

ana dijo...

Sí, algo así.

Sunsi dijo...

Muy bien traída la frase de Joan Barril. He leído algunas entrevistas en las que defiende lo que compete a la familia y que lo sustrae la escuela. Me gustó mucho.

La sonrisa, Modestino. Sí es una bonita metáfora. Me recuerda a la canción de Sisa "Qualsevol nit pot sortir el sol: "Benvinguts... paseu, passeu; de les tristors en farem fum...Casa meva és casa vostre si es que hi ha cases d'algú"

Te das un aire...pero ni comparación , ¿eh?. Este señor está muy mayor...

Un saludo, Modestino. Con una sonrisa... como siempre.

U

Brunetti dijo...

Sí es cierto que os parecéis bastante, Modestino. Y no por la papada (tú estás mucho más delgado, dónde vas a parar, con esas caminatas pirenaicas que te pegas), sino por la frente, por esa abundancia de cabello plateado que adorna vuestras sienes y, sobre todo, por la sensatez que ambos destiláis.

Joan Barrill representa como pocos el 'seny' catalán. Y tú, el aragonés, por más que eso que escribiste ayer sobre la justicia que supondría para el mundo/mundial que el Barça ganara la Liga sea tan cuestionable como predecible.

Salud!

Modestino dijo...

Me encanta la canción de Jaume Sisa, es entrañable Sunsi.

Brunetti ... ayer quise ser gentil con un invitado, y no comprendí que siéndolo con uno, puedo dejar de serlo con otro ... sigo pensando que los culés han jugado mejor, lo que no quiere decir que desee que ganen la Liga ... pero tu y yo sabemos que el Valladolid no es capaz de aguarles la fiesta .... ¿o sí? ...

veronicia dijo...

Yo soy de las que sonrien... y tengo algo comprobado si das sonrisas recibes sonrisas...
(En mi trabajo es terapeútico que alguien sonria)
Aunque tengo claro que en este mundo cuanto más cara de serio tienes más listo pareces.
Un abrazo Modestino:)

Modestino dijo...

Tiene su gracia eso de que cuanto más cara de serio pones, más listo pareces ... no siempre es así, no te creas ...