5 de marzo de 2010

Romanos, 12



San Pablo fue todo un personaje, además de un santo que encarnó con su vida y su muerte el mensaje del Evangelio que nos exhortaba a imitar. Recientemente la Iglesia celebró un "año paulino", y si nos ponemos a buscar libros que nos cuenten su historia encontraremos auténticas joyas de esas que hacen aprender y disfrutar; recientemente ví una película que me gustó bastante. En las epístolas paulinas pienso que uno puede encontrar muchas guías para su vida. Y si hay un rincón del epistolario que podríamos afirmar contiene todo un resumen de la vida de un cristiano, ese está en el Capítulo 12 de la Carta a los Romanos.

"ASI que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto.

2 Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

3 Digo pues por la gracia que me es dada, á cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con templanza, conforme á la medida de la fe que Dios repartió á cada uno.

4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, empero todos los miembros no tienen la misma operación;

5 Así muchos somos un cuerpo en Cristo, mas todos miembros los unos de los otros.

6 De manera que, teniendo diferentes dones según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme á la medida de la fe;

7 ó si ministerio, en servir; ó el que enseña, en doctrina;

8 El que exhorta, en exhortar; el que reparte, hágalo en simplicidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.

9 El amor sea sin fingimiento: aborreciendo lo malo, llegándoos á lo bueno;

10 Amándoos los unos á los otros con caridad fraternal; previniéndoos con honra los unos á los otros;

11 En el cuidado no perezosos; ardientes en espíritu; sirviendo al Señor;

12 Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

13 Comunicando á las necesidades de los santos; siguiendo la hospitalidad.

14 Bendecid á los que os persiguen: bendecid y no maldigáis.

15 Gozaos con los que se gozan: llorad con los que lloran.

16 Unánimes entre vosotros: no altivos, mas acomodándoos á los humildes. No seáis sabios en vuestra opinión.

17 No paguéis á nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

18 Si se puede hacer, cuanto está en vosotros, tened paz con todos los hombres.

19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos; antes dad lugar á la ira; porque escrito está: Mía es la venganza: yo pagaré, dice el Señor.

20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber: que haciendo esto, ascuas de fuego amontonas sobre su cabeza.

21 No seas vencido de lo malo; mas vence con el bien el mal.



Es mucho, pero es sencillo.



8 comentarios:

Mariapi dijo...

Me quedo con el final"mas vence con bien el mal". Gracias por la reflexión. Un saludo.

Driver dijo...

Has conseguido que lea Romanos.
Nunca sabré lo que es la sabiduría, pero ahora tengo claro una de sus características.
La simplicidad.
...
Enhorabuena por el uso tan correcto que haces de las palabras.
Si yo fuera un adverbio o una preposición, me gustaría vivir en tu blog.
Los tratas muy bien.

ana dijo...

Dices al final... es mucho y es sencillo...

... y mira que lo retorcemos ¿eh?... mira que lo hacemos complícadísimo desde nuestra mirada. Con lo sencillo que es y cuántas veces nos hemos perdido!!!

Muchas gracias por el recuerdo, Modestino. Hoy por fin es viernes!!

Modestino dijo...

Mariapi, es cierto que el bien suele compensar el mal, mucho más que devolver mal por mal.

Driver, hago lo que puedo con los adverbios y preposiciones ... ;)

Ana, a veces lo complicamos por pecar por defecto, a veces por hacerlo por exceso, otras por interpretarlo mal ... y, efectivamente, es sencillo. Y viva el viernes, aunque tarde tan poco en llegar el lunes.

Sunsi dijo...

Últimamente ... no sé si es piñón fijo... me da la sensación que todo se reduce al amor... de Dios, a Dios, a los hermanos. Y lo demás es consecuencia de la caridad.

Gracias, Modestino. Dices que es sencillo. Lo que quizá no es sencillo es que sepamos ser sencillos.

Un saludo desde Tarraco y gracias de nuevo

veronicia dijo...

Cuanto te agradezco Modestito este recuerdo para San Pablo… reflexiono sobre esta carta (la releo, uff… cuanto me falta…) aprovecho para releerlo (a San Pablo) porque intento encontrar algo que me gustaba mucho… “y no olvidéis la hospitalidad, pues por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” Hebreos 12 y regreso a mis pensamientos, (a quien lea esto que rece por mi)

Pozo+10™ dijo...

Hola muy lindo el blog, te invito a conocer el mio: http://www.planeta-grandt.com.ar/.
Abrazo!!!

Modestino dijo...

Bienvenido, Pozo-10. Me encanta el fútbol argentino, así que seguiré tus blogs. Ya sabes que en mi equipo, el Zaragoza, siempre hubo buenos "peloteros" de allí: Barbas, Gustavo López, Kily González, el "Negro" Cáceres, Esnadier, los hermanos Milito, Ayala, ...