16 de marzo de 2010

"Los cipreses creen en Dios", José María Gironella















Leí hace muchos años este libro; recuerdo que fue al poco de llegar a Cataluña (curso 1977-78) y lo hice de un tirón, me pareció una maravilla y tengo intención de volver a leerlo. Como todo el mundo sabe, es el primero de una trilogía, aunque debo de reconocer que en el segundo "Un millón de muertos" tiré la toalla hacia la mitad y el tercero, "Ha estallado la paz" ni lo comenzé, aunque creo que debería rectificar y cerrar la serie, aunque todo el mundo parezca coincidir en que el rpimero está muy por encima del resto.

El libro, de claro signo autobiográfico, narra la vida en Girona durante los años inmediatamente anteriores a la Guerra Civil, con lo que tiene un importante y sólido carácter histórico; Gironella a través de unos personajes formidablemente trazados, va definiendo perfectamente cada sector de la sociedad de la época, una sociedad dividida, enfrentada irremediablemente. Así van apareciendo el militar que conspira, los miembros de la Lliga catalana, un partido que aglomeraba a la burguesía catalana, perfectamente descrita por Gironella con sus pros y sus contras, la familia protagonista, los Alvear, formada por un matrimonio y tres hijos, claros representantes de la gente de orden de la época, con hijos en el eminario y apuros a final de mes, el miembro del partido comunista, Cosme Vila, un oficinista oscuro y retorcido, el líder anarquista, ... todo ello relatado bajo el prisma de Ignacio, el protagonista del libro y que todo hace indicar que es el propio José María Gironella.

En tiempos en que se habla mucho de la memoria histórica, me parece que no está de más desempolvar libros como éste, en los que al autor, desde mi punto de vista, nos muestra una visión imparcial; Gironella no toma partido, sino que se limita a contar hechos, a describir ambientes a dar vida a sus personajes, cada uno con sus claroscuros, sin que todo sea blanco o negro, con todos los matices necesarios, buscando en cada uno las razones que le mueven a actuar de una manera u otra.

http://www.elmundo.es/elmundolibro/2001/08/01/anticuario/996603038.html


4 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Qué buena novela, Modestino, era la mejor de las 3, desde luego. Muchas gracias. A veces con volver a leer de lo bueno que leímos en su día... tendríamos bastante, tentaciones me dan al respecto. Un abrazo.

Rosaura dijo...

Hola Modestino, perdona mi larga ausencia de tu blog, pero no te puedes imaginar el trabajo que tengo últimamente, no obstante, me gustaría volver a entrar de vez en cuando, ya veo que casi todos siguen fieles, es una pena no tener más tiempo porque ya veo que en este tiempo has seguido escribiendo sobre multitud de temas muchos de los cuales serán sumamente interesantes y no he podido leer nada.
He decidido entrar en un día en el que no puedo opinar porque no he leído el libro, únicamente puedo decir que es un libro que me recuerda a cuando era pequeña, debió ser muy famoso en su momento, me llamaba mucho la atención el título.
Si he leído "los Arboles mueren de pie" de Alejandro Casona, era una obra de teatro que me gustó mucho, ya se que no tiene absolutamente nada que ver, pero ha sido una asociación de ideas.
Espero que sea hasta pronto.

ana dijo...

Pues yo recuerdo cuando lo leí, que se me hizo algo pesado... me costó un poco terminarlo. Quizá me hice demasiadas buenas espectativas... y luego sucede que nos decepcionan un poco por haberlas pensado antes.

Y no sé por qué, cuando oigo hablar de este libro pienso siempre en La Gangrena, de Mercedes Salisachs, que me gustó mucho más... no sé por qué los comparo, cuando no tienen que ver mucho uno con otro. Qué asociaciones más extrañas hacemos a veces, ¿verdad?... Yo creo que es porque los debí leer durante el mismo verano, no sé.

Rosaura... ahhhh... el tiempo, ese bien tan escaso... uff... creo que a todos nos pasa algo parecdido, y mira, tú también haces asociaciones raras con los libros... ;)

Modestino dijo...

Es curioso como relacionqmos unso libros con otros; yo a "Los cipreses creen en Dios" lo he relacionado siempre con "La sombra del ciprés es alargada".

Tanto "los árboles mueren de pié" como "La gangrena" me encantan.

Hay libros que vale la pena leer 2 y 3 veces, lo que pasa es que como hay tantos que uno no ha leído, no suelen caber todos.