12 de diciembre de 2009

"La importancia de las cosas", Marta Rivera de la Cruz













Marta Rivera de la Cruz
"La importancia de las cosas"
Planeta. Barcelona (2009)
414 páginas


La pacífica existencia de Mario Menkell –un tímido profesor universitario autor de una única y exitosa novela– cambia de golpe cuando tiene que hacerse cargo de los efectos personales de su inquilino, Fernando Montalvo, que acaba de suicidarse. El atribulado Menkell descubrirá que el piso del que es propietario está abarrotado de los objetos más variopintos: una colección de vitolas de puros, un lote de gramolas antiguas, porcelanas, miniaturas, huchas de cerámica, soldados de plomo... Tras el desconcierto inicial, Menkell entenderá que las cosas de Montalvo pueden ser un generoso guiño del destino, que por una vez parece haberse puesto de su parte. Ayudado por Beatriz, la mujer a la que ama en secreto desde hace años, Mario Menkell será capaz de reconstruir la misteriosa existencia de Fernando Montalvo y encontrará así una historia excepcional que puede brindarle la gran oportunidad de su vida.

Mata Rivera de la Cruz es una grata aparición en el panorama literario español; ya había leído "Hotel Almirante" en el verano de 2008 y este nuevo libro no ha hecho sino confirmar que estamos ante una autora a la que hay que seguir de cerca. "La importancia de las cosas" es una novela que contiene ternura, humanidad y cierta intriga, un libro que se lee con gusto y sin sobresaltos. Con esta autora uno se encuentra con un tipo de literatura elegante, tal vez sin excesivas pretensiones y que te ofrece una historia grata, amable, aún con la dosis de drama que todo libro exige. Se trata, además, de una novela que está bien escrita, con una redacción cuidada en la que no hay estridencias literarias, aunque si un poco de excesivas explicaciones en algún momento.

"La importancia de las cosas" es, ante todo, una historia de amor y yo soy de los que piensan que una historia de este tipo nunca está de sobras ... siempre que termine bien, por supuesto. Los personajes de Rivera de la Cruz suelen ser poco complicados, gente sencilla y honesta, hombres y mujeres buenos. La autora convierte a su protagonista, Mario Menkell, en alguien entrañable, en un personaje con el que te identificas, por mucho que en ocasiones llegue a enojarte su candidez y su falta de iniciativa.

El libro contiene también su parte de crítica social, en concreto en la figura de Claudio Saldaña, rector de la Universidad privada "Luis de Camoens"; la condición de trepa hipócrita del tal Saldaña y el carácter de centro acogedor de niños de papá con el que se presenta la citada Universidad contribuyen a dotar a la novela de un tono irónico y divertido que es de agradecer.

Hay libros que uno necesita leer para calmar la ansiedad, otros para adquirir conocimientos sobre temas concretos, algunos para entretener los ratos de ocio y otros, es el caso que nos ocupa, simplemente para disfrutar leyendo algo bien escrito con paz y serenidad. Marta Rivera de la Cruz es una autora que sigue viva en mi lista de autores a tener en cuenta.

http://www.que-leer.com/858/marta-rivera-de-la-cruz-hombre-bueno-y-literario-busca-final-feliz.html

http://perdidaentrelibros.blogspot.com/2009/04/marta-rivera-de-la-cruz-la-importancia.html

http://lepisma.liblit.com/2009/04/03/marta-rivera-de-la-cruz-la-importancia-de-las-cosas/


6 comentarios:

Sunsi dijo...

Gracias por la indicación, Modestino. Me lo apunto.

Saludos

ana dijo...

Me ha gustado tu entrada de hoy. Leí "La importancia de las cosas" y me gustó la historia, mucho. Quizá por lo que tú dices, esta autora describe personajes reales, sin estridencias...

También leí "En tiempos de prodigios". Y pienso que es una historia entrañable, muy bonita, que nos deja como poso una gran lección; estamos aquí y ahora. No perdamos el tiempo.

La verdad es que la recomiendo. A mi me gustó bastante, a pesar de su aparente sencillez la trama nos descubre perspecttivas necesarias.

Y bueno, te dejo un pequeño regalo al que seguro te sumas si es que no te has sumado ya... ;))

http://blogdemartariveradelacruz.blogspot.com/

Por cierto, ahora estoy leyendo a Juan Madrid, novela negra... (como he leído varias reseñas en tu blog sobre novela negra me he animado), me lo recomendaron... y me está gustando, me tiene enganchada. Lástima que no tenga todo el tiempo libre que quisiera... mira que la vida se va complicando... jajajaja.

Sunsi, de esta autora hablamos en ese único día que nos vimos "cara a cara"... ¿recuerdas?...

Anónimo dijo...

Modestino, si te gusta esta autora y si te gustan las novelas de amor... Tu obra es "Que veinte años no es nada", hazte con ella y ponte a leerla... me lo agradecerás (la recomendación claro). Es una de las primeras novelas que escribió y le salió bastante redonda (para mi gusto). Que la disfrutes!

JAB

Modestino dijo...

Por supuesto que queda en lista de espera; la próxima que lea de Marta Rivera de la Cruz sérá esa.

Sunsi dijo...

Con tu permiso, Modestino. Es cierto, Ana. Cómo se me ha podido pasar... Claro. Ya sé por qué. Seguro que el motivo fue la intensidad del momento... tan corto. Demasiado corto para asimilar.

Un saludo a los dos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.