30 de diciembre de 2009

Bar "Mi Bar"




El otro día hablaba del Bar "Duquesa", un establecimiento bastante reciente en el que prima la profesionalidad de quienes lo rigen; el "Mi Bar", ubicado en el Coso Alto de Huesca, supone la demostración de que esta profesionalidad también cabe en aquellos bares que llevan mucho tiempo instalados; en alguna página de internet se dice que el "Mi Bar" lleva en Huesca desde 1917, algo que resulta realmente inaudito y que, si Dios quiere, incluso nos va a permitir celebrar su centenario. El que un establecimiento de este tipo aguante tanto tiempo en pié ya indica bastante acerca de lo bien llevado que está, aunque a veces el transcurso del tiempo pueda llevar aparejado el peligro de la rutina, el descuido de detalles, hasta el abandono: doy fe que no es el caso de este pequeño bar.

En cuanto uno entra en el "Mi Bar" palpa claramente la profesionalidad, el buen hacer, el excelente servicio que en él se ofrece; este establecimiento cumple a la perfección esas exigencias que resultan imprescindibles para considerar que un bar está bien atendido: el modo de preparar el café, la forma de "echar" las cañitas, la atención elegante y amable, la pulcritud de todo y todos y un surtido de tapas excelente; si a eso unimos la limpieza y un ambiente sano y grato nos explicaremos porqué tiene tanto éxito a la hora del desayuno, a la del almuerzo, a la del aperitivo, a la del café y a la de la caña tardía.

Queda dicho que las tapas son espectaculares, destacando los fritos de gambas y calamares y las croquetas, no obstante la tapa más demandada es la crepe con bechamel de gambas. Se trata, además, de raciones recién hechas, nada de tapas que parecen llevar en la barra desde que Morán era Ministro de Exteriores. Con tres de ellas y un par de vasos de vino uno se puede dar por comido en un caso de apuro y, eso seguro, no quedará decepcionado. Y uno agradece que le hayan hecho un bocata a las cuatro el día en que el trabajo se ha prolongado más de la cuenta, o que nunca haya una mala cara, o que desde la barra te miren como a alguien grato.

Hay que insistir en la profesionalidad de quienes lo regentan; el dueño es una continua demostración de saber estar y saber hacer y su hermano un personaje genial: aún me muero de risa cuando recuerdo la "coña" que armó la mañana del sábado en que el Príncipe Felipe se casó con Leticia Ortiz comentando las incidencias de la boda: divertidísimas sus referencias a Hannover, Carlos de Inglaterra y otros invitados. Atienden la barra, además, dos jóvenes camareras que están una por la mañana y otra por la tarde en semanas alternas: lo hacen muy bien y son francamente agradables.

Al igual que con los médicos, con los sastres o con los peluqueros, uno también necesita tener sus "bares de cabecera", sus sitios donde estar a gusto, airear la cabeza y compartir comentarios, opiniones y sentimientos. No cabe duda de que en el "Mi Bar" uno puede ejercitar todo ésto.


14 comentarios:

Suso dijo...

¡Vaya susto me has dado, Modestino!

Estaba leyendo la entrada eso de "Atienden la barra, además, dos jóvenes camareras que están..." y allí salta de línea y pensé " ¡joé con Modestino, a que ahora pone "¡buenísimas!"...

Pero no, escribes "una por la mañana y otra por la tarde en semanas alternas".

Me has dejado más tranquilico. No esperaba menos de ti.

Modestino dijo...

Ja, ja, ja .... que conste que ambas están bien, eh?: una es hispano-americana, morenita y muy agradable, la otra parece más joven y es de aquí.

annemarie dijo...

Y... rubia? :)))))))) (Perdona, perdona...)

Modestino dijo...

No, es morena, lom que pasa es que la primera es morena, del todo.

Brunetti dijo...

El "Mi Bar" es perfecto para aperitivear.

Si es verdad que data de 1917, bien podría afirmarse que primero fue el "Mi Bar" y luego, al ser humano, aburrido de su vida, le dio por instaurar la costumbre del aperitivo. Y hasta hoy.

P.D. La gabardina de gamba, lo mejor.

Suso dijo...

Fuera aparte de lo escrito, me llama mucho la atención lo currado que está el nombre del bar " Mi bar". A mi no se me hubiese ocurrido en mil años ponerle un nombre tan distinto y original.

Siempre admiré esos restaurantes, bares o cafeterías con nombres tan retorcidamente singulares como " Bar Valladolid", que está precisamente en Valladolid. O "Casa Martínez"...¡y el dueño se llama Martínez!

Modestino dijo...

Pues sí, un nombre currado...;). En Huesca tenemos el Bar "Rugaca", que es también Hostal ... parece un nombre original, pero significa "Rufino García Castillo" ...

Anónimo dijo...

"¿Peluquero de cabecera?" ja, ja! de qué va a ser? bueno, mejor me callo..

Conozco una peluquería de capital llamada "Esto no es Lourdes"..estos si que son "modestinos"..

Besos y Feliz 2010!

Modestino dijo...

:) ... bueno, hay peluqueros que también hacen la manicura. No obstante, uno es capaz de hacer, involuntariamente, frases curiosas, ...

Rosaura dijo...

Me ha encantado la entrada, no tiene precio además como publicidad para el establecimiento, por otro lado todo lo que dices es verdad pero tú lo dices tan bien...
Deberías conservar todos tus comentarios sobre establecimientos de hostelería y editar una guía algún día, creo que sería de gran interés.

Modestino dijo...

Hombre .... editar una guía¡¡¡¡... aun me quedan entradas para completar una medianamente decente.

En cuanto a la publicidad, ya les diré la próxima vez que me inviten al café...

Sunsi dijo...

Me parece que fue en "Mi bar" donde probé por primera vez las gambas con gabardina...

A ete paso, Modestino, te van a pedir "por favor" que entres en todos los establecimientos de Huesca... Eres muy agradecido. Y valoras mucho los detalles... De buen nacido.

Un saludo desde Tarraco.

Bego dijo...

Hola Modestino!!
Te sigo hace un tiempo desde el blog de Sunsi pero nunca he entrado a comentar. Me gusta cómo escribes y además Huesca es una ciudad que visitamos a menudo, ya que mi familia politica es de Sabiñánigo.

Me queda pendiente hacer una visitilla al Duquesa pero el año pasado estuvimos en las jornadas de la tapa que hacen en distintos bares de Huesca. Ibamos de bar en bar degustando y votando la que más nos había gustado...creo que uno de ellos era "mi bar" Fue una jornada interesante de verdad!!
Bueno gracias por tus escritos.
Saludos
Bego

Modestino dijo...

Bienvenida al blog, Begoña; el concurso de tapas es todo un acontecimiento en Huesca y ha sido pionero de una costumbre hoy generalizada al menos en Aragón. No obstante, el "Mi Bar" se caracteriza porque las tapas están buenísimas todos los días del año.
Sunsi, sólo hablo bien de los establecimientos que me gustan... No voy a hacer post de los sitios cutres y salchicheros...;).