1 de diciembre de 2009

Eurovisión 1972: una mujer elegante, una canción romántica



En 1972 el Festival de Eurovision aún tenía algo de importancia; en primavera siempre había un sábado por la noche en el que toda España permanecía fiel al televisor para ver como se comportaba el correspondiente representante español y que país se llevaba el gato al agua. En 1971 había ganado la cantante Severine, quien , en representación de Mónaco, había interpretado el tema "Un banc, un arbre, une rue"; por esta razón el escenario elegido para la edición del 72 fue la glamourosa ciudad de Montecarlo.

En esta ocasión, el vencedor fue inapelable; en penúltimo lugar y en representación de Luxemburgo actuó Vicky Leandros, una cantante nacida en Corfú (Grecia), hija del músico y compositor Leo Leandros y que ya había representado al minúsculo país centroeuropeo en 1967 con "L'amour est bleu", aunque en aquella ocasión la gloria fue para Sandie Shaw y sus "Marionetas en la cuerda" y se tuvo que conformar con el cuarto puesto. En cuanto Vicky interpretó "Apres toi" quedó claro que era la gran favorita, y los jurados no dieron cancha a la sorpresa.

En la tradicional rivalidad anglo-francesa -entonces no había demasiada chance para los latinos de Italia y España- el inicio de los 70 ofreció cierta hegemonía de esas canciones francesas que siempre hablaban de amor en tonos melódicos y "Apres toi" respondía a ese tipo de canción esencialmente romántica, interpretada con sentimiento y sin demasiados excesos. Vicky Leandros salió al escenario con dominio absoluto de la situación y se mostró segura, entonada y, sobre todo, elegante. Comprendo que no estamos ante una canción legendaria, emblemática, pero "Apres toi" se convirtió a partir de ese momento en una de mis canciones favoritas y, a diferencia de otras, no ha dejado de serlo.



En segunda posición quedó el grupo australiano The New Seekers con el tema "Beg, steal or borrow" en representación de Inglaterra; lo que tal vez sepan pocas personas es que se trataba de un grupo que había estado al borde de la desaparición y que resurgió con un anuncio en el que "Coca-cola" felicitaba la Navidad: a los de mi generación seguro que les suena eso de que "al mundo entero quiero dar un mensaje de paz, y junto al árbol revivir la alegre Navidad". La canción que interpretaron, cuyo título puede traducirse como "mendigar, robar o pedir prestado" -toda una exhortación a la caradura- era una simple canción pegadiza muy lejos, desde mi punto de vista, de la calidad de la ganadora.



Alemania fue tercera con Mary Roos, que interpretó "Nur die Liebe läßt uns leben" y otro "clásico" del certamen, Holanda, consiguió el cuarto puesto con el dúo Sandra & Andres que cantó "Als 't om de liefde gaat"; pero posiblemente la única canción que realmente podía superar a "Apres toi" fue la que interpretó el gran Nicola di Bari, quien ya había ganado San Remo con "Il giorni dell'arcobaleno", un hermoso tema de amor que había escandalizado a los "puretas" de la época. Era la época dorada del cantante de Apulia, pero ese tipo de canciones no eran adecuadas para triunfar en este festival: ya se habían estrellado en su momento auténticos grandes de la música italiana como Sergio Endrigo, Gianni Morandi, Iva Zannichi y el mismísimo Doménico Modugno; Di Bari terminó en una honrosa sexta posición, pero la canción merecía mucho más.



Televisión Española eligió para repreentara nuestro país aquel año a quien por entonces era el eterno aspirante a hacerlo, el valenciano Jaime Morey, un hombre experto en canciones tan románticas que frecuentemente se convertían en cursis. Morey no duró en la cresta de la ola de la canción pop española más allá de este Festival y desde entonces solamente se ha hecho famoso por su implicación en el caso "Gescartera". Interpretó "Amanece", compuesta por el entonces omnipresente Augusto Algueró y que incluso dio lugar a algún chiste, como ese de Forges en el que un verdugo amenazaba al preso con poner "Amanece" si éste continuaba en plan reivindicativo. Jaime Morey acabó en un digno 10º puesto.




Al final, en mi lista de canciones para recordar quedaron la ganadora -cualquier canción romántica en francés suele acabar en mi zurrón nostálgico- y el tema que interpretó Nicola di Bari, un cantante de primer nivel.

Dejo un vídeo sobre el programa que TVE emitió tras el Festival en el que aparece gente tan inefable como José Luis Uribarri, Karina, Conchita Bautista y Paco Gento.

12 comentarios:

annemarie dijo...

(...) cualquier canción romántica en francés suele acabar en mi zurrón nostálgico :))))

(Descubrí una nueva autora de novelas policíacas, que a lo mejor ya conoces, que me parece super buena: Susan Isaacs. Fenomenal sentido del humor, muy british. :))
Hoy es día feriado en Portugal: se celebra :)) la restauración de la independencia, en 1640, - gracias, en parte, a una revuelta catalana contemporánea, qué desasosiego -, después de 80 años de “dominio filipino por razones dinásticas” :)). Un abrazo!

Modestino dijo...

Tomo nota de esa autora que desconocía en absoluto.

Al menos en Portugal celebrais las victorias .... Disfruta de la fiesta.

annemarie dijo...

:))))))

annemarie dijo...

(El dominio es "filipino" en portugués, pero creo que será "felipino" en español).

Modestino dijo...

Relativo a Felipe V, imagino ... un personaje maldito en Cataluña.

mao dijo...

Modestino, mi comentario no es por el post de hoy sino por el de ayer y tu retrato de Tarragona. Me han entrado ganas de ir a comer al Balcón del maño y de pedir a Brunetti que me acompañe al Pirulí!

Modestino dijo...

En "El rincón del maño" estuvimos a gusto, pero en Tarragona hay bastantes sitios mejores.
Ya llevamos siete comentarios y aún no se ha hablado de Eurovisión 72 ;).

ana dijo...

... pues sí, Eurovisión, desde aquella infancia, se veía como algo importante... aunque yo lo recuerdo más acá que tú... porque estos autores no me suenan. Yo recuerdo otras canciones, nos las aprendíamos en aquella infancia de pueblo... y no puedo evitar pensarlo; ¡¡¡qué cursis éramos!!!...

Modestino dijo...

Más que cursis, es posible que nos faltara información, posibilidad de llegar más lejos.

Pero nunca es tarde.

Imagino que tu Eurovisión sería la de los 80, la de "Lady ladi", "Allelujah" o "La fiesta terminó", de Paloma San Basilio... entre otras.

Brunetti dijo...

(Con la venia, Felipe).

Querido Mao, si algún día te aventuras a venir a Tarraco Nova, me comprometo a mostrártela piedra a piedra, si fuere necesario: desde La Torre dels Vents hasta el Balcón y desde la espléndida catedral hasta el puerto. Pero para comer o cenar, te llevaré a algún lugar diferente al "Rincón del Maño".

Por cierto, no es ningún desastre prodigarse algo más en este Cajón de..... Modestino. Algunos te añoramos.

En cuanto a Eurovisión, yo creo que la canción más hermosa que nos ha representado jamás fue aquel 'Eres tú', de Mocedades. Creo que quedó segunda.

Modestino dijo...

Efectivamente, "Eres tú" quedó segunda, y me parece que tras el Waterloo de Abba ha sido la canción con más proyección de la historia del festival.
Ese año, 1973, ganó también Luxemburgo, representada por una intérprete guapísima y con una gran voy, Anne Marie David, que cantó "Tú te reconetrais". En su día dediqué un post a todo ello.

Sunsi dijo...

La mujer elegante, Modestino, ni la recordaba. Pero ha sido pinchar en el vídeo y como si fuera ayer. Parece mentira cómo se graban algunas melodías en el subconsciente. Nicola di Bari. Ahora Ana me diría que soy retro. Qué canción más bonita. También como si fuera ayer.

Estoy de acuerdo al 100% con "Eres tú". La mejor. Las mejores voces.
Lástima que eurovisión ahora sea un tongo. Y lo que presentamos... ¿Recordáis a Chiquilicuatre? Una vergüenza propia y ajena...

Un saludo, Modestino.

Brunetti... yo también puedo hacer de cicerone previo asesoramiento de mi señor padre...