23 de junio de 2009

Pobrecito Villa

Vaya de entrada mi admiración futbolística hacia David Villa; el asturiano llegó al Zaragoza el año 2003 y jugó dos temporadas en La Romareda a pleno rendimiento y cumpliendo en lo que fundamentalmente sabe hacer: marcar goles; como era un hombre con mayores aspiraciones se fue al Valencia, donde se ha consolidado como una figura del fútbol, haciéndose indiscutible en la selección, donde está batiendo records de goles y participación. Si levantara de vez en cuando la cabeza al llevar el balón y tuviera algo más de solidaridad en el pase ya sería la caraba, pero nadie es perfecto.

Pero el "Guaje" ha caído en es infantilismo que afecta tanto a muchos futbolistas y, agobiado porque no consigue que el Valencia asuma su deseo de irse al Madrid, se ha puesto en mal plan y el domingo hizo unas declaraciones llamativas: «Lo he pasado mal; nadie se imagina lo que he vivido»‎ ; no sabemos si lo ha dicho en un arrebato de inmadurez o de inconsciencia o simplemente que, al menos ese día, estaba más bien "gilipollas", pero no es de recibo que un privilegiado que gana millones libres de impuestos dándole patadas al balón haga tamaña manifestación de victimismo a la vista de la que está cayendo en el país. Parece mentira que alguien con dos dedos de frente plantee como un drama un asunto que no lleva más problema que ganar más o menos millones. Uno empieza a pensar que ya vale de contemplaciones y, siendo un psicópata del fútbol, le entran remordimientos por estar manteniendo toda esta pantomima.

¿Qué dirán los más de cuatro millones de parados que tenemos?, ¿tienen sentido esas palabras en unos tiempos en los que las organizaciones públicas y privadas de atención social no dan abasto y hay comedores públicos que tienen que cerrar sus puertas antes de haber dado alimento a todos los que lo necesitan por falta de abastecimiento?, ¿qué opinarán quienes están luchando contra un cáncer, tienen a un hijo con una enfermedad degenerativa o viven lejos de su país y su familia? ... Porque, como dijo el político, "manda huevos" que un futbolista derrame lágrimas de cocodrilo cuando, a modo de ejemplo, ni ha tenido que llegar a la península en patera, ni su país está en guerra ni ha sufrido desgracia familiar alguna.

David Villa firmó al fichar por los levantinos un contrato envidiable que le ha sido mejorado sustancialmente en varias ocasiones; cuando a los futbolistas les entra ese deseo inevitable de cambiar de aires, uno se pregunta la razón de porque no se les exige que cumplan lo que libremente firmaron, como el resto de los humanos. Pero sobre todo, uno se plantea que ya está bien, que ya vale de tomarnos el pelo con tanto teatro y tanta mandanga.


13 comentarios:

Tommy dijo...

En cuenta de la canción de McCartney que has elegido para ilustrar tu comentario, podías haber puesto "Eres tonto" de "El canto del loco", más adecuada al tema de hoy. Muy bueno lo de la solidaridad en el pase. En fin, a ver si nos toca contra Brasil y qué hace el guaje.

Sunsi dijo...

Con sus ojos querrían llorar muchos. Ya está bien. Menos mal que alguien lo pone por escrito.
Yo creo, Modestino, que son demasiado jóvenes para tener tanto poder adquisitivo. Y así les va a algunos, que no saben cómo gastárselo y se inician en la droga...

Un saludo

Rocío dijo...

El futbol es un negocio. Generan mucha pasta. Son inversiones casi casi seguras.

Pero es una vergüenza que un tío gane 1000 euros/minuto por darle patadas a un balón. Con crisis o sin crisis, me da igual.

Suso dijo...

A mi Villa me parece un tipo que se le ha subido la fama a la cabeza.
El problema de tanto despilfarro, hoy, (porque antes lo hicieron otros) es que al poner cifras de otro mundo al día siguiente tienes cola pidiendo más de lo mismo para un mindungui.

Vill costaba mucho menos hace unos meses...llegó Florentino y Ronaldo y se armó:hoy pide un 25% más.

De locos.

Modestino dijo...

Detrás de los futbolistas hay unos representantes que se forrán con cada movimiento; ahora da igual que contrates a un tío por cinco años, que le pongas una claúsula del patín, ... si quiere irse te la montará y se irá ... o tendrás que aumentarle la ficha, y todo por el Miguel Santos, el Tamargo o el Ginés Carvajal de turno que lo va vendiendo por ahí y pone la mano.

Luego están los intermediarios, especialmente si son argentinos: auténticos buitres carroñeros.

Y la afición exigiendo fichajes y enfadándose con la directiva si no se gasta lo que no tiene.

Y los futbolistas son en un número bastante elevado niños malcriados, seres engreídos, divos artificiales ... con honrosas excepciones como Xavi, Iniesta o Casillas, por poner tres ejemplos.

Alberto dijo...

Modestino, David Villa, que como bien dices es un grandísimo jugador, del que disfrutamos a base de bien dos temporadas los aficionados zaragocistas, está hecho del corte de los futbolistas "con poco seso", más bien cafres, que sólo se mueven por la pasta y que no se puede sacar de ellos ni un átomo de inteligencia, presa fácil de ladinos representantes.

Así son los Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Ronaldo, Güiza, Reyes, etc., han salido bastantes como ellos, que han conocido lo de ser triunfadores antes que personas.

No tiene que ser necesariamente uno joven para ser millonario cortito, tenemos ejemplos en España de futbolistas jóvenes e inteligentes, como Iker Casillas, Iniesta, Cesc Fábregas o Xavi Alonso.

Creo que todo tiene que ver con la educación que han recibido.

Tintin dijo...

Villa me parece un jugador fabuloso, al nivel de los mejores del mundo, pero luego ya, a nivel personal, no tengo nada contra él, me parece una persona que no genera simpatía, y que carece del suficiente carisma. Si tuviera "eso que te hace especial" - que no se sabe lo que es, pero que existe - hace años que estaría en otro club.
Sé que he dicho una especie de tontería subjetiva, pero todos tenemos "feelings" hacia las personas aunque no los conozcamos.De esa manera, a casi todos nos gusta Iniesta, y no nos emociona CR7, precisamente. Me gusta Kaká y nunca me cayó bien Deco,... podría seguir con muchos.

Por cierto Modestino, escoge fecha y lugar, que te debo una comida con motivo del Zaragoza y muchas otras cosas.....

Un abrazo

Modestino dijo...

Hombre, Alberto, en parte es cierto lo de la educación que han recibido, pero es posible que haya quienes la han recibido mala o escasa y saben estar a la altura y viceversa ... me quedo más con la tesis de la inteligencia, que también planteas.

Tintín, yo añadiría que me cae bien Zapater y no Etoo, tengo feeling con Iniesta y para nada con Fernando Torres ... y podríamos seguir.

Lo de la comida, cuando tú quieras ... el 6 de julio me voy de vacaciones al sur.

FRANK dijo...

Hola Modestino

No me importaría que viniera al Zaragoza un jugador un poco tonto y que tuviera poco filing con la afición si sabe mover el balón y mete goles. Hay ocasiones en las que se paga más por la campaña de marketing que le han hecho que lo que realmente vale el jugador.

- Alberto - Tintin - Creo que sois muy exigentes con ellos; yo no respondo como sería si me pagaran millones de euros por dar patadas a un balón y fuera aclamado por multitudes.

Modestino dijo...

Los jugadores conflictivos, por buenos que sean, acaban siendo un problema: Ronaldo, Oliveira, Sergio Ramos, Riquelme, Ronaldínho,... el mismo Barcelona de los 80 no levantó cabeza hasta que no se quitó de encima a Maradona.
Si yo ganara millones dando patadas a un balón tampoco se cómo responderia, aunque sí cómo debería responder. Mira Nadal, Gassol o Xavi, se puede ganar un montón y ser sensato.

Aguijón dijo...

El problema de este y tantos otros deportistas de alto nivel es que tiene mucho dinero y poca educación (me refiero a conocimiento..) y, en muchos casos, menos sentido común...
Cuántos ejemplos de gente que acaba mal!!!.
Y además, hay que añadir a todo eso la poca experiencia vital que tienen, todo eso les pasa antes de los 30 años...
Saludos,

Brunetti dijo...

Hoy tengo que discrepar de ti, Modestino.

Coincido contigo y con la mayoría de tus/mis amigos 'blogueros' en que David Villa tiene menos poesía que el pomo de una puerta; pero no estoy de acuerdo en tu planteamiento. Eso de decir 'qué pensarán los cuatro millones de parados' me parece, incluso, demagógico.

Parto de la base de que todo en esta vida es subjetivo, relativo o según se mire. Tú y yo, por ejemplo, somos multimillonarios para la inmensa mayoría de la población mundial. Y ricos para una gran parte de la población española (aunque ni tú ni yo tengamos esa percepción).

Si en la nómina de este mes te dejaran de pagar, por ejemplo, una guardia o un complemento o un trienio por importe de 150 €, estoy seguro de que te movilizarías y harías mil gestiones para subsanar el error y cobrar tu merecido complemento. Todos haríamos lo mismo.

Sin embargo, cualquiera de los millones de habitantes que sobreviven un mes entero con menos de 150 € podrían acusarte, no sin razón, de avaro, sabiendo que ganas 3.000 ó 4.000 € al mes (una fortuna inmensa para ellos). Así las cosas, ¿no está en su derecho Villa de querer ganar un millón de € más al año? ¿Dónde está la diferencia entre ambas formas de proceder? ¿Sólo en la cuantía? Pues si es así (y creo que lo es), está plenamente justificado que Villa esté triste o se enoje o incluso llore o maldiga a su club. Por más que sea, en el fondo, un pobre desgraciado que 'sólo' sabe marcar goles.

Modestino dijo...

Hombre, cierto toque demagógico uno tiene que poner de vez en cuando ;), pero insisto en que he visto exageración en el Guaje, excesiva.