1 de junio de 2009

Perdió Nadal



Rafael Nadal es un fenómeno, y no sólo deportivamente hablando; hay ocasiones en las que me da la impresión de que hemos elevado demasiado a los altares a algunos ídolos deportivos, pero no es el caso del manacorí: Nadal es hombre sencillo, noble, simpático, que nunca se lo ha creído, que triunfo tras triunfo sigue mostrándose como una persona normal, algo que en los tiempos que corren no es poco.

Por eso, me ha apetecido sacarlo en mi rincón ahora que ha llegado la derrota en el peor momento, precisamente en Roland Garrós, su Torneo favorito, donde parecía invencible y no en la Final, sino en octavos ante un sueco al que al menos los no expertos en Tenis no habíamos oído nunca, Robin Soderling, aunque en este deporte puede ser una tontería llamar "desconocido" al quien el pasado octubre era considerado el 18º mejor jugador del mundo. Nadal ha caído derrotado y esto lo hace más humano, a lo mejor hay quien le da la espalda, pero yo me siento más identificado, porque así, eliminado antes de tiempo, le veo como alguien de carne y hueso.

Y como era de esperar, Nadal ha estado a la altura también en la derrota: "Ahora, mi preparación es para la piscina de mi casa ...", (...) "Perder en París no es una tragedia, porque tenía que perder aquí algún día. Es un pinchazo que hay que asumir, y olvidar cuanto antes", (...) "Hay que aceptarla. Jugué muy corto, sin agresividad, sin calma durante todo el partido. Fue mi culpa más que...pero él lo hizo muy bien. Hoy, no jugué mi tenis, ésa es la razón de mi derrota", (...) "no tengo ninguna excusa", (...) "ganar aquí era un objetivo más pero al final es un partido más también", (...) "En realidad el partido empezó muy mal para mí, y el segundo set debí ganarlo por 6-4, cuando tuve saque a favor y lo perdí, un síntoma de que no tenía calma. Luego lo salvé con lucha, pero para ganar no es suficiente, hay que jugar bien al tenis. Hoy, he luchado mucho pero he perdido por falta de calma y de jugar bien", (...) "Las derrotas no engrandecen nada por desgracia, pero también uno se da cuenta de la dificultad de lo que he hecho hasta hoy. Ayuda a valorar todo lo que he hecho anteriormente", (...) "... hay que aceptar la derrota, lo mismo que se han aceptado las victorias, con la cabeza abierta para aprender. Hay que aprender perdiendo y trabajar en lo que he fallado y afrontar mejor los siguientes torneos", (...) "Todos los que practicamos deportes sabemos que salimos para ganar o perder. Hay que aceptar las dos cosas. Uno no se puede venir abajo para perder un partido o muy arriba para ganarlo. Nadie se acuerda de las victorias, sólo de las derrotas".. Desdramatizando, asumiendo los errores, alabando al rival, deseando lo mejor a Federer, hablando serenamente .... Está claro que Nadal también es un número uno como persona.

Nadal, además, es de todos: no me lo imagino ni envuelto en una estelada, ni mostrando cejas en campaña electoral, ni encabezando manifestaciones reivindicativas ni mostrando detalles egocentristas o impertinentes. Al final, cuando se acabe su etapa profesional, que seguro que aún es larga y cuajada de éxitos, por encima de las Copas, las bandejas, las ensaladeras y los premios quedará un hombre cabal, un campeón del fair play y la naturalidad, alguien que también supo perder: no nos tiene acostumbrados, pero también lo sabe hacer bien.


10 comentarios:

tommy dijo...

Nadie es perfecto. Afortunadamente.

ana dijo...

Las derrotas son la medida de nuestra persona. Y Nadal sigue siendo grande.

En este post defines a Nadal en toda su grandeza. Esa presencia des saber estar donde nos toque estar, tanto si son duras como si son maduras, ese asumir la responsabilidad propia en el juego... en el juego de la vida.

Y nos sigue pareciendo enorme.
Me uno a ese reconocimiento.

Modestino dijo...

Rafa Nadal está emulando a Miguel Indurain, quién también estuvo a la altura a las duras y a las maduras, aunque yo pienso que el de Manacor es más listo.
Tenemos que aprender de los fracasos, es más sin ellos algo nos falta en la escuela de la vida.

Almendrado dijo...

Felicidades por la entrada, Modestino, y por la oportunidad de dedicársela, justo ahora que ha perdido un partido y la posibilidad de ganar otro Roland Garros.

"Hay que aprender perdiendo y trabajar en lo que he fallado y afrontar mejor los siguientes torneos". Estas sabias palabras y el reconocimiento del contrario avalan la grandeza de Nadal.

Estoy contigo en que Nadal es de "todos los españoles".

Saludos

Modestino dijo...

Sí señor, de todos los españoles, y a eso ha contrinbuido él mismo decisivamente: no es de los nacionalistas ni de los españolistas, de los abortistas ni de los antiabortistas, de los progresistas ni de los conservadores .... que hay muchos que tienden a tener un sentido de la propiedad tremendo ... y de la manipulación añadiría.

Y no me excluyo, que conste, que puede que más de una vez haya caido en esa trampa.

Aguijón dijo...

Dice mucho de tí que hayas escrito hoy esta entrada.
Nadal es un ejemplo para todos nuestros jóvenes, deportista con deportividad, siempre rodeado de su familia, no parece que el triunfo le cambio, y creo que la derrota tampoco. Y farda de España por donde va, español modélico.
Para los madridistas es también es un ejemplo de madridismo.
Gracias a tí por traer este tema y ánimo Rafa, ya no tienes que demostrar nada. Has sido un buen número uno, da igual el día que lo pierdas.
Un abrazo,

Modestino dijo...

Comparto muy especialmente lo último que has dicho: seguramente Nadal recuperará el tono, pero si ya no lo gana todo, si empieza cierto declive no tiene que dejar de ser un ídolo, porque no lo es tan sólo por sus victorias.

Sunsi dijo...

Acabo de escribir un comentario largo y se ha borrado todo. Blogger no está disponible... dice el cacharro.

Te decía que mil gacias por este post. Que Nadal es un señor en la gloria y en la derrota. Le voy a leer las declaraciones a mi padre, que está pachucho (está perdiendo la visión del único ojo que tiene sano y las pelotas las intuye). Nadal le ha regalado muchas alegrías. Y las declaraciones de la derrota le vendrán muy bien.

Gracias de nuevo, Modestino.

Modestino dijo...

Le das un abrazo a tu padre de mi parte. Animo¡¡¡

Sunsi dijo...

Me he llevado el portátil y se lo he leído. Me manda muchos recuerdos para ti.
Con el tema de los blogs se pierde... y no entendía cómo sabía yo que tú habías transcrito estas declaraciones. Al pobre sólo le faltaban mis extensas explicaciones sobre la red y demás. Así que se lo he explicado cortito. Un buen rato hablando de Nadal. Por lo menos se ha distraído un poco e incluso se ha reído. Inevitable la comparación con el Barça. Sus chascarrillos anticulés son de órdago.No se pueden escribir...

Gracias y un saludo