25 de junio de 2009

"Héroes", Paul Johnson

















"Héroes"
Paul Johnson
Ediciones B. Barcelona(2008)
328 páginas





Hace ya semanas que vengo anunciando este libro y aprovechándome de su contenido para rellenar entradas del blog. Por fin terminé su lectura hace unos días y puedo llevar esta obra al protagonismo de mi entrada de hoy. Paul Johnson es un escritor, historiador y periodista británico que a lo largo de su vida ha ido publicando una serie de libros caracterizados por lo ameno de su lectura y lo excelente exposición de sus contenidos. A destacar "Tiempos modernos", "La búsqueda de Dios", "Historia de los judíos" y "Estados Unidos: la historia".

"Héroes" es el último de una trilogía tremendamente atractiva que comenzó en 2007 con "Creadores", continuó al año siguiente con "Intelectuales" y acaba de cerrar con el libro que comento. Paul Johnson tiene el acierto de mostrarnos la historia de un modo atractivo; a lo largo del libro van apareciendo una serie de personajes históricos a los que Johnson pone al calificativo de héroes; no desarrolla el autor un amplio estudio histórico de estas persona -no hay espacio para ello- sino que se limita a contar en 8 o 9 páginas una serie de sucedidos y anécdotas que definen muy bien la personalidad del sujeto y nos explica la razón por la que lo incluye en un elenco de héroes, explicando muy bien la amplitud de este concepto que va más allá de una visión estereotipada y reducida de esa heroicidad; eso explica que como tales aparezcan personajes tan variopintos como Isabel I de Inglaterra, Abraham Lincoln, Wittgenstein, Juan Pablo II y Marilyn Monroe.

En el primer capítulo ("Héroes de Dios") Johnson nos habla de personajes bíblicos: Deborah, Judit, Sanson y el rey David, mientras en el segundo ("Agitadores")entra de lleno en las vidas de dos auténticos grandes de la historia antigua: Alejandro Magno y Julio César que unen a su brillantez política y militar una serie de miserias que no se nos ocultan. En tercer lugar se nos habla de Boudica, una reina guerrera de los icenos que acaudilló a varias tribus britanas durante el mayor levantamiento contra la ocupación romana entre los años 60 y 61 d. C., durante el reinado del emperador Nerón; en este capítulo titulado "Fragor feminista" Johnson me permitió conocer la personalidad de alguien a quien nunca oí nombrar, demostración de que ha elegido una lista amplia y plural.

Bajo la denominación de "Héroes ejemplares" Paul Johnson nos habla en el siguiente capítulo de dos personajes apasionantes: Juana de Arco, toda una vida llena de matices que se acoplan perfectamente al título del libro y Enrique V de Inglaterra, nombre que asociamos a la batalla de Agincourt, y con ella a William Shakespeare y a Kenneth Branagh, entre otros. Me gustó especialmente el capítulo V ("Heroísmo en la edad del hacha"), que narra una época muy especial de la historia de Inglaterra que se inicia con el cisma de Enrique VIII y en el que aparecen Sir Thomas Moro, Lady Jane Grey, María Estuardo, isabel I y Sir Walter Raleigh, una lectura para repetir varias veces. El capítulo VI nos habla de tres grandes de la guerra: el almirante Nelson, George Washington y el Duque de Wellington bajo el título "En el nido d ela boca del cañón". También fueron novedosos para mí los personajes de Jane Welsh Carlyle y Emile Dickinson, dos mujeres valientes de las que habla con la denominación de "Heroismo torturador en un mundo de hombres".

El siguiente capítulo ("Dos tipos de nobleza")se mete de lleno en la Guerra de Secesión americana, y tiene como protagonistas a los líderes de los dos bandos: el presidente Abraham Lincoln, vencedor final de la contienda, y el General Lee, cuya rectitud le llevó a asumir el mando de quien creía debía hacerlo aun consciente de su previsible derrota. "Heroismo intelectual", concepto bien sugerente, es el capítulo dedicado al filósofo suizo Ludwig Wittgenstein, kientras que no es menos atractivo el Capítulo 10, denominado "Heroísmo de la anfitriona", en el que se nos muestran las recepciones británicas de mediados del siglo pasado, con su desfile de personajes y con referencia específica a Lady Pamela Berry.

"Un héroe generoso y un monstruo heroico" es el llamativo título de la parte del libro dedicada a dos de los grandes protagonistas europeos de la 2ª Guerra Mundial : Sir Winston Churchill y el General Charles De Gaulle; aquí el autor se esmera al mostrarnos dos personajes que fueron queridos, polémicos y decisivos en su momento. El Capítulo 12 ("Heroísmo en el maquillaje") puede que sea el más original del libro, y en él Paul Johnson es capaz de elaborar toda una tesis sobre ese heroísmo que protagoniza el libro en la vida de dos actrices de Hóllywood tan distintas como grandiosas: Mae West y Marilyn Monroe. Johnson cierra la nómina con tres personajes decisivos en la historia mundial más reciente: Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Juan Pablo II; su título: "Trinidad heroica que derrotó al oso" es lo suficientemente explícito de lo que se nos cuenta. Especialmente interesante lo que cuenta en relación al anterior Papa, a quien dedica menos espacio que al resto, afirmando el autor que los Papas deben de ser santos, no héroes, aunque Juan Pablo II fue ambas cosas.

En una especie de epílogo final acerca de la posibilidad de ser héroe en nuestros días Johnson establece una especie de requisitos para ello que a modo de colofón voy a incluir aquí:


"1.- Poseer una absoluta independencia de pensamiento que surja de la capacidad de meditar todo por uno mismo y tratar el consenso actual sobre cualquier tema con escepticismo.

2.- Adquirida esa independencia, actuar con determinación y coherencia.

3.- Ignorar o rechazar todo lo que transmitan los medios de comunicación, siempre y cuando salgas convencido de que estás haciendo lo correcto.

4.- Actuar con valentía personal en todo momento, sean cuales sean cuales sean las consecuencias que ésto depare."


10 comentarios:

Rocío dijo...

¿Cuál de los tres de la trilogía me recomiendas para comenzar?

Modestino dijo...

Solamente he leído éste, que precisamente es el último. A mí, aunque en este caso no lo haya hecho, siempre me ha gustado empezar por el primero.

En este caso, no obstante, me parece que da igual el orden y se trata de ver que personajes te atraen más si los héroes que he comentado, los intelectuales (Rousseau, Shelley, Marx, Ibsen, Tolstoi, Hemingway, Brecht, Sartre, ...) o los creadores (Chaucer, Shakespeare, Mark Twain, T.S. Eliot, Durero, Picasso, Victor Hugo, ...).

Yo creo que vale la pena leer los tres ;)

FRANK dijo...

Hola Modestino

Has hablado en varias ocasiones de este libro en el blog y el caso es que has despertado mi curiosidad; además, me da la impresión que es de esos libros que puedes leer poco a poco, seleccionando los capítulos, según te interesen más o menos los personajes.Me encanta este tipo de libros.

Por cierto, has leído “La Vida de los Doce Cesares” de Suetonio? Después de leerlo tendrás la impresión de que los has conocido.

Saludos

Modestino dijo...

Efectivamente es un libro que no hay que leer seguido, aunque sigue una progresión de más antiguo a más moderno.

ana dijo...

Héroes, Creadores e Intelectuales.

No pinta nada mal.

Y como dice Frank, son muy atractivos estos libros que puedes leer con la prioridad que te sugiera el capítulo en concreto, sin un orden establecido.

Pasarse por aquí siempre es un lujo.

Y me quedo pensando en los puntos que has recalcado; Independencia, determinación y coherencia. Y actuar con valentía personal, sean cuales sean las consecuencias.Ahí, ahí estamos, ante el reto. Y ante las posibles consecuencias.

Un saludo.

Ah... y una canción para tu post de hoy (por si te apetece colgarla, porque podemos, podemos ser héroes, aunque sólo sea un día, pero una y otra vez, podemos serlo)

http://www.youtube.com/watch?v=YYjBQKIOb-w

FOR EVER AND EVER
WE CAN BE HEROES
JUST FOR ONE DAY

Saludos.

Modestino dijo...

La canción, magnífica; ahora ya no procede ponerla pero antes d eirme de vacaciones la coloco por aquí. Gracias¡¡.

Sunsi dijo...

Ya sé que estaría bien leer el libro, Modestino. Pero tengo tantos
anotados sólo con referencias de tu Cajón... A ver por cuál empiezo para amenizar las vacaciones.Me parece que con La ladrona de libros.

Del post, me quedo con este final que has transcrito. Me ha gustado tanto que lo voy a copiar ... y lo guardaré, para leerlo despacio.

Gracias y un saludo

Modestino dijo...

Me han hablado maravillas de "La ladrona de libros", aunque aún no lo he leído... y en el blog no ha salido aún.

Sunsi dijo...

"La ladrona de libros" no ha salido,es cierto, pero me lo aconsejaste tú porque te conté que tengo una pájara lectora. Es horroroso. Yo me comía los libros. Uno dtrás de otro. Siempre tenía varios en la recámara. He pensado que quizá sea un tema de gafas, sinplemente que necesito gafas...

Jesús sí lo ha leído y le encantó.
Saludos de nuevo

Camilo dijo...

Yo he leido de Johnson Creadores , Heroes y Historia de los Judios. Los tres son exclentes, muy recomendables