5 de junio de 2009

En la muerte de "Kung fu"

Esta mañana nos hemos despertado con la triste noticia de la muerte en extrañas circunstancias de David Carradine, el actor que dio vida al personaje protagonita de "Kung Fu", una serie americana creada por Ed Spielman, dirigida por Jerry Thorpe y desarrollada por Herman Miller en los primeros años de la década de los 70 y que en España fue un auténtico acontecimiento. Recuerdo que por aquél entonces yo estudiaba el bachillerato en Zaragoza y cada episodio -se emitía la noche de los sábados- era ocasión los lunes de tantos comentarios como los que podía provocar la Liga de fútbol.

La serie relataba las aventuras de un monje shaolín llamado Kwai Chang Caine el cual viajaba a través del Oeste con las únicas armas de su destreza en las artes marciales y la fuerza interior de su peculiar filosofía de vida. Quería encontrarse con un hermano, Danny Caine, y empezar una nueva vida en familia, ya que había huido de China tras poner las autoridades precio a su cabeza.

Entre los episodios, la serie presenta la historia de Kwai Chang Kaine y las enseñanzas que recibió en el monasterio shaolín. Esas enseñanzas muestran la base de ética, ecuanimidad, paciencia y sabiduría de la cultura china. Sus maestros habían sido Po (Keye Luke) y Kan (Philip Ahn). Repasando los datos que aporta internet he descubierto que por dicha serie pasaron, entre otros, como artistas invitados actores de la categoría de Harrison Ford, Jodie Foster, Don Johnson, Leslie Nielsen y hasta José Feliciano.

Pero en el currículum de Carradine también figuran algunas destacadas actuaciones en el cine, entre las que llama la atención su actuación a las órdenes del maestro sueco Ingmar Bergman en "El huevo de la serpiente" (1978), junto a Liv Ullman, así como haberlo hecho bajo la batuta de Martin Scorsese en "El tren de Bertha"; también cabe destacar su papel en "Esta tierra es mi tierra" (1976), de H. Ashby, en la que se narra la historia del cantante y compositor Woody Guthrie, en "Forajidos de leyenda" (1980), de Walter Hill, un western en el que aparecen cuatro Carradine en el reparto, así como un jovencísimo Dennis Quaid, en "Rio Abajo, a las órdenes del aragonés José Luis Borau y en la obra de Quentin Tarantino "Kill Bill", junto a Uma Thurman".

De cualquier manera, Carradine quedará para siempre asociado al papel que representaba en "Kung fu", donde cada semana nos ofrecía primero una larga serie de frases profundas que podían dar lugar a debates y discusiones para el resto de la semana, y posteriormente una buena dosis de bofetadas espectaculares, pues sus habilidades en el manejo de las artes marciales orientales eran suficientes para aplastar a quien se le pusiera por delante.


www.elporvenir.com.mx



9 comentarios:

FRANK dijo...

Hola Modestino; sabias que el papel protagonista en la serie Kung Fu se lo iban a dar en principio a Bruce Lee?

Modestino dijo...

Caramba¡¡, no lo sabía. Pero me parece que el papel le iba más a Carradine; Bruce Lee me parece más "esfinge".

Anónimo dijo...

La muerte de David Carradine podría deberse a un 'accidente sexual'

Vea la última actuación de Carradine, en la serie 'Mental'.
Actualizado viernes 05/06/2009 11:33 (CET)
AGENCIAS
BANGKOK.- Según pasan las horas, las autoridades tailandesas desvelan más datos sobre la muerte del actor David Carradine. Mientras la policía del país investiga si la causa del fallecimiento fue el suicidio, desde el Instituto Central de Medicina Forense afirman que todo apunta a un accidente sexual.

El general de la policía metropolitana de Bangkok, Worapong Siewpreecha, ha señalado que el actor fue encontrado desnudo con una cuerda atada al cuello, otra a los genitales y ambas al armario. "No hay rastro de lucha en la habitación del hotel y la habitación estaba cerrada por dentro. Tampoco hay señales de magulladuras en el cuerpo". De tal manera y dadas las circunstancias, las autoridades tailandesas afirman que no pueden asegurar que el actor se suicidase, "parece que su muerte fue resultado de un accidente mientras se masturbaba".

David Carradine, protagonista de la serie 'Kung Fu' y de la película 'Kill Bill' de Quentin Tarantino fue hallado ahorcado y desnudo en su habitación del hotel donde residía mientras finalizaba el rodaje de la película 'Stretch' de Charles de Meaux. El cadáver fue encontrado por una de las empleadas de limpieza del hotel.

Worapong ha afirmado que tras interrogar al equipo de producción confirmaba que el actor "había estado bebiendo cerveza durante todo el día anterior a su muerte".

Por su parte, Nanthana Sirisap, director de medicina forense del hospital de Chulalongkorn, ha dicho que los resultados preliminares de la autopsia han demostrado que "Carradine no murió por causas naturales", pero que aún estaban a la espera de los resultados de otras pruebas sobre la presencia de drogas o alcohol en la sangre.

"El actor murió de una repentina falta de oxígeno y su cuerpo no mostraba signos de accidente cerebrovascular", según uno de los empleados del hospital sobre la base del primer informe de la autopsia.

Porntip Rojanasunan, experta forense que trabaja para el Ministerio de Justicia tailandés, ha afirmado que aparentemente la muerte fue causada por un accidente 'auto-erótico'. "Esto no es suicidio o asesinato, murió después de masturbarse".

La policía de Bangkok se ha dirigido a la embajada de los Estados Unidos para intentar ponerse en contacto con la mujer del actor. En Hollywood, la familia Carradine no ha dado detalles sobre las circunstancias de la muerte.

Rosaura dijo...

Gracias anónimo por la exhaustiva información, no tenía ni idea de cómo había sido lo de su muerte, en este blog uno se entera de todo.
Por cierto Modestino, este era el de pequeño saltamontes? es que yo era muy pequeña y no me acuerdo muy bien de la serie o quizá era más para chicos pero de esa frase me acuerdo.

Modestino dijo...

Sí, era el del "pequeño saltamontes". Y eso de que fuera "para chicos" es de lo más políticamente incorrecto ...

Yo ya conocía esos detalles, pero he preferido que el post hiciera referencia a cuestiones más positivas.

Rosaura dijo...

Pues me ha salido así, espero no haber resultado sexista, lo que ocurre es que es cierto que en general hay cosas que a las mujeres no nos gustan, por ejemplo ver peleas, no puedo entender cómo a casi todos los chicos les gusta la lucha libre, a mis hijos los primeros, serán los genes.

tommy dijo...

Si no recuerdo mal, a Carradine y a Elliott Gould (que intervino en "La carcoma") les cabe el honor de ser los únicos intérpretes norteamericanos que han protagonizado películas de Ingmar Bergman. Carradine estaba en su mejor momento artístico cuando intervino en "El huevo de la serpiente", aunque la primera elección del maestro sueco había sido Dustin Hoffman, que también daba el tipo de judío alemán oprimido. Cuentan que Bergman había pensado filmar en vivo la muerte de un caballo, a modo de símbolo del sufrimiento del pueblo alemán de los tiempos de la irresistible ascensión del nazismo, pero Carradine amenazó con abandonar el rodaje si se rodaba esa escena. Al final, Bergman optó porque el caballo "muriera" fuera de plano, sin que el espectador llegara a ver cómo lo mataban, aunque luego sí que se veía el cadáver del caballo. Lo que son las cosas, parece que un animal salvó su vida gracias al conocido como "pequeño saltamontes".

Sunsi dijo...

Modestino. Todos veíamos al "pequeño saltamontes". Embobados. Habrá interpretado muchos más papeles, pero me temo que se quedará parasiempre como el actor que protagonizó "Kung fu".
También yo me fijaba en esa filosofía del maestro. "Pequeño saltamontes...bla, bla..."

Pienso que tenemos suerte los que vivimos una época en la que todos veíamos lo mismo. Tampoco había nada más.. Son recuerdos que nos transportan a recuerdos similares.

Un saludo.

Su muerte... gracias anónimo.

Modestino dijo...

Efectivamente, en aquellos tiempos solamente había una cadena de TVE ... y el UHF a ratos. Así, las series, concursos, programas, tenían una difusión generalizada: de ahí el boom de "Un, das, tres", "Kojac", "Centro Médico", "Un millón para el mejor", ...