23 de abril de 2009

San Jorge



San Jorge es el patrón de Aragón y, desde hace ya unos cuantos años, el día de la Comunidad aragonesa. Aunque no se dio una disposición canónica al respecto puede afirmarse que San Jorge ha sido formalmente patrono de Aragón desde la Edad Media. Desde principios del siglo XV, al menos, la catedral y el Concejo de Huesca vienen celebrando su fiesta con solemnidad litúrgica y procesión a la ermita del santo, sita en El Pueyo de Sancho.

Rebuscando entre los expertos uno encuentra esta referencia:

Los reyes aragoneses de los siglos XIII y XIV fueron muy devotos de este santo épico, real o imaginario, declarado patrono de los guerreros y caballeros cristianos. La figura épica del santo se relacionó con la batalla de Alcoraz (Huesca) de 1096, en el curso de la cual, montado a caballo, habría ayudado al ejército del rey Pedro I frente a las tropas del Islam del reino de Zaragoza, que ocupaban la ciudad desde el inicio de la dominación musulmana.
A partir de ahí San Jorge adquiere un gran valor simbólico: el poderoso jinete armado era un ser celestial que apoyaba la causa aragonesa y daba sentido trascendente a la lucha armada, incardinándose persistentemente en las creencias y devociones de aquellas gentes, formando parte de su incipiente identidad cultural.

En 1201 Pedro II fundó la Orden militar de San Jorge de Alfama en un castillo cercano a Tortosa. Jaime I apoyó la fundación de cofradías bajo la advocación del santo, como las erigidas en Huesca y Teruel en la primera mitad del siglo XIII. El mismo rey conquistador, en su Crónica, asegura que San Jorge, «caballero blanco con armas blancas», ayudando a los ejércitos aragoneses, había sido visto por cristianos y moros en varias batallas. La crónica de Pedro IV el Ceremonioso cita que san Jorge «fue siempre y es abogado de las batallas de la casa de Aragón».


Leyendas aparte, San Jorge me ha dado la ocasión, desde que vivo en Huesca y ostento caro representativo, de asistir a algunos de los actos que con motivo de la fiesta se organizan. El martes, 21, tuvo lugar en el Museo de Huesca la celebración oficial de la fiesta en la capital del Alto-Aragón. El programa fue el propio de estas ocasiones: discurso de quien preside el evento, en este caso el Vicepresidente del Gobierno aragonés Jose Angel Biel, canto del himno de Aragón por un coro y aperitivo, tan generoso como siempre. El Sr. Biel hablo, como era de esperar, de Aragón, de su historia, su Estatuto y su presente en un tono mas aragonesista que reivindicativo. Capitulo aparte la cuestión del himno de Aragón, pues no hay manera de que la gente se lo aprenda y me temo que no provoca excesivos sentimientos en los ciudadanos. Coincidimos los de siempre, cuyas caras nos sabemos recíprocamente de memoria y que estamos ya acostumbrados a compartir discursos, vinos y croquetas.

En la tarde de ayer tuvo lugar la recepción organizada por las Cortes en su propia sede, el Palacio de la Aljafería, lo que ya da al acto una prestancia especial: nunca dejare de admirar la belleza de esta vieja fortaleza maravillosamente restaurada. El acto tuvo el mismo desarrollo, con palabras en esta ocasión del presidente de las Cortes, Francisco Pina y entrega de la medalla de esta institución a un astrónomo eminente, Mariano Moles, que nos dijo un breve y muy bien elaborado discurso, bastante mas brillante que el del político por cierto. Se toco el himno aragonés y se paso al coctel, amplio y lleno de toques originales; ... no deja de ser llamativo cuando te pasan unos pequeñisimos recipientes con un liquido marrón que te aseguran es "paella de marisco".

Dicho coctel te da la ocasión de saludar a la gente, de encontrarte con viejos conocidos o de hacer nuevas relaciones. Eso si, a uno no le va esa búsqueda de influencias de todo tipo que intuye en determinados saludos y algún que otro acecho. También puedes ver, y si eres algo audaz incluso saludar, a algún habitual de los medios de comunicación, como Luis del Val, que escribe unas formidables columnas en el "Diario del Altoaragón" o el primer Justicia de Aragón de la democracia, Emilio Gaston.

Tuve ocasión de conocer los problemas que pasa la Hermandad del Santo Refugio, a quien se le cicatean subvenciones en un momento en el que no da abasto para repartir comida entre los mas necesitados: al parecer la actual coyuntura económica ha dado lugar a un aumento tremendo de las familias que acuden al comedor, sin que puedan atender a todas. Además de lamentar que se regatee el dinero a quien realiza una labro de asistencia tan necesaria como desinteresada, volví a comprobar que al final siempre acaban siendo la Iglesia y sus miembros los que van por delante cuando de atender a los que sufren se trata.

El día de San Jorge es en Aragón, como en Cataluña, el día del libro, una buena ocasión que tenemos los psicópatas de la lectura para ponernos al día en las recientes novedades.

Fotos: www.aragondigital.com; www.soylorenzogr.blogspot.com; www.diariodelaltoaragon.es



9 comentarios:

tommy dijo...

Pues no, el himno de Aragón no provoca excesivos sentimientos entre los ciudadanos, pero al menos está compuesto por un aragonés, el maestro turolense Antón García Abril, que dio pruebas abundantes de su talento en más de 150 películas para cine y TV, entre estas últimas "Los camioneros", "Anillos de oro", "El hombre y la tierra" o "Fortunata y Jacinta", una de sus obras maestras. También es cierto que su nombre está asociado con títulos como "La ciudad no es para mí", "Los tramposos", "Sor Citroen", "Cateto a babor" o "Las que tienen que servir", pero ya quisiera yo tener un CD recopilatorio con esas bandas sonoras, que no sólo encajaban en la película como un guante (como debe ser) sino que sonaban bastante bien.

Viva San Jorge. Viva Aragón. Que tengáis un estupendo día.

Suso dijo...

Aquí también es festivo: es la Diada de Castilla y León. Pero aquí no hay sentimiento nacionalista y es cosa chunga.Muy chunga.Pero los partidos y el gobierno autonomista se ven en la obligación de hacer el paripé.
No sé si tienen himno,me temo que no, y como en Aragón, no lo sabe nadie.

Lo mismo que allí, se organizan actos , los Premios de Castilla y león, y poco más.

En fin, que es día festivo,que viene de maravilla para hacerte una ruta, y descansar. Y a los Comuneros, pues que les vaya bien.

Por no decir otra cosa.

Modestino dijo...

A veces los nacionalismos y equivalentes tiene que forzar la imaginación para sobrevivir.

En cuanto a los himnos, todos sabemos que en Asturias se estableció ell "Asturias, patria querida", y creo que resulta llamativo escuhar al obispo decir eso de que tiene que coger la flor y dársela a su morena ...

Por cierto, había puesto astrólogo en vez de astrónomo, rectificado queda ... que plancha¡¡¡

Anónimo dijo...

Como libros debes tener un montón , desde Barcelona y aunque sea simbólicamente, me permito regalarte una rosa.
Feliz San Jorge

Modestino dijo...

Muchísimas gracias, otra rosa para tí. Y me permito recomendarte un libro que estoy seguro que te encantará "La casa de Riverton", de Kate Morton, en cuanto lo acabe hablaré de él.

Brunetti dijo...

Pues en Cataluña, y aunque parezca mentira, no es festivo. Para mí, el Día de Sant Jordi (o de San Jorge: ahora hay que hilar muy fino, que todo el mundo se ofende mucho por todo), es el día más espléndido y maravilloso del año.

Y no sólo porque me guste leer y adore los libros, sino porque, desde siempre, ha representado el comienzo real de la primavera, con todo lo de hermoso que ésta colleva.

Creo que debería ser declarado Diada de Cataluña, pero cualquiera les dice a los amiguetes de la barratina que Sant Jordi va a sustituir al aburrido, antipático y, por qué no decirlo, patético '11de Setembre'.... Como poco, te presentan una querella.

No obstante, hace unos años, un buen amigo, político él, me dijo que ni a los libreros ni a los que plantan y/o venden flores les interesa que Sant Jordi sea festivo, porque, conociendo al personal, la mayoría de la gente se iría a la playa y aquéllos se quedarían sin sus espectaculares ventas.

Razón no le debe faltar a ese argumento. Sin ir más lejos, Suso nos ha confesado que ha aprovechado la festividad para irse 'de ruta'. Supongo que 'irse de ruta' será el equivalente a irse a la playa; aunque en el interior, claro.

Felices lecturas a tod@s.

Sunsi dijo...

Estoy con Brunetti con esta fiesta catalana. Abre las puertas a la primavera.
Y el día, hoy, espléndido.

Aquí es un San Valentín. Bueno... qué te cuento que no sepas.

Y el himno: "Els segadors"... Catalunya triomfant... Y su réplica en sardana: "La Santa Espina" Som i serem gent catalana tan si es vol com si no es vol...
Aunque me dice mi padre que como "El Cant de la senyera" interpretado por el Orfeó català...
nada.
¿A quién le puede extrañar que estos símbolos estuvieran prohibidas en tiempos de Franco? Los escuchas y se teponen los pelos de punta.

Modestino dijo...

A mí me gusta más "El cant dels ocells"; muy bonita "La Santa espina". "Els segadors" no me pone los pelos de punta ... o sí, según como uno entienda la expresión ;).

Vengo de darme una vuelta por los puestos de libros de los Porches de Galicia de Huesca, incómodos y agobiantes; ni punto de comparación con los de La Rambla de Tarragona. ¿no quedarían mejor en el Parque Mibuel Servet?, me pregunto.

Anónimo dijo...

No sé quién te habrá contado o dónde habrás oido que las sardanas estaban prohibidas. Te dejo a Concha Velasco bailando, en una película "franquista" de 1960, precisamente con la prohibida Santa Espina

http://www.youtube.com/profile?user=1jverdaguer#p/u/5/qNXR9IqKP_w

ya está bien de propagar mentiras