12 de abril de 2009

"Los Baldrich", Use Lahoz














"Los Baldrich"
Use Lahoz
Alfaguara. Madrid (2009)
384 paginas



http://www.alfaguara.santillana.es/libro/los-baldrich/1350/


Hay libros que vale la pena leer y uno los compra, porque se los ha recomendado alguien de confianza, porque son obras maestras de la literatura o porque vienen avaladas por críticos de los que uno se fía. No es el caso de "Los Baldrich", una novela que me llamo la atención en una de mis incursiones por las librerías zaragozanas y que cogí de la biblioteca hace un par de semanas. La trama se desarrolla en Barcelona y se centra en la vida de una familia media de la burguesía catalana, cuestiones que por conocer de cerca me resultaban atractivos.

La lectura es amena, sobre todo porque trata temas que uno ha vivido; al ritmo de las historias que viven los protagonistas se va desarrollando la propia historia de una época de España vivida desde Barcelona: el postfranquismo, el desarrollo económico, el asesinato de Carrero y la muerte de Franco, la transición, las primeras elecciones democráticas, el 23 de febrero de 1981, la victoria del PSOE en 1982, las Olimpiadas del 92, ... así como las distintas vicisitudes del F.C. Barcelona, desde Kubala hasta la Final de Wembley, pasando por el fichaje de Cruyff, la final de Basilea y la triste derrota en Sevilla ante el Steaua de Bucarest y, como no, dela historia de la "nova canço" (Serrat, Raimon, Llach, Pi de la Serra y, sobre todos, Pau Riba). También son amables las referencias a lugares conocidos, como los restaurantes "Siete puertas" y "Carballeira", la calle Muntaner, Valldoreix, la Plaza Francesc Macia, el Ensanche o la Zona Franca.

La novela pretende ser una disección de la clase media catalana, centrada en el protagonista, Jenaro Baldrich, un hombre hecho a si mismo que saca adelante un emporio de la confección, "Sandro Carnelli", y en la que van desfilando múltiples personajes, empezando por su mujer Sagrario Losada, sus hijos Jaime, Rodrigo y Nati, su empleado fiel Mateo Mallol o su primo Ignacio Parbole, exiliado en Argentina y al que se pretende dar una trascendencia que pienso no se llega a plasmar adecuadamente. Los avatares de la familia Baldrich también nos llevan a Madrid, donde se va a vivir la menor delas hijas con el amigo de su hermano Jaime Roger Segura, prototipo de la progresía de la época, describiéndonos todo el ambiente de la famosa movida madrileña, con menciones a "La vía lactea" y los conciertos del momento.

Pero Lahoz no consigue, en mi opinión, un resultado óptimo; los hechos se relatan demasiado deprisa, como si se tratara de un relato periodístico: no hay pasión ni incertidumbres y los personajes pasan sin que se profundice en ellos, como desaprovechando la inmensa riqueza que se les intuye. Habiendo leído unos cuantos libros de Mercedes Salisachs, uno no puede evitar comparar y poner de manifiesto que la veterana autora barcelonesa supo describir mucho mejor a la burguesía catalana en obras como "La gangrena" o "Bacteria Mutante" (luego denominada "Las mutaciones del alma").

"Los Baldrich" entretiene y quienes han vivido en Barcelona y conocen bien su pequeña historia, sus lugares y sus gentes disfrutaran rememorando tiempos pasados, evocando recuerdos jamas o menos tiernos, pero uno se queda con la impresión de que se podía haber hecho jamas y mejor. Se ha dicho que "Los Baldrich" es la adaptación catalana de la familia Alcantara del "Cuentame" televisivo: es posible, pero literariamente no da la talla.

Finalmente, no me puedo resistir a referirme a dos cuestiones: la primera es un cierto maniqueísmo en el que los buenos son bohemios, libertarios y fuman porros, algo que me ha parecido infantil y poco real. Por otra parte sorprende que mediada la novela aparezca un narrador, cuya presencia parece innecesaria y superficial; se trata de un homosexual (libertino pero encantador, por supuesto), por lo que su inclusión suena a exigencia artificial del "lobby".

Aunque no haya estado muy positivo, no desaconsejare la lectura de "Los Baldrich", si uno conoce Barcelona, se lo pasara bien.


Fotos: ociolaspalmas.com; www.revistadeletras.net