11 de febrero de 2009

Teruel existe




Estuve el viernes y sábado pasado en Teruel; ya había estado en alguna otra ocasión en la capital del Bajo Aragón pero siempre de paso y con prisa. Lo cierto es que quedé impresionado de esta ciudad, pequeña, poco "ruidosa", pero francamente bonita, con unos edificios muy bien ubicados y construidos que dicen mucho de la categoría de los arquitectos turolenses.

Quien desconoce la realidad puede pensar que Teruel se centra en el famoso "Torico", pero respetando una escultura tan significativa y típica, la calidad artística de la ciudad es mucho más amplia y elevada que `la simpática representación de algo tan característico. Hablar de Teruel es hablar del arte mudéjar, es decir, de belleza, de elegancia, de originalidad. El arte mudéjar consistió en la aplicación a los edificios cristianos de influencias, elementos -el arco de herradura- o materiales de estilo hispano-musulmán o arte andalusí, tratándose de un fenómeno autóctono y exclusivamente hispánico, basado en el trabajo de albañilería de tradición andalusí con materiales específicos -ladrillo, azulejo, madera vista en artesonados.

Destaca la Catedral, un edificio románico de tres naves construido en 1171; en los siglos XIII y XIV se sustituyeron los ábsides románicos por otros tantos de estilo gótico-mudéjar de los que se conserva el correspondiente a la nave principal. http://www.arteguias.com/catedral/teruel.htm. Dentro de la Catedral uno se queda embelesado contemplando el artesonado, rico y bellísimo.


Además de la Catedral, Teruel destaca por sus torres mudéjares, cuya presencia otorga a la ciudad un encanto y una elegancia espectaculares; fueron construidas en los siglos XVI y XVII. Destacan entre estas torres, además de la de la Catedral, la de San Martín, El Salvador, La Merced y San Pedro. Estas torres se han convertido en una referencia, en una especie de santo y seña; su silueta se aparece, en ocasiones inesperadamente, al visitante de manera que completa un marco de incomparable armonía y elegancia.




También quede maravillado con la iglesia de San Pedro; al exterior destaca su bello ábside gótico-mudéjar, resaltado por el diseño y policromía; el interior es fábrica de una amplia nave gótica, con una noble serenidad. El retablo mayor recuerda por sus proporciones al semejante de la catedral; el retablo más importante, no obstante, es el dedicado a los Santos Cosme y Damián, está en la llamada capilla de los Amantes. La más bella capilla barroca es la de la Concepción decorada con pinturas de Bisquert.

Teruel es, por otra parte una ciudad bien urbanizada, con edificios modernistas y con avenidas y plazas que invitan a salir a la calle. Pasear por Teruel, protegido eso sí frente a un frío auténticamente polar, se convierte en un placer, en un agradabilísimo momento en el que se mezclan la serenidad el ambiente, la luminosidad del paisaje y la incomparable belleza de loe edificios. Allí queda la ciudad, dispuesta para que uno regrese en cuanto tenga la más mínima oportunidad.








10 comentarios:

Brunetti dijo...

Fantástica descripción de la (ya no tanto) olvidada ciudad de Teruel. Sólo echo en falta alguna mención gastronómica para completarla. Por ejemplo, de ese templo culinario llamado 'Mesón 'Óvalo', donde las carnes rojas y, sobre todo, el cordero, alcanzan cotas sublimes.

Salu2.

Modestino dijo...

No tuve ocasión de visitar ninguno de los templos gastronómicos del lugar.

Solamente puedo dar fe de un "vino español" excelentemente preparado en el Hotel Camarena y de que en teruel también saben elaborar con acierto un gin-tonic de "Bombay Safiri".

De cualquier manera, me quedo con el dato, que un buen cordero merece el esfuerzo.

Sunsi dijo...

No conozco Teruel, Modestino. Pero dan ganas de visitar esta ciudad después de tu post. ¿Hace más frío que en Huesca?.

Gracias, como siempre.

Aguijón dijo...

Estuve una vez y me encantó.
Saludos,

Brunetti dijo...

Perdona mi osadía, amigo, pero la próxima vez que te tomes un gin-tonic, pídetelo de ginebra Hendricks, London o, mejor aún, de Seagram's. Olvídate de la Bombay Sapphire, que si bien es todavía de 1ª división, lucha por no descender a 2ª. Tipo Numancia o Mallorca. Osea.

¡Viva Teruel y viva su frío!

Modestino dijo...

Sunsi, Teruel es uno de los lugares donde hace más frío de España, cuando llegamos había 1 bajo cero y caían copos de nieve; Calamocha, unos 65 km antes de llegar a Teruel -desde Zaragoza- hay veces en que marca la mínima nacional.
Anoto tus ginebras Brunetti, imagino que serán como aquella que tomamos en el Moss; no obstante hay gente que rechaza la Saphiree -ahora lo he escrito bien- por ser demasiado dulzona, así que tampoco les gustaran esas. ¿En que división juegan Beefether, Tanqueray o Gordons?,

Modestino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tommy dijo...

Me has dejado sin palabras. Tu brillante comentario sobre uno de mis lugares preferidos viene acompañado musicalmente por una de las más hermosas canciones que jamás se han escrito en este país que antes se llamaba España. Chapeau, amigo.

Máster en Nubes dijo...

Bonitas fotos, Modestino, vergüenza me da no conocer Teruel, la verdad. Me han dado más ganas con tu entrada.
Un abrazo
Aurora

annemarie dijo...

Grande post! No conozco Teruel, pero iré en cuanto pueda. ( Voto por Gordon's, pero pide la cercania del mar...:))