15 de noviembre de 2008

Un empate que sabe a poco












Gimnastic de Tarragona 0 Real Zaragoza 0




Es posible que si a cualquier aficionado zaragocista se le hubiera pedido que adivinara el resultado del partido, me parece que nadie hubiera pronosticado un empate a cero; por un lado los zaragocistas estamos escaldados por la frecuencia con que el equipo encaja goles, mientras que el que los dos brasileños, Oliveira y Ewerthon, coincidieran en el ataque maño nos hacía confiar en más de un gol zaragocista. Pero no h sido así y se ha producido el primer empate sin goles del año.

El primer tiempo no ha sido nada bueno, el Zaragoza ha reincidido en defectos anteriores, aunque hay que admitir que el equipo parecía mas ordenado y la defensa más firme. En la segunda mitad el Zaragoza ha estado algo mejor y, sin deslumbrar, ha sido superior al Nastic y ha tenido alguna ocasión para vencer. A pesar de ello no han llegado los goles, entre otras razones por lo desacertado cara a la portería que ha estado un luchador Arizmendi y por la tarde negra de Oliveira, quien no sabemos si tenía el día tonto o está con la cabeza puesta en su posible marcha al Real Madrid.

Hay aspectos positivos en el partido; en primer lugar, la defensa ha mejorado y se empieza a notar la presencia de Ayala: vamos a confiar en que lo confirme en próximos encuentros; tampoco me ha disgustado Chus Herrero. Por otra parte, el juego ha sido más ordenado y se ha notado para bien la entrada de Gabi. Por el contrario, seguimos viendo a Zapater en plena crisis, mientras que aún no se ha visto al Hidalgo del que hablaban tan bien en Málaga. Positiva la presencia en el segundo tiempo del argentino Caffa, aunque es un jugador que sirve más para jugar de refresco que para hacerlo de titular.

Pero no podemos obviar el lado negativo del partido; es preocupante que en tres encuentros solamente se haya conseguido marcar un gol; es curioso que conforme mejora la defensa se moja la pólvora de los atacantes. También hay que resaltar que Jorge López lleva varios partidos sin dar la talla, no se sabe sipor los cambios de posición a los que le somete Marcelino o por que es el típico jugador gaseosa: recordemos lo que ocurrió con gente como Pepe González en el Zaragoza de Carriega o Daniel Montenegro en el de Luis Costa del año 2001, quienes deslumbraron en su debut y cuyo juego acabó disolviéndose como un azucarillo.

Soy de los que piensan que empatar fuera siempre es bueno, aunque en este caso pesen mucho los puntos perdidos en Girona y frente al Castellón. No obstante, eta noche dormiremos en posición de ascenso y pase lo quepase mañana,nuestras aspiraciones seguirán intactas. Eso sí, la victoria el próximo sabado frente al Eibar es imprescindible.

Fotos.www.as.com; www.heraldo.es

4 comentarios:

Sunsi dijo...

Visca el Nàstic!, Modestino.
Partido seguido con mucho interés por los grana.

Saludos desde Tarraco.

Modestino dijo...

Mira por donde ya has hecho un comentario en otro post de fútbol¡¡.

Al Nastic le deseo toda la suerte del mundo salvo en un partido.

Sunsi dijo...

Ya, ya me lo imagino. Ayer pensé, ¿qué escribirá Modestino si gana el Nàstic...?

Anda, unas letricas en mi blog, que esta vez el tema es muy intenso.

Gracias.

Modestino dijo...

Pues si hubiera ganado el Nastic me hubiera llevado un disgusto enorme, y no por que ganase, sino por la derrota.

Ojalá el Nastic suba ...siempre que no sea a costa del Zaragoza..;).