14 de noviembre de 2008

Jacques Brel "Ne me quitte pas"



Recuerdo la noticia del fallecimiento de Jacques Brel, era el 9 de octubre de 1978 y en el Telediario de la primera -pocos telediarios más había en esa época- anunciaron la muerte víctima de un cáncer de pulmón del cantante belga; fue la primera vez que oía hablar de Brel y lo único que recuerdo de la noticia, además del hecho que daba lugar a la misma, fue que el locutor dijo que "Ne me quitte pas" era la canción de amor más bella que jamás se había compuesto. Estas afirmaciones rotundas siempre son arrriesgadas y tienden a estar impulsadas por la pasión, pero no cabe duda de que esta canción de amor es tremendamente hermosa.

Brel era polifacético y junto a su condición de cantante, destacó también como actor y cineasta, aunque tal vez sea esta canción la que le ha hecho inmortal.




Foto: cuadernosmusicales.wordpress.com

4 comentarios:

¿Mañana más? dijo...

¡Modestino!. ¡Mil gracias por este regalo que nos haces hoy a todos!.

¡Gracias!, ¡gracias!, ¡gracias!.

quique dijo...

esta canción fue muy especial para mí...todavía lo es cuando la escucho
ah, Brel!!! qué belleza!!! "La valse a mille temps", "La chanson des vieux amants", "Les bombons"...

Máster en Nubes dijo...

Por favor, me encanta...
´Me gustaba tanto... que la primera vez que atendí al teléfono en francés en vez de decir Ne quite pas... dije Ne ME quite pas... y el tío al otro lado del auricular empezó a cantarme la canción muerto de risa...

tommy dijo...

A diferencia de mi querido amigo Modestino, no suelo contar mis recuerdos del tiempo que pasé "sirviendo a la patria" (las comillas son en este caso obligadas, dada la naturaleza del mencionado servicio), pero fue en aquel cuartel madrileño de la Carretera de Extremadura donde un compañero "de armas" con abundantes conocimientos de la lengua francesa me descubrió la letra de "Ne me quittes pas" y, claro, me pareció una maravilla. Días después, eso sí, no pocos soldados le rogábamos al Cabo furriel que "no me quites pan" cuando se repartía el rancho diario, pero nunca deja de emocionarme esta canción cuando la escucho. Quiero decir, interpretada por Brel. Miguel Bosé también hizo una versión, creo que fue hacia el año 97 ó 98, que me costó una discusión con mi novia de entonces, furibunda fan del hijo de la actriz y el torero.