29 de septiembre de 2008

Lone Star

Barcelona siempre ha sido cuna de buenos músicos; allá en los años 60, cuando la música española aún estaba en mantillas y no resultaba nada fácil salir adelante por las limitaciones económicas, la censura, la falta de libertades y todas las razones que queramos alegar, en tierras catalanas surgían grupos y movimientos con vocación de estar en la vanguardia; uno de ellos era la célebre "nova cançò", pero no el único.

Entre los grupos de pop español a los que se puede considerar pioneros esta "Lone Star". Bajo la batuta de su lider, el barcelonés Pedro Gené -en esa época se decía "Pedro"- estuvieron en la cresta de la ola durante mucho tiempo.

La primera vez que tuve conocimiento de su existencia fue en uno de esos programas musicales de la sobremesa del domingo por la tarde titulado "Voces de oro" y presentado por Miguel de los Santos; recuerdo perfectamente la frase del entonces famoso presentador: "es de lo mejorcito que tenemos en España". También queda en mi memoria cuando Pedro Gené, en solitario, sin el resto del grupo, representó a España en uno de esos festivales que se celebraban en Centroeuropa -puede que fuera el de Spot- haciendo equipo con Julio Iglesias, Dyango, Jaime Morey y la cantante valenciana Dova, una chica bajita que con un chorro de voz cantaba eso de "Vienen los gitanos, unos son de Hungría....".

http://www.los60.es/lonestar.html

De entre las canciones más célebres del grupo, me quedo con dos: "Mi calle", un relato lleno de sentimiento que habla de una calle de barrio, una calle que podría ser de cualquiera de los barrios obreros más populares de Barcelona y "Lyla", una bonita balada con ciertos aires exóticos.

Aunque se repiten las dos citadas, añado un pupurri nostálgico.